Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Planeta

Los desastres ‘pequeños' causan más daños que los ‘intensivos'

Los ‘desastres silenciosos' generaron más de la mitad de las pérdidas de vidas humanas en la región y el 90% del total de personas afectadas

Los desastres ‘pequeños' causan más daños que los ‘intensivos'
Los desastres de menor escala socavan la capacidad de recuperación de las personas y de los sistemas agrícolas.

En los últimos años, los desastres naturales de menor escala dejan más afectados en la región que los de mayor intensidad, revela un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR) en las Américas.

EVENTOS CLIMÁTICOS

Valor estimado de los desastres

Los desastres vinculados al clima son los que más afectan hoy en día a la región, totalizando un 70% del total. Incluyen sequías terremotos y actividad volcánica, epidemias, temperaturas extremas, inundaciones, deslaves, tormentas e incendios forestales.

Los organismos señalan que en América Latina y el Caribe dicho impacto se debe al incremento de los fenómenos naturales de pequeña escala, conocidos también como ‘fenómenos extensivos', relacionados con los efectos del cambio climático, los cuales comúnmente pasan desapercibidos en la opinión pública.

En cambio, explican, los ‘fenómenos intensivos', que causan impactos mayores, comúnmente atraen atención mediática y generan una reacción de la comunidad humanitaria.

Los organismos estiman que entre 1990 y 2014, por cada evento intensivo hubo 177 eventos extensivos. Los desastres vinculados al clima son los que más afectan hoy en día a la región, un 70% del total de eventos, según la FAO y UNISDR.

Los fenómenos naturales incluyen sequías, terremotos y actividad volcánica, epidemias, temperaturas extremas, inundaciones, deslaves, tormentas e incendios forestales.

El estudio indica que de manera acumulada, en los años estudiados los ‘desastres silenciosos' generaron más de la mitad de las pérdidas de vidas humanas que los fenómenos intensivos, unas 22,424 personas fallecidas, mientras que el 90% de las personas afectadas por desastres en ese periodo fueron por eventos extensivos, un total de 115 millones de personas.

‘Este tipo de desastres socava la capacidad de recuperación de las personas y de los sistemas agrícolas, incrementando su vulnerabilidad con cada nuevo golpe', expresó en un comunicado, Anna Ricoy, oficial de Gestión de Riesgo de la FAO.

Los organismos advirtieron que el cambio climático incrementará la variabilidad climática, la frecuencia y la magnitud de los eventos extremos en cinco de los diez países con mayor riesgo de América Latina y el Caribe: Guatemala, Honduras, Haití, Nicaragua y República Dominicana, según el Índice de Riesgo Climático Global.

Por ello, una de las recomendaciones que hacen como estrategia regional de gestión de riesgos es la necesidad de articular los esfuerzos de adaptación al cambio climático con la gestión del riesgo de desastres.

En ese sentido, los organismos y las autoridades de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) se reunieron del 7 al 9 de marzo en Montreal, Canadá, para sentar las bases de una estrategia para erradicar el hambre, denominada el Plan San Celac. ‘Es fundamental vincular la gestión del riesgo con la erradicación del hambre', puntualizó Ricoy.

Agregó que la estrategia regional estará en línea con el principal acuerdo de políticas de esta naturaleza a nivel global, el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030.