Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Salud

Hongos, potente aliado del sistema inmunológico y las defensas

Las setas comestibles son alimentos carnosos y ricos en fibra, que además contienen, grasa insaturada, vitaminas, minerales y algunos aminoácidos esenciales, señalan estudios científicos

mushroom-817845_1280
Los hongos medicinales mejoran la inteligencia del sistema inmune humano.Pixabay

El aumento de la producción de alimentos procesados, la rápida urbanización y el cambio en los estilos de vida han provocado que los hábitos alimentarios se modifiquen. Es por ello que la Organización Mundial de la Salud (OMS), invita a las personas tener un balance de los alimentos que nos llevamos a la boca, ya que, a través de lo que ingerimos podemos reforzar nuestras defensas y prevenir enfermedades como el cáncer.

El sistema inmunológico es el encargado de defender al organismo ante las infecciones, como las bacterias y los virus. A través de una reacción organizada, el cuerpo ataca y destruye los organismos infecciosos que lo invaden. Cuando el sistema inmune está menos activo que lo normal decimos que el paciente tiene una baja en sus defensas, lo cual lo torna más susceptible a contraer infecciones. Es por eso que resulta fundamental el buen estado del sistema inmunológico para prevenir y combatir toda enfermedad. Para conseguirlo, podemos recurrir al consumo de alimentos saludables y naturales, como las frutas, verduras, cereales integrales. Sin embargo, la ciencia afirma que los hongos comestibles son más efectivos en la protección del sistema inmune.

De acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición (FEN), existen más de 300,000 setas u hongos, de los que, en su mayoría, tienen variedades venenosas. Por ello, es necesario tener cuidado al momento de elegirlas para el consumo.

En líneas generales, las setas u hongos comestibles son alimentos carnosos y ricos en fibra, que además contienen, grasa insaturada, vitaminas, minerales y algunos aminoácidos esenciales. Por ello, son una buena opción para complementar la dieta, según documenta el sitio Mejor con Salud.

Aunque se conoce poco de las propiedades que aportan los hongos comestibles a la salud, un estudio certifica que las setas shitake (Lentinula edodes), originarias del este de Asia, son tradicionalmente cultivadas para propósitos culinarios y medicinales.

La investigación realizada en por científicos de la Universidad de Florida, en Estados Unidos y publicada en Journal of the American College of Nutrition, demuestra que consumir este alimento regularmente beneficia sustancialmente al sistema inmunológico.

delicious-1846327_640
Datos científicos comprueban que consumir este alimento regularmente beneficia sustancialmente al sistema inmunológico.Pixabay

El equipo de investigadores, liderado por la nutrióloga Sue Percival, monitoreó a 52 adultos saludables (entre las edades de 21 y 41 años), quienes debían comer cuatro onzas de hongos shitake deshidratados diariamente.

Para asegurar la precisión de los resultados, la dieta de los participantes debía excluir alimentos que benefician el sistema inmunológico (como fibra, té y probióticos), así como grandes cantidad de alcohol, pues lo puede dañar.

Al comparar las pruebas sanguíneas tomadas antes y después del experimento, los científicos observaron que los pacientes demostraban un mejor funcionamiento de las células T gama/delta, así como una reducción de las proteínas inflamatorias. En otras palabras, el consumo de las setas mejoró la inmunidad de las personas al mismo tiempo que disminuyó la inflamación producida por sistema inmunológico.

De acuerdo a la International Society for Mushroom Science de Inglaterra, en el mundo se consumen alrededor de 25 millones de toneladas de hongos de 30 especies diferentes, estas cifras tienden a elevarse por el constante aumento en la población y consumo, así como por el mayor conocimiento de las propiedades alimenticias y medicinales de los hongos.

Ambas evidencias científicas confirman que las proteínas de los hongos, minerales, polisacáridos, aminoácidos y fibra, promueven la salud en general, ya que las setas desempeñan diferentes funciones en el organismo. Son adaptógenos, contienen antioxidantes y funcionan como agentes desintoxicantes y anticancerígenos.

Otras propiedades de los hongos comestibles

Según explica el Instituto de Ecología, un centro de Investigación de la Universidad Nacional Autónoma de México, los hongos se cultivan desde hace muchos años, el primero fue la oreja de ratón Auricularia sp. (año 600), después el shiitake japonés Lentinula edodes (año 1000), el champiñón Agaricus bisporus (año 1600) y las setas Pleurotus spp. (año 1900). Las culturas orientales, principalmente en China y Japón, han cultivado y consumido los hongos por sus propiedades medicinales, su agradable sabor y valor nutricional. Japón se ha puesto a la vanguardia en la investigación sobre los beneficios de los hongos para la salud. Los japoneses han encontrado que ciertos hongos refuerzan el sistema inmunitario y ayudan a combatir ciertas enfermedades. Mediante técnicas modernas, han identificado numerosos componentes bioactivos, los cuales exhiben ciertos efectos benéficos para la salud.

“Los hongos comestibles tienen del 19 al 35% de proteínas aprovechables en peso seco, en comparación con la mayoría de las frutas y hortalizas, que tienen entre el 7.3 al 13.2%. Contienen tiamina (vitamina B1), riboflavina (vitamina B2), piridoxina (vitamina B6), cobalamina (vitamina B12) y ácido ascórbico (vitamina C), entre otros; además de minerales como el fósforo, hierro, calcio y potasio”, asegura el instituto mexicano.

Aparte, las setas contienen polisacáridos anticancerígenos y también eritadenina, del que deriva la lovastatina, compuesto aprobado en los Estados Unidos por la FDA (Food and Drug Administration) en 1987, para tratar los altos niveles de colesterol en sangre, concluye el Instituto de Ecología de México, fundado el 13 de noviembre de 1996.