Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Salud

Embarazo y Covid-19: riesgos y precauciones

Expertos afirman que a las mujeres gestantes se les debe incluir en la categoría de alto riesgo

Bebé, recién nacido
Ante la presencia de algún signo de malestar del bebé, se debe consultar al pediatra.Cortesía

La pandemia mundial que vivimos actualmente a causa del coronavirus (COVID-19) nos ha obligado a tomar hábitos de higiene que tal vez antes no practicábamos con frecuencia y, a la vez, a proteger la salud de aquellas personas más vulnerables a la enfermedad.

Y es que la propagación de este virus mortal ha generado mucha preocupación sobre el impacto que pueda tener en aquellas mujeres embarazadas y en las que recientemente tuvieron un bebé o están amamantando.

Nipunie Rajapakse, experta en enfermedades infecciosas de Mayo Clinic, reconoce que a las mujeres embarazadas, ahora hay que ponerlas dentro de la categoría de alto riesgo y seguir con ellas las mismas recomendaciones que aplican en las personas mayores y la gente que tiene otras comorbilidades y problemas de salud. Añade que las mujeres embarazadas también deben seguir las recomendaciones hechas para el público en general, que incluyen distancia social o física, excelente higiene de las manos y ningún contacto con personas enfermas.

"Es lo más seguro para ellas hasta entender mejor los riesgos y saber si necesitan tomar algunas precauciones específicas", comenta Rajapakse en un comunicado de prensa.

Pedro Vargas, pediatra especializado en neonatología del Hospital Paitilla, recomienda a los futuros padres hacerse la prueba del Covid-19 unos días antes del nacimiento del bebé con el objetivo de detectar si hay un riesgo inmediato de que el niño enferme por contacto después del nacimiento. Ante la presencia de algún signo de malestar del bebé, se debe consultar al pediatra.

"La llegada de un bebé es un regalo y motivo de alegría para toda la familia. Debido al distanciamiento social que vivimos para evitar la propagación del nuevo coronavirus, debemos evitar las visitas a la madre y al recién nacido y los padres deben extremar la higiene en el hogar", recomienda el galeno.

Riesgos durante el embarazo

Vargas asegura que el Covid-19 tiene particular gravedad en los niños menores de un año de edad. "La transmisión vertical del Covid-19, es decir, de la madre infectada al bebé antes de nacer no se ha comprobado, sin embargo, sí está descrita la presencia de marcadores de infección antenatal en el bebé, pero sabemos que este marcador puede ser un falso positivo. Esta falta de certeza es un problema que debemos confrontar con mucha prudencia y vigilancia", alerta Vargas.

El médico añade que todo niño que nace de una madre positiva por Covid-19 o cuyo resultado está pendiente, es un bebé bajo investigación por la infección. En este sentido, Vargas recomienda bañar al recién nacido inmediatamente y de forma cuidadosa para remover toda secreción que haya en las superficies de la piel. "Los hospitales y las salas para recién nacidos deben tomar todas las precauciones y seguir estrictamente sus protocolos ya desarrollados para tal efecto", comenta el especialista y añade que es primordial hacerle la prueba por el Covid-19 al bebé antes de las primeras 24 horas de vida.

La médico de Mayo Clinic señala que a pesar de que aún no se sabe si las mujeres embarazadas tienen mayor probabilidad de enfermar de Covid-19 o de que la enfermedad sea grave en ellas, las mujeres encinta corren más riesgo de contraer enfermedades graves por otras infecciones respiratorias, como la gripe.

En un estudio pequeño con recién nacidos de madres infectadas con Covid-19, ninguno de los niños obtuvo resultado positivo para la enfermedad y tampoco se encontró el virus en el líquido amniótico ni en la placenta.

En este sentido, Rajapakse anota que los primeros datos aportan noticias algo tranquilizadoras. "En las mujeres embarazadas que se infectaron cerca del momento del parto, los resultados para los bebés fueron buenos en general, y no se encontró ninguna señal del virus al hacer la prueba en los niños, en ciertos líquidos como el líquido amniótico, en la sangre del cordón umbilical, en muestras de la garganta de los bebés y en la leche materna", mencionó la médico en el comunicado.

No obstante, un informe sobre 33 recién nacidos de madres con pulmonía por Covid-19 mostró que tres de ellos obtuvieron resultado positivo para el virus dos días después de nacer, pese a las precauciones tomadas para evitar la infección.

En otro estudio de seis recién nacidos de madres con síntomas leves del nuevo coronavirus, los niños no mostraron síntomas de la enfermedad y obtuvieron resultado negativo en la prueba.

"Se ha informado sobre algunos recién nacidos que tienen la infección, pero no se sabe si fue por el contacto estrecho con la madre infectada después del nacimiento o si la infección se produjo dentro del útero o se transmitió a través de la placenta", añade Rajakapse en la nota.

La médica asevera que con base en lo que se sabe acerca de otros coronavirus, se considera menos probable una transmisión a través de la placenta porque parece que los virus respiratorios no se transmiten de esa manera. Sin embargo, destaca el hecho de que continúan los estudios para entender mejor si este riesgo realmente existe.

"Comuníquese de inmediato con su médico si presenta síntomas de Covid-19 o si estuvo expuesta a algún enfermo. Antes de acudir a la cita, llame al médico para informarle sobre sus síntomas y la posible exposición, incluido un viaje", recomienda la doctora.

Si contrae el virus y está encinta, el objetivo del tratamiento será aliviar los síntomas, lo que podría incluir beber mucha cantidad de líquido, hacer reposo y tomar medicamentos para reducir la fiebre, aliviar el dolor y disminuir la tos. Si está muy enferma, tal vez necesite recibir tratamiento en el hospital.

Recomendaciones para el trabajo de parto y el nacimiento

Si la embarazada está sana y se acerca el trabajo de parto para el nacimiento del bebé, hay algunos aspectos que podrían mantenerse como siempre. No obstante, prepárese para ser flexible. A fin de proteger su salud y la del bebé, algunas instituciones de salud restringen la cantidad de personas que pueden estar presentes en la habitación durante el trabajo de parto y el nacimiento del bebé. Esto también podría afectar a las visitas que se presenten después del nacimiento. Consulte al médico acerca de las restricciones aplicables, pese a que posiblemente varíen a medida que la tasa de infección por Covid-19 cambia en su área. El tiempo que permanezca en el hospital puede ser más corto de lo habitual, menciona el comunicado de Mayo Clinic.

Si tiene Covid-19 o espera el resultado de la prueba porque presenta síntomas, esa situación posiblemente afecte el contacto con el bebé después del nacimiento. No se sabe si los recién nacidos con Covid-19 tienen más riesgo para complicaciones graves y, además, preocupa que se enfermen después del nacimiento por entrar en contacto con las gotitas que una persona infectada despide al aire. "A los recién nacidos de madres con Covid-19 se los podría atender en otra habitación y permitir que solamente alguien sano los visite, sea el padre o la persona encargada de su cuidado", explica Rajakapse.

Las instituciones médicas también pueden instalar temporalmente a las madres con el virus, o bajo investigación para el virus, en una habitación separada del bebé hasta terminar con todas las precauciones de transmisión. El equipo de atención médica hablará con usted respecto a los riesgos y las ventajas de la separación temporal y las medidas pertinentes, señala el comunicado.

Cuidados del bebé Post Parto

El doctor Vargas, especialista en neonatología recomienda a las madres Covid-19 positivo colaborar para facilitar su separación física de su bebé cuando nazca y durante todo el tiempo de su confinamiento o cuarentena hasta que se le considere curada.

"Tener un bebé recién nacido y no poder cuidarlo es para una madre algo no natural. Pero esta enfermedad nos advierte que es preferible una ausencia temporal para proteger al bebé. Aunque, cada situación debe evaluarse de manera individual en el marco de todos los factores para decidir sobre la separación madre-hijo y el tiempo que habría que hacerlo, si fuera el caso", señala el pediatra panameño.

En cuanto a la lactancia materna, Vargas, recomienda, a las madres infectadas por el nuevo coronavirus no alimentar directamente del pecho al bebé, sino ordeñarse para almacenarla y que una persona encargada de cuidar al niño lo alimenta con mamadera.

Los beneficios de la lactancia materna son conocidos y comprobados, desde el aspecto nutricional como de la contribución de ella a fortalecer los mecanismos de defensa contra infecciones.

No se conoce que el Covid-19 se transmita a través de la leche materna, pero sí por el contacto íntimo o cercano. "Si la madre no tiene fiebre por 72 horas y sus síntomas respiratorios han mejorado aunque no hayan desaparecido y su prueba por la infección resulte negativa, ella puede reanudar el cuidado de su bebé tomando todas las precauciones higiénicas habituales", puntualiza Vargas.