Temas Especiales

01 de Mar de 2021

Planeta

América Latina, la región más desigual en reparto de tierras

Paraguay, Chile y Venezuela son los países donde la tierra está peor distribuida. Panamá, Nicaragua y Costa Rica son los más equitativos

América Latina, la región más desigual en reparto de tierras
Los derechos de tenencia de la tierra y su distribución contribuye a erradicar el hambre y avanzar a los ODS.

América Latina es la región del mundo más desigual en cuanto a la distribución de la tierra, revela el informe de Oxfam de 2016, titulado Desterrados: Tierra, poder y desigualdad en América Latina, que basó sus estudios en el coeficiente de Gini, un indicador que mide la desigualdad en aspectos como la riqueza o el ingreso.

‘SE DEBE MEJORAR LA GOBERNANZA DE TIERRAS, LA PESCA Y LOS BOSQUES PARA ERRADICAR EL HAMBRE'

AURÉLIE BRÈS,

REGIONAL DE LA FAO

La desigualdad en la distribución de la tierra en la región alcanza niveles de concentración superiores a los registrados en Europa, África o Asia , según el reporte.

De acuerdo con el documento, Paraguay, Chile y Venezuela son los países con las tierras peor repartidas.

Contrario, Panamá, Nicaragua y Costa Rica se encuentran entre los países con la distribución de la tierra más equitativa.

En cuanto a la tenencia de tierras en la región, las estadísticas o censos agropecuarios obtenidos por la Oxfam revelan resultados alarmantes. En su conjunto, en América Latina, el 1% de las fincas de mayor tamaño concentra más de la mitad de la superficie agrícola. Se trata de explotaciones agropecuarias que tienen en promedio más de 2,000 hectáreas (equivalentes a 4.000 campos de fútbol), aunque en países del Cono Sur están muy por encima de este tamaño: por ejemplo en Argentina, el promedio de las fincas es de más de 22,000 hectáreas.

La desigualdad de la repartición de tierra en la región se da a pesar de que para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), mejorar el reconocimiento de los derechos de tenencia de la tierra y su distribución es un paso necesario para erradicar el hambre y avanzar hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La oficial regional de tenencia de tierras y recursos naturales de la FAO para América Latina y el Caribe, Aurélie Brès, advirtió en un comunicado que en la distribución de tierras también suele haber una desigualdad de géneros.

‘La tierra en manos de pequeños propietarios ha sufrido una disminución importante, situación que afecta especialmente a las mujeres, que sólo poseen el 8% de las tierras en Guatemala y el 31% en Perú, tierras que suelen ser de menor tamaño y calidad de las que poseen los hombres'.

Ante este panorama, la regional de la FAO llamó a los países a ‘mejorar la gobernanza de la tenencia de la tierra, la pesca y los bosques para erradicar el hambre'.

Agregó que ‘enfrentar la creciente concentración de tierras es un aspecto fundamental para reducir la pobreza rural y cuidar los recursos naturales'.

Según la FAO, hoy en día la concentración de la tierra alcanza un nivel aún más alto al que existía antes de las reformas agrarias que se llevaron a cabo en varios países, fruto de una expansión importante de inversiones en la región a través de pools de siembra, arriendos anuales de grandes extensiones o compras de terrenos.

Se estima que el 23 % de las tierras de América Latina son manejadas por pueblos indígenas. El reconocimiento de sus derechos ha mejorado en los últimos veinte años, especialmente en el caso de los bosques de la región, pero aún se deben dar importantes pasos para mejorar su tenencia de la tierra.