Temas Especiales

24 de Jul de 2021

Salud

CSS: más del 20% de las muertes están asociadas a la hipertensión

De acuerdo con el Ministerio de Salud, el 37% de la población mayor de 40 años sufre de presión alta en el país; lastimosamente no presenta síntomas, por lo que muchos que viven con la patología mortal la ignoran

La Organización Mundial de la Salud busca reducir la prevalencia de esta enfermedad para 2025, sin embargo, esto dependerá de que las personas atiendan al llamado.Pixabay

La hipertensión arterial (HTA) o presión alta es un trastorno que ocurre cuando la sangre circula con más fuerza de lo habitual, lo que provoca que los vasos sanguíneos y el corazón realicen un esfuerzo adicional para garantizar la circulación de la sangre en todo el cuerpo. De acuerdo con varios estudios, esta dolencia es el factor de riesgo cardiovascular más prevalente en las mujeres; sin embargo, en los hombres se presenta con mayor severidad y aparece en edades tempranas.

En ese sentido en Panamá, esta enfermedad está acechando a la población. Según el censo de salud preventiva del Ministerio de Salud (Minsa), el 37% de la población mayor de 40 años sufre de presión alta en el país; lastimosamente no presenta síntomas, por lo que muchos que viven con la patología mortal la ignoran, aumentando de esta manera las cifras de personas afectadas.

De acuerdo con datos de 2021 de la Caja de Seguro Social (CSS), del 20% al 25% de las muertes registradas anualmente en el país están relacionadas con la hipertensión arterial.

Mientras que el 95% de los casos registrados con esa enfermedad son de origen desconocido, pero existen factores genéticos que influyen, como la herencia y la raza.

En Latinoamérica, el 13% de las muertes y el 5,1% de los años de vida ajustados por discapacidad (AVAD) pueden ser atribuidos a la hipertensión.

Para el doctor Randol Rodríguez, es preocupante que muchos pacientes desconocen el peligro de la enfermedad, catalogada como un enemigo silencioso. También afirmó que una persona puede padecer por mucho tiempo de presión arterial y no presentar síntomas.

“El objetivo primordial del programa extramuro es velar por la salud de los panameños y detectar a tiempo las enfermedades, para que el paciente lleve un debido control con su médico de cabecera”, manifestó Rodríguez en un comunicado de la CSS.

Según el galeno, la persona con presión arterial alta puede presentar síntomas como dolores de cabeza y en el dorso del cuello, aunque los dolores de cabeza no siempre ocurren al menos que se presente un aumento excesivo de la presión.

Gabriel Jaén, médico general de la policlínica Dr. Blas Daniel Gómez Chetro (CSS) en Arraiján, indicó que a ciencia cierta se desconoce el origen de la hipertensión arterial, pero hay ciertos factores que inciden en su aparición como la edad, sexo y raza.

La hipertensión se ha convertido en un problema frecuente en la población.Cortesía

“La obesidad, el consumo excesivo de sal, las grasas, el tabaquismo, alcoholismo, sedentarismo y el estrés son los principales causantes del padecimiento de esta enfermedad crónica, que si no es tratada oportunamente puede provocar afecciones médicas a largo plazo, como enfermedades cardiacas, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia renal”, destacó Jaén en el comunicado.

Según Jaén, en la consulta de medicina general es común la atención de pacientes con hipertensión arterial que, en muchos casos, no llevan un buen control.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la hipertensión afecta a más de 1,150 millones de personas en el mundo, y dos tercios viven en países de ingresos medios y bajos por falta de acceso a los servicios de salud o por desconocimiento de la enfermedad, lo que podría provocarles la muerte. Lo que quiere decir que 1 de cada 4 hombres y 1 de cada 5 mujeres tienen hipertensión; y lo peor del caso es que solamente 1 de cada cinco hipertensos tiene controlada la presión arterial, a pesar del uso de medicamentos y otras medidas.

En contraste, en los países de mayor ingreso, se han mejorado los procesos de diagnóstico y tratamiento temprano, con lo que también se ha venido disminuyendo la mortalidad por complicaciones cardíacas.

Durante un simposio sobre hipertensión, Esteban Coto, director médico de AstraZeneca para Centroamérica y el Caribe, hizo un llamado para que las personas se preocupen de mantener una presión sanguínea y una frecuencia cardíaca saludables y se realicen controles médicos periódicos, pues los síntomas de la enfermedad son silenciosos en las primeras etapas. “Es importante que los pacientes con presión arterial alta comprendan que pueden sufrir arritmias, las cuales son latidos cardíacos excesivamente rápidos, lentos o irregulares; por lo cual es recomendable que se realicen electrocardiogramas periódicos para descartar las mismas y velar por su salud cardiovascular”, comentó Coto.

Verificar la frecuencia

Añadió que es importante verificar de manera constante la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea; se trata de un paso importante, ya que la primera hace referencia a la cantidad de latidos del corazón, y su rango debe encontrarse en un adulto en reposo entre 60-100 latidos por minuto (bpm), y la presión sanguínea se mide en el momento que el corazón se contrae y se relaja, con datos que normalmente se encuentran entre 120/80. “Si la lectura de la presión sanguínea refleja de manera constante datos de 140 sobre 90, se diagnostica como presión alta; por lo que se recomienda llevar un registro para obtener más datos e información comparativa que pueda confirmar el padecimiento por parte del médico tratante”, explicó.

Para un diagnóstico acertado, el médico puede recomendar otras variantes de pruebas, entre ellas el monitoreo de la presión arterial constante, a través de un dispositivo que brindará un panorama más preciso de los cambios en la presión arterial. Además, se puede solicitar análisis de laboratorio (orina, sangre y colesterol), un electrocardiograma con el fin de medir la actividad eléctrica del corazón y el ecocardiograma para descartar otras enfermedades cardíacas.

“Una vez que el paciente ha sido diagnosticado de hipertensión arterial, se debe considerar el tipo de tratamiento adecuado según sus necesidades; esto implica realizar cambios en el estilo de vida, entre ellas, optar por una dieta saludable, actividad física con regularidad, mantener un peso sano, y en ciertas ocasiones se deberá acudir a medicamentos, según el tipo de hipertensión que padezca”, explicó Coto.

Pandemia y presión arterial alta

De acuerdo con expertos, los pacientes con hipertensión son los que tienen mayor riesgo cardiovascular, por ende son los que tienen la mayor posibilidad de afectarse con la covid-19 grave y severamente. La identificación, manejo y especial atención de este padecimiento es trascendental durante la pandemia, y ahora con la vacunación deben ser los primeros en la lista de inmunización.

“En el contexto actual, es aún más relevante que los hipertensos tomen conciencia del control y cuidados que requieren. Además, los centros de atención primaria de salud tienen un papel importante que desempeñar para garantizar el acceso continuo a la atención, reducir el riesgo de infección por el SARS-CoV-2 y manejar adecuadamente a los pacientes con estas comorbilidades que conlleva la covid-19, resaltó Victoria Brenes, directora ejecutiva de la Federación Centroamericana y del Caribe de Laboratorios Farmacéuticos (Fedefarma).

William Marshall III, especialista en enfermedades infecciosas en Mayo Clinic de Rochester, Minnesota, señala que una de las medidas más importantes para evitar la infección por covid-19 es tratar al máximo de no salir de la casa, usar mascarilla, mantener las medidas de distanciamiento 6 pies (2 metros) de los demás, no estar en contacto estrecho con cualquier persona que esté enferma o tenga síntomas y evitar las reuniones o aglomeraciones.

Asimismo, detalló que el paciente debe seguir con el plan de tratamiento para la presión arterial. “Cuando no se trata la presión arterial alta pueden aparecer otras enfermedades, incluida la demencia. Ese riesgo mayor deja de existir cuando se trata adecuadamente la presión arterial alta con medicamentos adecuados.

En el mundo, el 25% de los hombres y el 20% de las mujeres sufren hipertensión arterial elevada.Cortesía

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la medición de la presión arterial es quizás el procedimiento que se realiza con más frecuencia en la medicina clínica y, aunque parece sencillo a primera vista, si la medición se realiza de manera subóptima conlleva a errores que pueden afectar las decisiones clínicas en hasta el 20%-45% de los casos.

“Conocer qué tan bien los trabajadores de la salud miden la presión arterial, y mejorar la técnica de medición son elementos clave de un programa exitoso para el control de la hipertensión”, detalla la OPS.

Cambios en el estilo de vida

Aparte de los medicamentos, es también importante hacer cambios en el estilo de vida. Según Marshall, la persona debe llevar una dieta DASH (enfoques alimentarios para detener la hipertensión), que se concentra en frutas, verduras, cereales integrales, aves, pescado y productos lácteos bajos en grasa.

“Intente limitar la ingesta de sodio a menos de 2,300 miligramos diarios. Recuerde que lo ideal para la mayoría de las personas adultas es consumir hasta 1500 miligramos de sodio al día”, detalló el médico.

Igualmente, hacer ejercicio de forma regular no solo reduce la presión arterial, sino que ayuda con el estrés y a perder peso, y sobre todo no ingerir bebidas alcohólicas.

A su vez, Jaén instó a la población a cumplir estrictamente el tratamiento prescrito, acudir a sus citas de control, comer saludablemente y ejercitarse, para garantizar una mejor calidad de vida.