30 de Nov de 2022

Planeta

El caribe costarricense, una ruta clave para las aves migratorias de América

La ubicación geográfica de Costa Rica le ha permitido ser un puente biológico, especialmente en la migración otoñal (agosto a diciembre) de América del Norte hacia América del Sur

Una garza tigre y su polluelo son vistos entre la vegetación del Parque Nacional Tortuguero
Una garza tigre y su polluelo son vistos entre la vegetación del Parque Nacional TortugueroEFE

El Caribe de Costa Rica es la ruta de migración de aves más importante del país y clave en América, por lo que su conservación y protección es necesaria para un desarrollo sostenible integral de la mano del turismo de avistamiento de aves o aviturismo, una actividad que va en crecimiento

Este pequeño territorio tiene la ventaja de que les facilita a las personas interesadas en avistamiento de aves, ver gran cantidad de especies en un pequeño periodo de tiempo, debido a la densidad por metro cuadrado. Según las autoridades, en un solo día se pueden ver más de 100 especies.

Costa Rica, que cuenta solamente con 51.100 kilómetros cuadrados de extensión terrestre —un 0,03 % de la superficie mundial—, alberga un aproximado del 5 % de la biodiversidad global y 925 especies de aves, poco más del 9 % de las aves del mundo.

La ubicación geográfica de Costa Rica le ha permitido ser un puente biológico, especialmente en la migración otoñal (agosto a diciembre) de América del Norte hacia América del Sur y luego las aves regresan a América del Norte en su migración primaveral (febrero a mayo).

  • Un pato aguja es visto entre la vegetación del Parque Nacional Tortuguero
    Un pato aguja es visto entre la vegetación del Parque Nacional TortugueroEFE
  • Garza Azul
    Garza AzulEFE
  • Parque Nacional Tortuguero
    Parque Nacional TortugueroEFE
  • Un jacana
    Un jacanaEFE
  • Un tucán
    Un tucánEFE
  • Un caimán se camufla entre la vegetación de los manglares
    Un caimán se camufla entre la vegetación de los manglaresEFE
  • Un martín pescador
    Un martín pescadorEFE
  • Una jacana es vista volando en los manglares del Parque Nacional Tortuguero
    Una jacana es vista volando en los manglares del Parque Nacional TortugueroEFE

"Una de las ventajas de Costa Rica como país para los amantes de las aves es que el territorio, al ser relativamente pequeño, facilita el avistamiento. Uno se puede levantar en la mañana en Limón (Caribe), tomar el carro y manejar hacia la capital San José, parar en el parque Nacional Braulio Carrillo y ver aves de otra zona avifaunística. Luego, seguir el recorrido hacia el Pacífico y por la tarde ver aves playeras", explicó a Efe el gerente de la Ruta Nacional de Aves del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), Rafael Soto.

Datos del ICT indican que entre 2017 y 2019 el 64,8 % de los turistas tuvieron como principal actividad el ecoturismo y, de estos, el 12,3 % realizó la observación de aves con equipo especial.

SITIO EMBLEMÁTICO

Costa Rica también es uno de los cinco lugares en el mundo con migración de más de 1 millón de aves rapaces por temporada, en los cuales se incluye Keköldi (Caribe) como un sitio emblemático.

En los meses de agosto y noviembre, la parte costera Atlántica se convierte en uno de los corredores de aves migratorias más importantes del mundo. Durante este periodo se puede apreciar el paso de más de 3 millones de aves rapaces de al menos 17 especies.

"El Caribe es muy importante para aves migratorias y Costa Rica tiene la segunda migración de rapaces (águilas, gavilanes, búhos y lechuzas) más grande del mundo por el Caribe-Caribe Sur", explicó a Efe el biólogo ornitólogo y director de la Fundación Rapaces de Costa Rica, Pablo Camacho.

CONTEO DE AVES

Como parte de los esfuerzos del país por fortalecer el aviturismo y proteger a las especies, el ICT organizó el Quinto Conteo Anual de aves en el Parque Nacional Tortuguero (Caribe), donde más de 40 expertos registraron la cantidad de aves observadas en un día.

"El Caribe es una zona única en Costa Rica con bellezas naturales increíbles (...) En este caso, el conteo de aves va más allá, porque se trata de conocer las aves, ubicarlas, aprender de ellas, es generar conocimiento en materia de aves del país", afirmó el ministro de Turismo, Gustavo Alvarado.

La cifra fue un nuevo récord con 221 especies observadas desde las 5.00 hora local hasta las 16.00 horas. El año anterior se habían registrado 186 especies. Esto permitirá a las autoridades mejorar la toma de decisiones en términos de protección, conservación y reactivación económica de la comunidad.

"El Caribe tiene especies que solo se encuentran en esta parte del país y el Parque Nacional Tortuguero tiene 366 especies registradas, especies que solo se ven aquí, como el águila crestada —la segunda águila más grande Costa Rica— que es muy raro verla, y aquí hace tres días se observó", manifestó Camacho.

Para las autoridades, el avistamiento de aves representa uno de los nichos que se encuentra en constante desarrollo y permite a los viajeros vivir una experiencia única sin tener que recorrer grandes distancias.

El turismo es uno de los principales motores de la economía de Costa Rica y debido a la crisis sanitaria ha sido uno de los sectores más golpeados económicamente.