Temas Especiales

05 de Dec de 2020

Planeta

La Biodiversidad panameña sigue cautivando a científicos del STRI

Ya fue inaugurado el nuevo centro de investigaciones del Smithsonian en Gamboa

La Biodiversidad panameña sigue cautivando a científicos del STRI
La nueva y moderna instalación, de tres pisos, se encuentra ubicada junto al Parque Nacional Soberanía.

‘Sin lugar a dudas, la naturaleza y la biodiversidad de Panamá sigue atrayendo a los científicos del Smithsonian. Es la joya de Panamá y eso hay que protegerlo y entenderlo, y la ciencia del Smithsonian seguirá ayudando al Gobierno y a las personas de Panamá a tomar decisiones', señaló Matthew Larsen, director del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) a La Estrella de Panamá, durante la inauguración de su nuevo centro en Gamboa.

Este laboratorio es el quinto que ha construido el Smithsonian en los más de 90 años que lleva de estar en el país. Los otros están ubicados en las faldas del Cerro Ancón (sede central, en ciudad de Panamá); en Barro Colorado, en la costa Caribe; Naos, en el Causeway de Amador, y en Punta Galeta, en Colón, aunque también cuenta con otras doce estaciones en distintas regiones del país, dedicadas especialmente a la investigación de la fauna y flora silvestre.

El Smithsonian tiene raíces en Panamá desde hace más de cien años, pero no fue hasta 1908 cuando empezó sus operaciones durante la construcción del Canal, con el interés de evaluar el ambiente que estaba preparado para inundar el lago Gatún.

Fue entonces, recuerda Larsen, cuando ‘los científicos entendieron que en Panamá había una biodiversidad bastante alta. Aquí hay más de mil especies de aves —más que en Canadá y Estados Unidos en conjunto—', destacó Larsen, todavía admirado por la rica diversidad que envuelve al istmo.

‘LA VENTAJA DE TENER UN CENTRO DE INVESTIGACIÓN EN GAMBOA ES QUE ESTÁ CERCA DEL PARQUE SOBERANÍA, LO CUAL NOS DA MÁS OPORTUNIDADES PARA LA INVESTIGACIÓN',

MATTHEW LARSEN

DIRECTOR DEL SMITHSONIAN

Otro de los atributos con que cuenta Panamá para el desarrollo de la investigación son sus dos océanos. ‘Sus mares son un puente entre los dos continentes y una barrera entre dos mares, lo que para la ciencia biológica tropical es un sitio único en el mundo', expresó el investigador mientras admiraba el verdor de los bosques tropicales que rodean el laboratorio de Gamboa y que facilitará las investigaciones.

La nueva y moderna instalación se encuentra ubicada en Gamboa, a unos 150 metros de la orilla de Canal de Panamá y a un kilómetro al noreste de la desembocadura del río Chagres.

Específicamente, junto al Parque Nacional Soberanía, que es el punto de encuentro entre dos grandes focos de biodiversidad, los bosques de Mesoamérica al oeste y el Tumbes-Chocó Magdalena, hacia el este.

El Parque Nacional Soberanía es muy importante desde el punto de vista de la conservación. Los jaguares y otras especies clave dependen de él y de sus conexiones regionales para la supervivencia.

‘La ventaja de tener un centro de investigaciones en esta parte de Panamá es que está muy cerca del bosque tropical natural Soberanía, lo cual nos da la oportunidad para la investigación, que ya teníamos, pero con más facilidades al tener esta instalaciones tan moderna y de alta calidad. Le da oportunidad a los científicos de hacer sus estudios y conservaciones en el bosque, en el ambiente local y en la cuenca del Canal', reconoció el director .

En estas instalaciones se podrán hacer diferentes investigaciones, que van desde el comportamiento de los animales de diferentes clases, como murciélagos, aves, reptiles y hormigas, entre otras, que ayudarán a entender mejor su función en el ecosistema.

‘Muchas de esas especies son clave en el crecimiento de bosques, por ejemplo, porque si no entendemos el comportamiento del animal no vamos a entender bien el manejo de los bosques, que también es fundamental para el manejo de los recursos hídricos en la cuenca del Canal', añadió el director del Smithsonian.

Otro ejemplo de ciencia que se podrá desarrollar en este nuevo centro es la microbiología, que permitirá entender el proceso básico de vida animal, así como también la ecología del bosque tropical.

‘En este laboratorio se hará una mezcla de ciencia y el laboratorio, es una oportunidad para avanzar', destacó.

Por su parte, Mirei Endara, ministra de Ambiente, reconoció el papel que ha desempeñado el Smithsonian en la investigación científica en Panamá y destacó que estas nuevas instalaciones ayudarán a ampliar sus capacidades y los estudios de los ecosistemas terrestres.

A lo largo de un centenario, ‘el Smithsonian nos ha aportado innumerables y valiosas informaciones, no solo en manejo y gestión de nuestras cuencas, de las aguas, del cambio climático, sino también de las especies y diversidad que tenemos. Estamos complacidos por esta nueva etapa ampliada y mejorada que va a tener el Smithsonian en Panamá con este nuevo laboratorio', acotó la ministra Endara.

LA MODERNA ESTRUCTURA

Aquiles Navarro, director asociado de ingeniería arquitectura y mantenimiento, destacó que el nuevo laboratorio fue construido con una inversión de $20 millones, otorgada por el Congreso de los Estados Unidos.

Desde su diseño hasta su proceso de construcción fueron desarrollados con tecnología LED en un área de 4 mil metros cuadrados.

Las modernas estructuras constan de tres pisos y tienen una capacidad para alojar a más de cincuenta científicos que desarrollen sus investigaciones. Cuenta con treinta espacios para hacer ciencia de diferentes tipos de fauna y flora.

El laboratorio fue diseñado por una compañía de Estados Unidos y una panameña (Jacobs y Caisa).

En general, en el Smithsonian hay 415 empleados en Panamá y cada año recibe 1,500 visitantes científicos de 55 países que colaboran con el centro de investigaciones estadounidense.