Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Salud

Preservación de la fertilidad, nueva alternativa en pacientes con cáncer

En los últimos años, los avances médicos han mejorado sustancialmente la sobrevida de los pacientes con carcinoma. En particular, se ha prestado una creciente atención a los problemas reproductivos posteriores a los tratamientos oncológicos. En Panamá estas técnicas se realizan en el área privada

El cáncer es una de las enfermedades que más impacto causa en un entorno familiar. De ahí la importancia de reconocer posibles signos de advertencia, puesto que ayudan a tomar medidas rápidas para lograr un diagnóstico temprano y a su vez la cura de la enfermedad.

Hoy, gracias a los avances de la ciencia y la tecnología, el porcentaje de supervivencia al cáncer es mayor al 70%, según las últimas cifras publicadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, los tratamientos para combatir el cáncer pueden causar distintos efectos, tanto en hombres como en mujeres, en su aparato reproductor, lo que afectaría la posibilidad de poder tener hijos en el futuro. Es por ello que la preservación de la fertilidad es de gran importancia.

Saúl Barrera Emiliani, director de la clínica de medicina reproductiva IVI Panamá, en una entrevista con este medio resaltó que es muy importante informar a los afectados de los posibles riesgos que pueden causar las terapias oncológicas en la fertilidad, ya que, es frecuente que en el momento del diagnóstico los pacientes se planteen la posibilidad de preservar la fertilidad debido al brutal impacto emocional que causar la enfermedad.

Clínicas de fertilidad, una vía para postergar la maternidad
A partir de los 35 años la fertilidad merma.Archivo La Estrella de Panamá

“Un diagnóstico de cáncer puede ser devastador, pero para las mujeres que planean comenzar o tener una familia, la amenaza de infertilidad puede sentirse como un golpe por partida doble. Al igual que otros tipos de tratamiento contra el cáncer, la cura puede hacer que tanto la mujer como el hombre pierdan su fertilidad. Sin embargo, actualmente las técnicas de preservación de la fertilidad ofrecen la posibilidad de postergar la maternidad a todas aquellas mujeres y hombres que así lo deseen o que tengan cáncer y no hayan culminado su vida reproductiva”, dijo Barrera, también ginecólogo-obstetra.

El galeno aseguró que dependiendo del tipo de cáncer (testicular, ovario, útero) y el tratamiento (quimio y radioterapia) que se coloque el paciente, éste compromete la fertilidad. “Sin embargo, lo positivo es que los tratamientos para el cáncer han mejorado significativamente y eso ha hecho que las mujeres sobrevivan al cáncer, lo que ha ayudado a que nos preocupemos por ofrecer tratamientos de fertilidad altamente eficaces como lo es la preservación de la fertilidad antes del tratamiento”, recomienda el especialista.

“El tratamiento para preservar la fertilidad consiste en la congelación de los óvulos a -196º de forma que éstos se mantengan jóvenes y en las mejores condiciones y, así sea la propia mujer la que decida cuál es el mejor momento para quedarse embarazada”, mencionó Barrera.

A su vez explicó que cerca del 60% de las pacientes que se someten a una quimioterapia por cáncer de mama van a tener una pérdida de fertilidad y por ende una menopausia precoz. Por lo que el único tratamiento es la fertilización in vitro con óvulos donados, muy a pesar de que la medicina ha avanzado no hay tratamientos que puedan rejuvenecer el ovario, subrayó el médico.

Otro tratamiento que recomienda el galeno es la cirugía conservadora del útero en caso de que se pueda realizar y congelar ya sea óvulos o corteza ovárica dependiendo del caso.

En Panamá las técnicas de fertilización se han desarrollado con éxito desde sus inicios. Archivo La Estrella

“La corteza ovárica está poblada por un número limitado de folículos, que disminuye a lo largo de la vida por la ovulación y sobre todo por mecanismos de atresia. La radio y la quimio aceleran la disminución natural del número de folículos e impiden la maduración de los mismos. Esto, unido a la imposibilidad de regeneración del ovario, conduciría al fallo ovárico precoz, mencionó y a la vez reconoció que el número de folículos primordiales que sobreviven tras la exposición a la quimioterapia depende de factores como la edad, el tipo de cáncer, el agente utilizado (quimio o radioterapia) y la dosis y número de ciclos.

De hecho, en el caso de los hombres que se hayan sometido a tratamientos contra el cáncer, se les sugiere congelar muestras de espermatozoides para preservar la fertilidad antes de someterse a una operación o a quimioterapia.

En la sociedad actual alrededor de un 2%de mujeres menores de 39 años sufrirá un cáncer ya sea de mama, útero, ovario y linfomas. Gracias a los nuevos avances en los tratamientos oncológicos, alrededor del 72% de los enfermos logra sobrevivir, y este porcentaje va aumentando año tras año.

Las pautas internacionales sobre la preservación de la fertilidad en pacientes con cáncer, recomiendan que los equipos de salud pública debatan lo más pronto posible con todos los pacientes en edad reproductiva el impacto de la terapia sobre el sistema reproductor. También insta a que se disponga y facilite el acceso oportuno a técnicas de preservación de la fertilidad. El desarrollo de estas técnicas en mujeres pre y post puberales son un esfuerzo reciente, y muchos pacientes y proveedores de la salud no están familiarizados con el rápido avance en su investigación, describió la revista biomédica Med Wave.

Infertilidad, una enfermedad

La infertilidad es la incapacidad de no poder quedar embarazada o tener hijos después de tener relaciones sexuales durante un año o después de seis meses si una mujer tiene 35 años o más, por lo que la Organización Mundial de la salud (OMS) define al proceso como una “enfermedad del sistema reproductivo” y resulta en discapacidad.

Según Barrera Emiliani, la fertilidad como enfermedad afecta aproximadamente del 15% al 20% de las mujeres en edad reproductiva en Panamá. Es decir, de cada 10 parejas que están buscando un embarazo al menos dos van a tener problemas de fertilidad. Las causas pueden radicar en el varón hasta un 40% y en las mujeres en un 60%.

“Es importante resaltar que el hombre presenta un tipo de problema en casi la mitad de los casos, por lo que es importante evaluar a ambos e incluso, en algunos casos, la causa puede llegar a ser inexplicable”, acotó.

Las mujeres nacen con todas las células reproductoras (ovocitos) que dispondrán a lo largo de su vida reproductiva. Al nacer, las mujeres disponemos de entre 1 y 4 millones de ovocitos, al llegar a la adolescencia este número cae hasta unos 200.000-300.000 óvulos, y entorno a los 36 años la reserva es de entorno a los 25000 óvulos. La reserva ovárica de las mujeres se reduce drásticamente a partir de los 35 años hasta llegar a la menopausia.

Sin embargo, el campo de la medicina reproductiva y la endocrinología ha creciendo rápidamente, con historias de éxito que han resuelto problemas de infertilidad, desde los métodos más simples de concienciación sobre la fertilidad hasta innovaciones más avanzadas como la fertilización in vitro humana (FIV), la cual fue desarrollada por Robert Edwards, quien fue galardonado con el Premio Nobel de Medicina en 2010.

En Panamá es difícil tener una estadística de casos de infertilidad porque a nivel del Ministerio de Salud (Minsa) y Caja de Seguro Social (CSS) no ofrecen programas de tratamiento completo para problemas de infertilidad lo que imposibilita recoger información de este problema en todo el país, puntualizó el médico.

Costos

Actualmente someterse a uno de estos tratamientos en Panamá rondan entre los $825.00 en el caso de la inseminación artificial hasta los $8,850.00 en el caso de la ovodonación.

“Al final es la persona o pareja quien decide si pasa por este tratamiento o no. Estos tratamientos enfocados a la preservación de la fertilidad para pacientes con cáncer no pueden garantizar la consecución de un embarazo en el futuro, pero sí la posibilidad de al menos intentarlo”, detalló Barrera.