Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Salud

Trastorno del deseo sexual

Obtener y mantener una erección que dure el tiempo suficiente para tener relaciones sexuales con éxito depende de muchos factores; uno d...

Obtener y mantener una erección que dure el tiempo suficiente para tener relaciones sexuales con éxito depende de muchos factores; uno de ellos es la salud del hombre.

En primer lugar, es necesario decir que la Disfunción Eréctil (DE), se define como la incapacidad persistente de lograr y mantener una erección los suficientemente firme para tener una relación sexual satisfactoria.

La definición de este problema resulta subjetiva pues es necesario decir que los conceptos ‘satisfactoria’ y ‘suficiente’ son distintos para cada persona y durante una relación sexual las interpretaciones de estos se multiplican por dos.

OPINIÓN DE EXPERTOS

El médico urólogo Eduardo Fletcher comenta que a partir de los 40 años —conforme va aumentado la edad en el varón— hay una disminución leve de niveles de hormonas masculinas de forma muy sutil y que afecta incialmente la libido o el deseo de tener una relación.

Posteriormente, aclara nuestro especialista, la adición de enfermedades que van con la edad, como la hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares y la disminución de hormona sexual masculina, afectan directamente la erección masculina.

UN ASUNTO DE PAREJA

Mucho se ha escrito sobre qué experimenta el hombre ante la disfunción eréctil, pero como problema de pareja al fin y al cabo, poco se sabe sobre qué experimenta la mujer.

Así lo explica la psicóloga Balkys Álvares, cuando la mujer inicia el acercamiento sexual en muchas ocasiones presupone que su pareja debe estar lista para el coito; sin embargo, cuando este mecanismo lineal no se evidencia, muchas mujeres se derrumban, experimentan una profunda inseguridad e interpretan esta falta de respuesta como un rechazo a su sensualidad.

‘Algunas féminas sienten una gran vergüenza por su papel infructuoso en el intento de provocar una erección y por el esfuerzo del hombre en lograrla. Cuanto más lo intenten sin obtener resultados, el sentimiento de vergüenza y la inseguridad femenina irán en aumento dando paso a la ira’, aclara la especialista.

Lo que hay que tener en cuenta, recomienda Álvares, es que la disfunción es un problema de dos, sobre todo cuando las causas se encuentran a nivel psicológico, por eso es imprescindible que ambas partes de la pareja aclaren sus sentimientos y sean capaces de comprender qué experimenta el otro.

Álvares recomienda que para mejorar un poco este problema, hay que tratar de no repetir las mismas experiencias sexuales, o sea, hay que cambiar la forma en que se desarrolla el acto sexual e innovar.

LA MUJER TAMBIÉN SUFRE

Según el urólogo Víctor Hernández, el problema de la disfunción eréctil no sólo afecta a los hombres, también afecta a las mujeres. De hecho, 6 de cada 10 mujeres cuya pareja tiene problemas de erección presentan disfunciones sexuales.

‘La mayoría de los hombres con disfunción eréctil, por vergüenza o desconocimiento, esconden el problema y ni siquiera asisten a consulta médica en busca de solución. Lo peor es que no sólo sufren ellos, sino que también afectan a su pareja, la cual puede desarrollar problemas sexuales’, afirma.

Desde este precepto, Hernández resalta que el conocimiento y atención de la DE a través de terapias farmacológicas efectivas no sólo tendría un impacto positivo en los hombres, sino también en las mujeres, al reducir la incidencia de la disfunción sexual femenina (DSF), asociada a los problemas de erección de la pareja.

‘Estudios internacionales refieren que el 62% de las mujeres cuya pareja tiene disfunción eréctil presentan síntomas de disfunciones sexuales femeninas, como disminución del deseo, ausencia de fantasías sexuales, desórdenes de lubricación vaginal, del orgasmo y rechazo al contacto sexual’, explica el especialista.

ALARMANTE

En muchas ocasiones, el problema de la disfunción eréctil es provocado por asuntos psicológicos, pero en otras no.

Un estudio realizado por Bayer Schering Pharma demuestra que los problemas de hipertensión, nivel es altos de colesterol y la diabetes pueden aumentar el riesgo de disfunción eréctil, así como lo explicó el urólogo Eduardo Fletcher, las condiciones que interfieren con el flujo normal de la sangre son las que principalmente causan DE y se estima que más de un 50 por ciento de los hombres con diabetes desarrolla esta enfermedad.

‘El problema se soluciona mejorando los hábitos de vida, hacer ejercicios, no fumar, disminuir las bebidas alcohólicas y tratándose adecuadamente las enfermedades mencionadas anteriormente’.

OTRAS ALTERNATIVAS

Fletcher explica que respecto a los medicamentos, hay varios que han dado muy buenos resultados por su eficacia y seguridad (Levitra), pues facilitan el aporte sanguíneo a los cuerpos cavernosos y esponjosos del pene durante la relación sexual, con lo cual el varón recupera la capacidad eréctil y disfruta con su pareja la relación erótica. ‘La gran ventaja de los medicamentos es que para funcionar requieren estímulo erótico efectivo’.

Otra de las alternativas que recomiendan los especialistas, son ejercicios que prohiben el coito, únicamente pueden acariciarse. De esta manera, se dedican a hacer la tarea que les da el terapeuta, y en muchos casos es asombroso que desde esa primera sesión aparece la erección. ‘Cuando sólo se piensa en el desempeño sexual se bloquea la erección, pero al lograr desconectarse de esta preocupación llega sin dificultad’, aseguran los especialistas.

Con el tratamiento médico y la terapia sexual, pueden lograrse niveles de satisfacción sexual incluso mayores a los que se vivían antes. Hoy día, este diagnóstico no es una condena para renunciar a la vida sexual.