Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Salud

Científicos indican que no hay contagio vertical de Covid-19 de embarazada a feto

Aunque en Panamá se ha elevado el número de casos por contagio del nuevo coronavirus, ninguno ha sido sobre mujeres en gestación

Imagen
Coronavirus y gestación.Cedida

La actual propagación del nuevo coronavirus (Covid-19) genera una alerta social en el mundo, en especial al grupo de mujeres embarazadas respecto a los efectos de esta enfermedad sobre ellas y sus futuros bebés. Aunque en Panamá se ha elevado el número de casos por contagio del nuevo coronavirus, ninguno ha sido sobre mujeres en gestación.

Esto no significa que las embarazadas son inmunes, el procceso de gestación conlleva cambios físicos que no exime a la mujer de contraer infecciones virales respiratorias.

Un documento del Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología (ACOG, por sus siglas en inglés), creó un algoritmo para ayudar a los profesionales a evaluar y tratar rápidamente a las mujeres embarazadas con exposición conocida, síntomas consistentes con Covid-19 para evaluar la necesidad de tratamiento o profilaxis.

Por lo que, todas las mujeres embarazadas deben igualmente realizar esfuerzos para prevenir las enfermedades, así como han de recibir un tratamiento prioritario, pues si tienen un mayor riesgo de sufrir efectos adversos. Enfermedades como la diabetes y la hipertensión las hace tan vulnerables como a las demás pacientes no embarazadas.

Hay que reslatar que aún no se dispone de una vacuna que prevenga el contagio ni de un tratamiento que haya demostrado ser eficaz y que cure el virus. Lo que sí existe es un tratamiento recomendado para atenuar los síntomas. Las mujeres embarazadas que han contraído o pueden haber contraído el virus, deben recibir los tratamientos de apoyo recomendados por la Organización Mundial de la Salud para los pacientes adultos, teniendo siempre en cuenta los consejos del gineco-obstetra.

Saúl Barrera, director médico de IVI Panamá, indicó que es inminente el contagio y que cada día que pasa, alcanza a más países y personas, situación que agita los estratos sociales y obliga a crear protocolos para frenar este virus en la medida de lo posible. 

"Son momentos difíciles, pero dadas las circunstancias se debe mantener la calma y conocer las evidencias científicas que nos ayuden a afrontar el coronavirus y sus efectos con la mayor objetividad, sin perder de vista las consecuencias probadas de la misma, y limitando la fiabilidad de las hipótesis no demostradas", puntualizó.

A raíz de la publicación de uno de los primeros estudios sobre la relación entre coronavirus y embarazo cuyas conclusiones fueron publicadas en la revista médica The Lancet, destacó lo siguiente:

  • De momento, no se ha demostrado científicamente que las mujeres embarazadas presenten mayor susceptibilidad de contagio del coronavirus, por lo que se recomienda seguir los mismos pasos para prevenir la infección que los definidos para el resto de la población.
  • Hasta la fecha, no existe ninguna evidencia de la transmisión de este tipo de viriasis a través de los tratamientos de reproducción asistida.
  • Los artículos publicados y los casos estudiados muestran que no existe transmisión vertical del Covid-19 de embarazadas a fetos. Además, ni el pronóstico de la gestación ni de las pacientes fue peor comparado con mujeres infectadas no gestantes.

Barrera explicó que es importante mantener la calma, ya que aunque la evolución del Coronavirus invita a la incertidumbre e inseguridad, lo cierto es que ni pacientes en tratamiento reproductivo, ni gestantes en el tercer trimestre de embarazo, han mostrado hasta el momento riesgos para la evolución de su proceso y estado del futuro bebé.

Investigaciones sobre coronavirus en la gestación 

Dentro de las investigaciones hay algunas sugerencias de otros coronavirus, como el Sars, donde las mujeres embarazadas pueden tener una enfermedad más grave, sin embargo, los casos estudiados muestran que no existe transmisión vertical del Sars-CoV-2 de embarazadas a fetos.

Los estudios realizados a embarazadas con el nuevo coronavirus positivas en la región china de Wuhan, todas en su tercer trimestre, no muestran evidencia de que el Covid-19 fuera transferido al útero. 

Estas mujeres mostraron síntomas similares a las no embarazadas. El análisis fue realizado a nueve mujeres embarazadas infectadas, que ingresaron en el Hospital Zhongnan de la Universidad de Wuhan, en China del 20 al 31 de enero de 2020. 

Los datos concluyeron que todos los bebés nacieron por cesárea con normalidad y en buen estado de salud, dieron negativo en las muestras que se recogieron para valorar la presencia del virus.

El especialista concluye: "Debemos ser cautos dado que las informaciones actuales son escasas, sin perder de vista que para una mujer embarazada cualquier viriasis que pueda afectar las vías respiratorias bajas supone una situación de riesgo para ella y su gestación".

Otra de las dudas que más surgen estos días es sobre qué deben hacer aquellas madres en período de lactancia que puedan ser infectadas con Covid-19, pero la única referencia es la experiencia con otra infección por coronavirus, el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (Sars-CoV). Se ha detectado que no se transmite por la leche materna.

Por otro lado, el Ministerio de Salud de Panamá (Minsa) indicó que de cada 100 personas que pudiese afectar el virus, 80 presentarían síntomas leves, 15 síntomas moderados y solamente cinco síntomas graves.

¿Hay riesgo en la lactancia?

Si no existe un diagnóstico positivo, no se debe separar a las mujeres lactantes de sus recién nacidos, ya que no existen pruebas que indiquen que los virus respiratorios se pueden transmitir mediante el proceso de lactancia, según indicó la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia en un informe.

En este sentido, las madres pueden seguir dando el pecho a sus hijos siempre y cuando se tomen las precauciones necesarias como:

  • Las madres que presenten síntomas y estén en condiciones de dar el pecho deben llevar una mascarilla cuando se encuentren cerca del niño y también durante la lactancia, lavarse las manos antes y después de estar en contacto con él (lo cual también se aplica a la lactancia), y limpiar o desinfectar las superficies contaminadas.
  • Si una madre no está en condiciones de dar el pecho, se la debe animar a extraerse la leche. Al momento de alimentarlo, debe igualmente llevar una mascarilla, lavarse las manos antes y después de estar en contacto con el niño, y limpiar o desinfectar las superficies contaminadas.

¿Qué hacer si el padre o la madre están en cuarentena?

La Oficina de Servicios para Niños y Familias del Estado de Nueva York (OCFS por sus siglas en inglés) con el fin de ofrecer información actualizada sobre el nuevo coronavirus brindó algunas recomendaciones en el caso de que el padre o la madre de un infante esté en cuarentena:

  • En el caso de que el padre o la madre de un niño en su programa deba permanecer en cuarentena, se debe notificar a los padres que no podrá ingresar al programa de cuidado infantil por ningún motivo, incluido la recogida de del niño. 
  • Si el padre o la madre muestra síntomas de enfermedad o ha sido examinado y se determina que es positivo del virus, estos deben autorizar a un contacto de emergencia para que recoja al niño. 
  • Pero, si los padres están en cuarentena como medida de precaución, sin síntomas o sin tener una prueba positiva de Covid-19, el personal de cuidado infantil debe entregar al niño al padre/madre fuera del edificio de cuidado infantil. El niño no debe regresar al programa de cuidado infantil durante el tiempo de la cuarentena.

¿Cómo prevenir el contagio por Covid-19?

El Minsa brindó indicaciones claras a la población en general e igualmente para las embarazadas, entre las que destacan: 

  • Lavado de manos frecuente con agua y jabón. Si no tiene este a su alcance, usar gel alcoholado.
  • Cubrir la tos y los estornudos con el codo flexionado o bien con un pañuelo desechable.
  • Evitar el contacto de las manos con ojos, nariz y boca.
  • Ante la aparición de cualquier síntoma, evitar el contacto cercano con otras personas.
  • Evitar las instalaciones hospitalarias para no saturarlas y en su lugar utilizar las policlínicas y centros de salud.
  • Si tiene dudas o alguna sintomatología, llamar a la línea 169 del Centro de Operaciones de Emergencias de Salud.