Panamá,25º

08 de Dec de 2019

Salud

Más de 300 ONG piden que líderes mundiales aborden crisis de salud por drogas

Las ONG alertaron sobre los "alarmantes" datos sobre la epidemia de VIH publicados por ONUSIDA

Más de 300 ONG piden que líderes mundiales aborden crisis de salud por drogas

Un total de 329 ONG pidieron hoy a los líderes mundiales que hagan frente a la crisis global de salud y de derechos humanos que sufren las personas que toman drogas, en defensa de políticas de reducción de daños que restrinjan los casos de VIH y promuevan la dignidad de los consumidores.

En una declaración divulgada en la última jornada de la Conferencia Internacional sobre Reducción de Daños (HRI), celebrada en Oporto (Portugal), las ONG alertaron sobre los "alarmantes" datos sobre la epidemia de VIH publicados por ONUSIDA, que apuntan a que su incidencia está aumentando entre las personas que se inyectan drogas.

En ese sentido, recordaron que en 2011 la comunidad internacional se comprometió a reducir la incidencia del VIH entre las personas que se inyectan drogas en un 50 % para 2015, objetivo que "se incumplió", ya que "aumentó en un tercio".

"Es imprescindible que se intensifiquen en todo el mundo las iniciativas para que las personas que usan drogas formen parte de la respuesta global", apelan las ONG firmantes, que insisten en la necesidad de un "auténtico liderazgo" y en que "no hay lugar para la autocomplacencia".

"Todos los gobiernos deben poner en práctica, con el respaldo de un sistema de la ONU sólido y coordinado, sus recomendaciones sobre reducción de daños, discriminalización, enfoques basados en derechos y la reducción de la estigmatización", concluyeron.

La declaración recoge además la "grave preocupación" de las ONG sobre la capacidad de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) para encabezar la respuesta global en materia de salud para las personas que consumen drogas.

Este organismo, defienden, "se encuentra más en sintonía con las respuestas represivas frente a las drogas" y su posición respecto a las políticas de reducción de daños "presenta varios años de retraso" respecto a otras entidades de la ONU.

La conferencia que concluye hoy en Oporto reunió a más de 1.200 expertos para debatir sobre alternativas para frenar los daños del consumo de drogas.

"Las evidencias sobre reducción de daños son indiscutibles. Es vergonzoso que los gobiernos sigan fracasando en apoyar e invertir en servicios de salud para algunas de las personas más marginalizadas", declaró la directora de la HRI, Naomi Burke-Shyne, durante el evento.

El número de muertes relacionadas con el uso de drogas aumentó en un 60 % entre 2009 y 2015, año en el que se registraron 450.000 fallecimientos por este motivo, según los datos facilitados en la conferencia.