Temas Especiales

22 de Ene de 2022

Salud

Salud e intimidad en la vejez

De acuerdo con los expertos es posible disfrutar de una sexualidad plena a partir de los 60; la edad no es un determinante para el goce de una sana vida íntima en pareja

Salud e intimidad en la vejez
Llegar a la vejez no tiene que significar el fin del placer.

Con el envejecimiento, los cambios físicos y emocionales tanto en los hombres como en las mujeres podrían afectar el disfrute de las relaciones sexuales. De acuerdo con expertos, esto ocurre principalmente en los adultos mayores de 60 años, ya que creen que en la tercera edad el sexo también debe jubilarse y que solo es para jóvenes.

“Es todo lo contrario y es un mito que debe terminar. Las relaciones sexuales no son solo para la gente joven; los adultos mayores deberían continuar con su vida sexual hasta el final de sus días. Para el sexo no hay edad”, así lo afirmó Eliécer Pérez Rivera, psicólogo y psicoterapeuta de familia y parejas a La Estrella de Panamá.

Añadió que los adultos mayores no deben cohibirse de tener intimidad, sino que deben amoldarse a los cambios físicos, de salud y de otro tipo para lograr una sexualidad plena, y eso se obtiene a través de estrategias y tratamientos psicológicos y médicos.

Al respecto, Jesús E. Rodríguez, director del Instituto Sexológico Murciano (ISM), resaltó que para disfrutar del sexo a partir de los 60 es necesario restar protagonismo a los genitales y ser consciente de que no existen evidencias científicas que indiquen que la edad sea un obstáculo para tener una vida sexual plena y satisfactoria. “Además, contamos con muchas herramientas para solucionar las dificultades que pueden presentarse a estas edades tanto en el ámbito psicosocial como en cuanto a problemas de salud, por tanto, la edad no es una razón para dejar de disfrutar del sexo”, declaró Rodríguez en una entrevista con Cuidate Plus, una plataforma informativa especializada en salud preventiva.

En esa misma línea, Juan Carlos Acosta, especialista en sexología clínica y medicina sexual, compartió a través de su cuenta en Instagram que las personas adultas pueden ser sexualmente activas por el resto de sus vidas. “Llegar a la vejez no tiene que significar el fin del placer. Muchos adultos luego de los 60 años, ya con nietos o que han entrado en la menopausia, andropausia, no menstrúan, tienen la vagina reseca, pierden el deseo sexual o no tienen buenas erecciones, se jubilan de la sexualidad y cierran ese capítulo porque consideran que ya no hay más nada que hacer para disfrutar del placer”, comentó el sexólogo a A9 TV, un canal de televisión mexicano.

“La persona nace con sexualidad y muere con sexualidad; no tiene que ver nada con el tiempo o la vejez. Para el sexo no hay edad ni jubilación”, comentó el sexólogo.

A su vez, reiteró que las personas tienen genitalizada la sexualidad. En el caso de los hombres, por ejemplo, algunos comienzan a notar que no tienen buenas erecciones o que el deseo sexual disminuyó y es ahí donde deciden decirle adiós al sexo en pareja.

Comenta que se puede reactivar una vida sexual, y explica que “sabemos que en una persona añosa los niveles hormonales no son los idóneos, puesto que ya están desgastados, por lo que existen tratamientos para recuperar esos niveles hormonales, sobre todo en las mujeres para que logren una vagina humectada y lubricada, y en los hombre una buena erección. Solo tienen que entender que estos tratamientos hormonales se los van a tener que hacer de por vida y no deben temer porque no contienen sustancias nocivas o que el cuerpo no pueda tolerar. De esta forma, tanto hombres como mujeres se sentirán rejuvenecidos porque lograrán mantener orgamos y eyaculaciones”, detalló el experto.

“La persona nace con sexualidad y muere con sexualidad, no tiene que ver nada con el tiempo o la vejez. Para el sexo no hay edad ni jubilación” JUAN CARLOS ACOSTA, SEXÓLOGO CLÍNICO

De los tratamientos y herramientas en el mercado mencionó los geles, pastillas, inyecciones, tabletas vaginales y juguetes sexuales. “Tenemos muchos recursos para enriquecer la actividad sexual, e igualmente hay que estar vigilantes y realizarse exámenes de testosterona en sangre y el antígeno prostático; debemos reconocer que los hombres no tenemos una actitud preventiva en sexualidad y es importante hacerse esos chequeos”, recomendó Acosta.

¿Qué dicen los estudios?

Una encuesta realizada por the University of Michigan y la AARP (una organización estadounidense que atiende las necesidades e intereses de las personas mayores de 50 años), el 40% de los encuestados de entre 65 y 80 años dijo que llevan una vida sexual activa, y más de la mitad de quienes tienen pareja indicaron que todavía tienen relaciones íntimas.

Y entre quienes tienen cincuenta y tantos años, otro estudio reveló que hasta el 91% de los hombres y el 86% de las mujeres son sexualmente activos. Y una de cada tres personas de este último grupo tiene relaciones sexuales por lo menos una vez por semana.

Datos interesantes de la encuesta

Según mencionó AARP en su sitio oficial, el 72% de las personas de entre 65 y 80 años tiene una pareja, y el 54% de este último grupo es sexualmente activo.

Ya sea que tengan o no una vida sexual activa, casi dos tercios de quienes tienen entre 65 y 80 años dicen que todavía les interesa el sexo, redactó la organización.

Otro dato según la encuesta es que las mujeres son menos propensas que los hombres a llevar una vida sexual activa –un 31% en total, comparado con un 51% de los hombres–, pero son más propensas a estar sumamente o muy satisfechas con su vida sexual.

Iris Krasnow, escritora de Sex After... Women Share How Intimacy Changes as Life Changes y The Secret Lives of Wives, comentó a AARP que “el sexo después de los 50 puede ser el mejor sexo de tu vida porque, por una parte, un nido vacío significa más espontaneidad para la intimidad”.