Temas Especiales

06 de Jul de 2020

Salud

El deterioro del cuerpo por estar muchas horas sentado

El 'sitting' favorece el aumento de peso, lo que podría llevar a sobrepeso y obesidad. A ello se suma la rigidez muscular y la desviación de la columna vertebral. La Organización Mundial de la Salud aconseja pausas activas durante la jornada laboral

El cuerpo sufre desde la base de la cabeza hasta la última vértebraShutterstock

Desde rigidez muscular hasta desviación en la columna vertebral podrían padecer las personas que permanecen mucho tiempo sentadas.

“La salud, la seguridad y el bienestar de los trabajadores son de fundamental importancia para los propios trabajadores y sus familias, y también para la productividad, la competitividad y la sostenibilidad de las empresas y, por ende, para las economías de los países y del mundo”, sostiene la Organización Mundial de la Salud (OMS), entidad que ha incluido el sitting, término utilizado para denominar a la acción de permanecer por mucho tiempo sentado durante el día, como un factor de riesgo para la salud.

El deterioro del cuerpo por estar muchas horas sentado

Pese a ello, millones de personas se sienten obligadas a permanecer en esta posición por más de seis horas. En la mañana se levantan de la cama en la que llevan entre 6 y 8 horas acostado, luego de desayunar se suben al transporte donde pasarán mínimo 30 minutos sentados hasta llegar al puesto de trabajo donde se volverán a sentar por aproximadamente ocho horas. Finalizada la jornada, regresan sentados a su hogar donde tomarán la misma postura para ver la TV. ¿Qué daño puede causarle esto al cuerpo?

“En el año 1995 la OMS ratificó la necesidad de promover la salud en el ámbito laboral. La organización recomienda realizar pausas visuales y musculares como método de descanso. Considera importante que las empresas acojan la salud ocupacional con el fin de promover y proteger la salud de los trabajadores”

“Favorece el aumento de peso, lo que podría llevar a sobrepeso y obesidad, esta última conlleva a otros padecimientos más graves como las enfermedades cardiovasculares”, señala el médico general César Lasso.

Los problemas circulatorios son otra de las complicaciones que derivan del sitting. “Quienes no se levantan o se levantan muy poco durante las largas jornadas laborales mantienen las piernas en una sola posición e inactivas lo que hace que la sangre circule de manera irregular”, dice Lasso. “Lo que podría”, agrega el médico, “provocar várices y retención de líquido”.

“En cuanto a la columna vertebral, regularmente se toma una mala postura lo cual la afecta mucho más. He evaluado muchos casos de escoliosis o desviación de la columna por este tema. Y es que nuestro cuerpo sufre desde la base de la cabeza hasta la última vértebra. Las personas que trabajan en oficinas cuando usan la computadora no la ubican a la altura indicada, a nivel de los ojos, lo que los obliga a inclinar la cabeza y hacerle más fuerza a las cervicales”, detalla.

Una mala postura al estar sentado favorece la desviación vertebral.

Explica que la rigidez muscular también afecta a las personas inactivas por largo tiempo. “La falta de movimiento en músculos y articulaciones impacta negativamente su musculatura”, dice.

Qué hacer para evitar las secuelas

De seguro no todos pueden dejar o cambiar de empleo, pero aunque el puesto de trabajo requiera estar sentado por mucho tiempo, es posible evitar las secuelas del sitting.

“Lo primero es sentarnos bien. La espalda apoyada en el respaldar de la silla, los hombros deben de estar relajados con los brazos lo más cerca al cuerpo y siempre los pies apoyados en una superficie dura”, aconseja el doctor Lasso.

En el año 1995 la OMS ratificó la necesidad de promover la salud en el ámbito laboral. La organización recomienda realizar pausas visuales y musculares como método de descanso. Considera importante que las empresas acojan la salud ocupacional con el fin de promover y proteger la salud de los trabajadores”.

Las pausas visuales están dirigidas a empleados que trabajan con ordenadores. La OMS recomienda pausas de aproximadamente 10 minutos por cada tres horas que permanezca frente al monitor. Entre los ejercicios que aconseja están parpadear, fijar la mirada a distintos lugares y cerrar los ojos por dos minutos para permitir que descansen.

Las pausas musculares tienen el objetivo de evitar problemas ocasionados por el “sitting”.

Las pausas musculares tienen el objetivo de evitar problemas de espalda, tensión en sus articulaciones y desgarros musculares. Se recomienda practicar una serie de estiramientos en los brazos, piernas, hombros, y demás articulaciones.

Con estas medidas de prevención no solo se beneficia el colaborador, sino que la empresa también obtiene ganancias pues la persona mantendrá un alto desempeño en sus actividades diarias.