Panamá,25º

21 de Nov de 2019

Salud

'La juventud debe tomar decisiones saludables frente al sexo'

En el país crece el índice de embarazos no deseados y de infecciones de transmisión sexual debido a que los jóvenes no se protegen con el preservativo. Urge más educación sexual a los adolescentes

El embarazo juvenil y las ETS son dos grandes problemas que afectan a la sociedad panameña.Archivo | La Estrella de Panamá

El preservativo o condón es uno de los principales actores para luchar contra el embarazo precoz o no deseado; además, para prevenir el contagio de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) como el VIH/sida, sífilis, gonorrea y el virus del papiloma humano (VPH); sin embargo, su utilización, especialmente entre los jóvenes panameños, ha descendido en los últimos años. Pero, ¿por qué los jóvenes no están tomando las precauciones necesarias al practicar el sexo?

  • La_juventud_debe_tomar_decisiones_saludables_frente_al_sexo-2
    No usar los dientes o instrumentos filosos para abrir el empaque del condón.Archivo | La Estrella de Panamá
  • La_juventud_debe_tomar_decisiones_saludables_frente_al_sexo-3
    En Panamá, unas 36,518 personas adquirieron alguna ITS en el año 2015.

Para Eliécer Pérez Rivera, psicólogo y terapeuta de parejas y familia, los jóvenes ya no tienen miedo. “No piensan las consecuencias que puede acarrear al contraer una enfermedad de transmisión sexual, lo ven como una situación ajena, además de que confían en la otra persona, de modo que llevan a cabo conductas de riesgo al practicar sexo sin seguro”.

Rivera añade que en la actualidad hay quienes piensan que los condones no son necesarios, ya que dificultan el coito. “Los hombres suelen quejarse de su incomodidad, al considerar que al colocarse un condón se disminuye la sensibilidad en el miembro, pero no es así”, resalta el psicólogo.

La Encuesta Nacional de Salud Sexual y Reproductiva 2014-2015, liderada por el Instituto Conmemorativo Gorgas, revela que los jóvenes panameños, aunque tienen cada vez más información sobre los métodos anticonceptivos, solo el 13% y el 14% de los chicos y chicas de entre 15 y 19 años, respectivamente, usaron protección en su última relación sexual de riesgo, frente al 79% y el 24%, respectivamente, registrado en el último sondeo de 2009.

La encuesta, en cuya elaboración también participó la Contraloría General de la República y el Fondo Mundial de Población, se realizó a 11,000 hombres y mujeres de entre 15 y 59 años de todo el país, incluidas zonas urbanas, rurales y las comarcas indígenas.

El embarazo juvenil y las ETS son dos grandes problemas que afectan a la sociedad panameña.

Según las estadísticas oficiales, los hospitales públicos atendieron en 2016 a 11,298 menores embarazadas, frente a los 10,152 casos de hace tres años.

Sin embargo, la educación sexual es un tema muy polémico en el país, donde los grupos religiosos tienen cada vez más fuerza.

En este sentido, Rivera hace un llamado a los padres de familia y a las autoridades para que brinden a la juventud más educación sexual en las escuelas. “Es necesario que doten a los jóvenes de conocimientos sobre temas de sexualidad y sepan que existen medidas como el uso del condón para prevenir las ETS y que, si se llegan a contagiar, les podrían provocar la muerte. Es hora de que la juventud panameña tome decisiones saludables frente al sexo”, asevera Rivera.

David Barrios, psicoterapeuta y sexólogo clínico mexicano, señala que el uso del condón masculino y femenino constituyen en buena medida la vida erótica protegida. “Las ETS constituyen un problema de salud pública que muy pocas veces es reconocido, por lo que es importante que las parejas que tengan una vida erótica activa se protejan, ya que existen más de 30 bacterias, virus y parásitos que generan este tipo de infecciones, las cuales pueden detonar en afecciones crónicas como sida, cáncer cervicouterino, infertilidad”, constata el galeno.

“La población heterosexual, independientemente de que tenga una relación estable de pareja, es muy reticente al uso de condón, particularmente los varones”.

Barrios resalta que en este siglo las jovencitas de entre 14 y 17 años se están embarazando al tener relaciones a temprana edad, sin métodos eficaces como el uso de algún anticonceptivo para su protección. “Este indicador nos habla de la urgencia, primero de la educación sexual formal y luego del uso del condón racionalmente empleado”, destacó el especialista al abundar que cuando hay una educación sexual temprana, los jóvenes se protegen más y lo hacen con responsabilidad.

En Panamá hay preocupación de que el proyecto de ley 61 — presentado a la Asamblea Nacional desde el año 2014—, que establece programas de educación sexual en escuelas, siga obstaculizado por intereses políticos. Más aún cuando podría ser una herramienta científica para reducir la incidencia de embarazos en menores de edad, una problemática que mantiene a América Latina con la segunda mayor tasa mundial, después del África subsahariana.

Además de provenir, en su mayoría, de comunidades con necesidades particulares, las niñas y adolescentes panameñas son las principales afectadas tras un embarazo juvenil.

Acciones del Minsa

“La población heterosexual, independientemente de que tenga una relación estable de pareja, es muy reticente al uso del condón, particularmente los varones”,

DAVID BARRIOS
SEXÓLOGO CLÍNICO

En su portal el Ministerio de Salud (Minsa) asegura que el uso del condón entre las personas sexualmente activas es el método más eficaz para la reducir el riesgo de contraer un agente transmitido sexualmente. Añade que los establecimientos del sistema de salud deben disponer de condones para ofrecer a los usuarios de manera gratuita para fortalecer la idea de responsabilidad compartida, y autocuidado de la salud entre los hombres y mujeres del país.

“Es importante establecer que la oferta gratuita de condones es en apoyo a la prevención de las ETS y a la adherencia del usuario a la utilización del mismo”, detalla el sitio.

En Panamá, 36,518 personas adquirieron alguna ITS en el año 2015. Entre las más frecuentes están: gonorrea, sífilis, clamidia, VIH y herpes, informa el Minsa.

Recomendaciones al adquirir un condón

El Minsa ofrece algunos consejos que se deben tener en cuenta al momento de adquirir un preservativo:

• Adquirir los preservativos en lugares confiables.

• Verificar la fecha de expiración del condón.

• Revisar que el preservativo tenga lote de fabricación y fecha de expiración.

• Se debe almacenar en lugares frescos y secos.

• No exponer al sol o al calor (guanteras de vehículos).

• Utilizarlos con lubricantes a base de agua.

• No usar los dientes o instrumentos filosos para abrir el empaque del condón.

Cuándo y cómo nació el condón

.

Evolución

Desde que el mundo es civilizado los hombres han buscado el sexo seguro, para prevenir embarazos o enfermedades de transmisión sexual. Ya aparecían en el Antiguo Egipto hace unos 3,000 años, cuando eran hechos a base de fundas de lino y también se conoce su uso en las antiguas Grecia y Roma, pero eran de tripas de cordero u ovejas, las que se sometían a un tratamiento con hierbas y sal para posteriormente secarlos y atarlos al pene con una cinta. Este uso como prevención de enfermedades se consolidó en el siglo XVI, cuando un brote de sífilis se extendió por Europa. Ante esto, un anatomista italiano, Gabriello Fallopio, escribió un tratado en el que señalaba el uso del condón para protegerse de la mencionada afección.

Los primeros condones fueron encontrados en Dudley Castle cerca de Birmingham en Inglaterra en 1640. Pero fue en 1855 cuando los condones de caucho estuvieron disponibles seguidos por los de látex en los años 1920. Actualmente el preservativo se encuentra en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud.