Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Planeta

Jaguares, pumas y ocelotes se refugian en cordillera de Toabré

La presencia de los animales en la reserva hídrica, en la cordillera Monte Cerro Verde, se confirmó mediante cámaras trampa

Jaguares, pumas y ocelotes se refugian en cordillera de Toabré
Los felinos fueron vistos con cámaras trampa en los bosques tropicales de Toabré.

El Departamento de Areas Protegidas y Vida Silvestre del Ministerio de Ambiente (MiAmbiente) regional de Coclé, confirmó la presencia de un jaguar, una pareja de pumas y un ocelote, en el bosque primario de la Reserva Hídrica, en la cordillera Monte Cerro Verde en la comunidad de Tucuecito, corregimiento de Toabré, distrito de Penonomé.

Los animales fueron vistos luego de tres meses de monitoreo con 4 cámaras trampas ocultas en el lugar, según Carlos Castillo y Johana Castillo, especialistas en la dirección regional en Penonomé.

Los investigadores explicaron que realizaron el monitoreo con los sensores de movimiento, y ayuda de los moradores de Tucuecito. Un poblado de unos 250 habitantes, quienes pese a sentir cierto temor, están esta conscientes de que se estas especies están amenazadas. Por lo que se han dispuesto a recibir la información propicia sobre estos felinos y sus comportamientos para procurar su preservación.

BIODIVERSIDAD DE TOABRÉ

Cerro verde, un oasis de las especies.

La cordillera Monte Cerro Verde es una reserva forestal, hídrica y de fauna muy profusa.

Tiene un clima templado y fresco. Su tierra es fértil y en ella proliferan diferentes especies de rara belleza en vegetaciones o coloridas aves, como tucanes, sangre toro, perdices y jilgueros.

También se aprecian otras especies como perezosos, monos titís, serpientes víboras y boas. Incluso algunos lugareños dicen haber escuchado el canto de un mono aullador, entre otras tantas especies silvestres.

Según Castillo, ‘el felino siempre ha estado presente en la región, pero quizás ahora se están observando con más frecuencia debido a la reducción de sus bosques, a sus fuentes de alimentos o sea por la presión de la ganadería u otras actividades lo que motiva que las personas, mas se percaten de su existencia'.

El hábitat de estos animales salvajes se extiende desde la cordillera hidrológica de Cerro Verde, en los corregimientos de Tulú y Toabré hasta El Valle de Antón, donde se registra una fuerte presión ganadera, lo que fragmenta su espacio físico.

‘Según las imágenes y de los patrones de manchas se ha detectado un ejemplar de jaguar o pantera onca y dos ejemplares de pumas con color', explicaron los especialistas.

Indicaron que las fotos de las cámaras trampa registraron también la presencia de un ocelote o ‘manigordo', el cual se identificó por las rayas del cuerpo o de menor tamaño. Aunque también los hay de piel oscura llamados yaguarundí.Otras especies de fauna silvestre, del bosque primario, en Tucuecito, captadas son el venado de cola blanca, zainos y armadillos.

ORIENTACIÓN

Ante las presencia de los felinos por la zona, hace unos días los funcionarios de Ambiente llevaron a cabo un programa de orientación a la comunidad, en la escuela del lugar. Allí, los funcionarios dijero que ‘de este ejemplar (jaguar), no se ha reportado ningún ataque al ser humano, puesto que no estamos dentro de sus presas'.

La semana pasada, el investigador del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI), Ricardo Moreno, especuló que la continua expansión de la agricultura y de nuevos proyectos de desarrollo urbano, además del desarrollo de la minería y las represas están limitando las poblaciones.

También alertó que en lo que va de este año, en Panamá, han muerto 26 jaguares por la mano del hombre.