La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Salud

Pinchazos y rellenos, el precio de la belleza

Actualmente las tendencias en materia de estética facial sugieren resultados más naturales para el rostro y cuentan con gran demanda, pese a sus elevados costos

Nariz perfilada, labios voluminosos, mirada radiante y un rostro fresco, sin las sorpresas de imprudentes líneas de expresión, parecen ser las demandas frecuentes de mujeres y hombres que convierten en aliados procedimientos estéticos mínimamente invasivos.

¿Qué tanto estarían dispuestos a pagar y hacer para disimular las señales y el paso del tiempo? En Panamá, muchos parecen considerar a como dé lugar la dermatología estética. Así, alimentan un mercado que evoluciona y ofrece alternativas para esconder las ‘imperfecciones' que nadie quiere mostrar.

El límite es el cielo y quizás también la billetera. Algunos acuden con frecuencia a realizarse procedimientos que ofrecen resultados inmediatos y costosos. La realidad es que, al final del día, una sonrisa sin arrugas, la selfie ideal o envejecer con clase y estilo, son la recompensa.

De acuerdo con una publicación de la revista Cirugía Plástica Ibero - Latinoamericana , las arrugas se manifiestan en forma de depresiones dermoepidérmicas ocasionadas por el sol, el envejecimiento intrínseco y factores como la gravedad, los movimientos musculares repetitivos, la desorganización de las fibras colágenas y elásticas y la pérdida de glicosaminoglicanos.

Según la revista científica perteneciente a la Federación Iberolatinoamericana de Cirugía Plástica y a la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, ‘en el tercio medio de la cara es donde se encuentra el mayor número de grupos musculares que sufren la acción de la gravedad y es también la región con mayor dificultad para mantenerse firme (...) por ello es en esta zona donde se realizan el mayor número de procedimientos estéticos quirúrgicos y no quirúrgicos y también, la región en la que está más indicado el empleo de materiales de relleno'.

ARMONÍA Y AGUJAS

Glynnies Reyes, dermatóloga, asegura que los tratamientos dermocosméticos inyectables más demandados en Panamá son los que previenen y disminuyen arrugas, como el bótox, que produce una relajación muscular y minimiza las líneas en la frente o en entrecejo.

Igualmente, el ácido hialurónico, ‘con el que es posible reponer el volumen en los surcos nasogenianos, debajo de los ojos y realizar delineado de labios', indica.

Ana Sánchez, dermatóloga, asegura que el ácido hialurónico es uno de los aliados estéticos más importantes desde hace algunos años.

Esta molécula, presente en muchos tejidos y fluidos del organismo, pertenece a la familia de los glucosaminoglicanos. Está compuesta por azúcares que el organismo sintetiza. ‘El cuerpo la va degradando poco a poco sin ningún problema', explica.

El relleno con este compuesto puede emplearse en el área de las ojeras, cuando la cuenca del ojo está muy hundida o hay mucha sombra y la vista luce cansada. ‘También está muy de moda actualmente aplicarlo en la nariz, como rinomodelado para corregir ciertas curvaturas sin tener que realizarse una cirugía invasiva', comenta la especialista.

Pacientes con rinoplastia previa no deben realizarse rellenos con agujas. Lo ideal es realizar el rinomodelado en personas que no tengan fracturas ni cirugías previas.

También se emplea para levantar los pómulos y en las líneas de expresión o surcos nasogenianos, que tienden a marcarse con la sonrisa.

‘El resultado con este relleno es inmediato', destaca Sánchez, siendo candidatas para el rinomodelado las personas que tienen un perfil con nariz curva, entendiendo que ‘la nariz no cambiará de tamaño, ni se hará más delgada; con esto sólo se contribuirá a que luzca más recta y a perfilar o elevar la punta'.

Sobre ello, Reyes refiere que la aplicación ha tomado gran auge en los dos últimos años debido a que se ha estudiado minuciosamente la anatomía del área y de técnicas que permitan obtener resultados seguros. ‘Los doctores nos empapamos sobre cada vena, arteria y vaso sanguíneo que pasa a través del área, para usar técnicas seguras con resultados inmediatos'.

Los candidatos para el rinomodelado suelen tener una giba o deformidad en la mitad de la nariz, la punta caída, una superficie irregular o la nariz muy pequeña y con poca proyección, indica.

‘Para la nariz solo debe emplearse ácido hialurónico; se elige un producto especial de alto peso molecular que dura de nueve meses a un año', detalla.

Sasha Castillo, magíster en Medicina Estética, explica que el rinomodelado ‘utiliza materiales de relleno biocompatibles que no producen rechazo, alergias y no migran; de consistencia similar a los tejidos y de duración indefinida, que permite modificar el contorno y proporciones de la nariz e incluso mejorar el aspecto de las desviaciones'.

Para la especialista, ‘la historia nos habla de que la apariencia física se toma en cuenta para conseguir mejores empleos y ciertamente la estética juega un papel fundamental en el desarrollo de las personas; la tendencia actual entrelaza el verse con el sentirse bien'.

LABIOS CARNOSOS

Actualmente, lucir labios carnosos y llamativos se ha convertido en algo habitual. El ácido hialurónico también permite darle una forma más atractiva y armónica a esta área del rostro.

Labios muy delgados pueden requerir tratamientos sucesivos ya que ‘no es posible pasar de unos finos al perfil de Angelina Jolie en una sola sentada'.

Si alguien desea tener labios gruesos y la armonía de su rostro lo tolera, es necesario realizar sesiones sucesivas, para que el resultado sea natural.

Sobre la duración del tratamiento, enuncia que dependerá del metabolismo del paciente, siendo lo usual de ocho a doce meses aproximadamente, en todas las áreas, aunque en los labios ‘se consume más rápido al ser un área de gran movimiento'.

Por otra parte, la especialista indica que estas alternativas de belleza inciden de manera positiva en el autoestima; ‘si el paciente presenta una deformidad o labios delgados, o se trata de un sujeto de edad avanzada que ha perdido volumen, los rellenos le ayudarán a recuperar el aspecto y potenciar su salud mental', subraya.

Claro que también ‘existen las obsesiones' y los pacientes con ‘dismorfismo corporal se vuelven adictos a los procedimientos; tienden a deformarse el rostro porque se aplican cantidades exageradas de los productos que no se corresponden con las que su rostro necesita para gozar de armonía', recalca.

TOXINA BOTULÍNICA

La toxina botulínica es una neurotoxina que se usa con fines médicos para tratar algunas enfermedades neurológicas y también en la medicina estética. Popularmente conocida como bótox, actúa en las arrugas dinámicas, ‘esas que aparecen cuando levantamos la frente', explica Sánchez.

ALGUNAS DIFERENCIAS

Aunque la aplicación de a toxina botulínica y el ácido hialurónico persiguen el mismo objetivo, se emplean en áreas diferentes.

Lo más común en torno al uso de la toxina botulínica es colocarla en el tercio superior del rostro, abarcando frente, entrecejo y zona periocular, mientras que el relleno se emplea en pómulos, nariz, surcos nasogenianos, mandíbula y mentón.

Este producto paraliza el músculo y lo debilita, para que cuando se haga el movimiento, la piel no se doble y no se marquen las líneas de expresión con el paso del tiempo. ‘Generalmente las áreas en las que se aplica bótox no son las mismas áreas en las que se emplean rellenos'.

‘Aunque hay excepciones, el bótox se utiliza en la mitad superior del rostro y el relleno, en la mitad opuesta'. No debe inyectarse en todos los músculos de la cara sino estratégicamente y de manera personalizada según la anatomía, para obtener resultados naturales.

Sánchez agrega que la toxina botulínica es el tratamiento preventivo por excelencia y debería implementarse partir de los 30 años. ‘Usualmente el paciente va a requerir menos dosis a diferencia de un sujeto de 50 años que ya cuenta con líneas muy marcadas y necesitará más unidades, siendo más costoso'.

Castillo reconoce que ‘la toxina botulínica es producida en la naturaleza por la bacteria C. botulinum. Esta toxina tiene la capacidad de bloquear el estímulo proveniente de los nervios hacia los músculos y así evita su contracción'.

A pesar de que el nombre de bótox surgió de la primera marca que comercializó la toxina con fines estéticos, la popularidad que ha tenido ha hecho que el nombre se use de forma habitual, aunque continúa siendo una marca registrada.

‘MICRONEEDLING'

Una de las apuestas no inyectables más frecuentes de la actualidad es la abrasión facial con microagujas. Se trata de una técnica de inducción del colágeno, mediante la estimulación dérmica, que activa los mecanismos de reparación de los tejidos.

Las pequeñas perforaciones que ocasionan sus agujas ‘logran estimulaciones repetitivas y controladas en la piel, promoviendo la síntesis de fibroblastos y con ello, aumentando la producción de colágeno', detalla Sánchez.

‘El tratamiento de esta era es el rinomodelado sin cirugía',

DRA. GLYNNIES REYES

DERMATÓLOGA

‘Es una manera muy superficial de mejorar la textura de la piel', por la que puede optar cualquiera que desea realizarse un procedimiento antienvejecimiento, desde los 20 años en adelante.

Este tratamiento está indicado para minimizar líneas de expresión, cicatrices de acné, hiperpigmentación, flacidez cutánea, estrías de distensión y fotoenvejecimiento.

¿DOLOR?

Sánchez acota que antes de iniciar los tratamientos, el especialista emplea anestesia tópica y al cabo de 45 minutos se realiza el procedimiento. En otros casos, se realizan bloqueos con anestesia en las áreas a tratar ‘como cuando se realizan extracciones dentales, para que la boca se adormezca y se pueda aplicar de manera directa el producto, dependiendo de la tolerancia del paciente'.

En base a las áreas a tratar, los procedimientos pueden extenderse de 30 minutos a una hora.

La aplicación del bótox se realiza con pequeños pinchazos y es menos dolorosa, mientras que la sesión de relleno es más incómoda.

CUIDADO

Sí, existen riesgos. Si quien la aplica la toxina botulínica no cuenta con la experiencia necesaria para identificar los lugares anatómicos indicados, podría producirse una ptosis del párpado o alguna asimetría facial.

Ante las malas prácticas, ‘el mayor temor con el bótox es la caída del párpado, mientras que con el relleno de ácido hialurónico, el riesgo es infiltrar un vaso sanguíneo a nivel de la cara', describe Sánchez, lo que ocasionaría que el producto viaje hasta las arterias del ojo, generando trombosis o ceguera.

‘El hombre ha perdido el miedo a solicitar tratamientos estéticos; antes era algo exclusivo de la mujer y poco a poco, el sexo masculino ha incursionado en ello',

DRA. ANA SÁNCHEZ

DERMATÓLOGA

La preocupación real de los pacientes en la actualidad es quedar con el rostro frío o paralizado. ‘Por ello las nuevas tendencias sugieren resultados más naturales donde la persona tenga la libertad de mover su rostro sin que se marquen las líneas de expresión', comenta.

Castillo refiere que ‘el especialista debe contar con los conocimientos y el entrenamiento requeridos, ya que al estar los músculos de la cara muy cercanos unos a otros, una aplicación inadecuada en dosis o en localización puede tener resultados adversos'.

¿Y ELLOS?

Sánchez enuncia que indiscutiblemente la demanda de estos tratamientos se ha incrementado y ‘el hombre ha perdido el miedo a solicitar tratamientos estéticos'.

‘Antes era algo exclusivo de la mujer y poco a poco, el sexo masculino ha incursionado en ello', anota.

‘Lo que empezó siendo un tratamiento para las arrugas del entrecejo ahora tiene muchos más usos',

DRA. SASHA CASTILLO SÁNCHEZ

MAGÍSTER EN MEDICINA ESTÉTICA

Para Reyes, ‘a nivel mundial los hombres se cuidan igual o más que las mujeres'.

‘Estamos hablando de pacientes con cualquier orientación sexual; en Panamá cada vez es mayor esta incidencia, incluso veo un alto porcentaje de pacientes masculinos que demandan el rinomodelado y la redefinición del contorno facial', cuenta.

‘Hay hombres con caras finas que desean masculinizar sus facciones, así que se trabaja la línea mandibular y el mentón para lograr una mayor proyección del rostro', empleando productos inyectables como el ácido hialurónico o la hidroxiapatita de calcio.

¿ES ASEQUIBLE MANTENERSE BELLO EN PANAMÁ?

Contrario a lo que muchos pensarían, los datos de un informe reseñado por BBC Mundo en 2017 posicionaron a Panamá como uno de los tres países en los que ‘darse el gusto' de pagar para mejorar la imagen personal es más asequible.

De acuerdo con la publicación, los precios de los productos y servicios de belleza pueden variar hasta en más de un 1,000%, en cada país y mientras los suizos deben disponer hasta de $7,845 para una rinoplastia, en Panamá suele costar unos $3,000 y la unidad de bótox se ubica en $8.

El informe, que contempló a 50 países, también ubicó al Istmo entre ‘uno de los mejores lugares en América Latina para comprar productos como perfumes o cosméticos'.

‘Los primeros tienen un precio medio de $53 el más asequible, después del de Estados Unidos, $48'.

Igualmente, la depilación brasileña se encuentra entre las más baratas $9.78 y un aumento de senos ronda los $3.700.

Junto a Panamá, se situó Colombia en el séptimo lugar de la lista global detrás de Vietnam, India, Sudáfrica, Tailandia, Egipto y República Checa, siendo uno de los lugares más baratos para cortarse el cabello $9.13 o hacerse una depilación brasileña $7, además de las cirugías estéticas, que tienen un precio algo inferior a la media.

Igualmente México, que se encuentra entre los 10 países donde se realizan más cirugías estéticas, según los datos de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética, resultó ser uno de los lugares donde menos cuesta la aplicación de bótox: $6.75 la unidad.