Temas Especiales

06 de Jul de 2022

Salud

El sobrepeso, la principal comorbilidad asociada al asma

Para los expertos los niños y adultos con un peso corporal elevado tienen mayor riesgo de desarrollar asma que aquellos con un peso normal. En Panamá hay una prevalencia del 10% de personas que viven con asma

El sobrepeso, la principal comorbilidad asociada al asma
Médicos recomiendan utilizar inhaladores con corticoides para el buen control del asma.Cortesía

Una de las patologías más prevalentes y de gran impacto en la salud pública en el mundo es el asma, una enferemdad crónica que afecta a un alto porcentaje de la población mundial, siendo los niños la población más vulnerable.

Sin embargo, en los últimos años numerosos estudios han relacionado a el asma con la obesidad, encontrando que el exceso de peso favorece el desarrollo de asma tanto en niños como en adultos. “Los niños y adultos con un peso corporal elevado tienen mayor riesgo de desarrollar asma que aquellos con un peso normal”, según mencionan los expertos.

Raúl Jiménez Muñoz, neumólogo y coordinador de docencia en la Caja de Seguro Social (CSS) reconoció a La Estrella de Panamá que pese a que el asma es una enfermedad más frecuente en los niños, hay que tener en cuenta que en Panamá no hay datos que especifique la incidencia de la enfermedad en el país.

“El único estudio que hay registrado fue el que realizó Prenfor, el cual evaluó la incidencia de asma y síntomas asociados, cuyos resultados determinan que en la República de Panamá hay una prevalencia del 10% de personas que viven con asma, es decir que una de cada 100 tiene la dolencia. Pero lo más preocupante es que según el estudio el 66% eran mujeres que tenían la enfermedad y solamente el 22% conocía sobre la dolencia”, detalló Jiménez.

El sobrepeso, la principal comorbilidad asociada al asma
Es importante llevar una dieta saludable para evitar sobrepesoCortesía

A su vez, el galeno, quien también es neumólogo en The Panamá Clinic y en el Hospital Nacional, mencionó que de acuerdo con el estudio en mención el 72% de los pacientes estaban en sobrepeso, la principal comorbilidad asociada al asma en Panamá. Igualmente el reflujo gastroesofágico y la rinitis crónica.

Cada año se registran alrededor de 180 millones (18%) de exacerbaciones en pacientes asmáticos mal controlados. “Contamos con una gran cantidad de pacientes con asma que no están diagnosticados y están teniendo muchas exacerbaciones que se traducen en disminución de su función pulmonar y una persona asmática con una exacerbación es una persona que incapacitada para ir al trabajo, escuela, es una población laboralmente activa y todo esto repercute en el empleo y demás”, mencionó el médico.

Existen distintos factores que podrían explicar la asociación entre asma y obesidad pero “no se conocen con exactitud los mecanismos fisiopatológicos implicados en la relación entre ambas patologías”, explicó Rocío Díaz, neumóloga de la Unidad de Asma Grave del Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid a la revista especializada en salud Redacción Médica.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la prevalencia mundial de asma es de 339 millones de personas, la mayoría se encuentra en países de medianos y bajos ingresos. Sin embargo, es una enfermedad que no distingue estado o región, ya que se registra en todos los países independientemente de su nivel de desarrollo.

El sobrepeso, la principal comorbilidad asociada al asma
La obesidad es el principal detonante del asma en jóvenes y adultosPixabay

Factores que influyen

De acuerdo con Jiménez, uno de los factores que influyen es el genético, del cual es muy importante saber el primer grado de consanguinidad (mamá, papá y hermanos).

“Contamos con una gran cantidad de pacientes con asma que no están diagnosticados y están teniendo muchas exacerbaciones que se traducen en disminución de su función pulmonar...” RAÚL JIMÉNEZ NEUMÓLOGO EN LA CSS

“A eso también hay que sumarle factores externos, es decir de tipo ambiental y antecedentes de atopia (predisposición a tener reacciones alérgicas ya sea al asma, rinitis alérgica y el eczema alérgico. Entonces es una suma entre un sustrato genético más un componente ambiental que hace que en una persona se pueda desarrollar asma”, detalló.

El papel de los tratamientos

De acuerdo con estudios y médicos especialistas 60 de cada 100 (60%) asmáticos están mal controlados y existe una relación entre el sobreuso de inhaladores de rescate conocidos como 'saba' y la aparición de exacerbaciones graves, las cuales pueden producir falta de aire (disnea) y sibilancias recurrentes, y si no se controlan oportunamente pueden conducir a un deterioro de la función pulmonar, incrementando el riesgo de presentar crisis graves que involucren una atención médica de emergencia, hospitalización, cuidados intensivos y en casos muy graves puede llegar a ser mortal.

“El asma es una enfermedad inflamatoria, por ende el principal medicamento es el antiinflamatorio (corticoides) pero no en pastillas sino los inhalados. La gran mayoría de los pacientes asmáticos tienden a creer que su tratamiento es la 'bombita de rescate' o ventolín de salbutamol y es un gran error”, destacó el médico.

También aseguró que los estudios demuestran que el sobreuso de este tipo de medicamentos aumentan la mortalidad en pacientes asmáticos ya que no se está tratando el problema de la patología, sino el síntoma y al final la enfermedad sigue evolucionando por no usar un tratamiento a largo plazo. Esto surge porque las personas no llevan un control adecuado de su enfermedad”, añadió el neumólogo de la CSS.

Añadió que el asma es una enfermedad crónica que se puede controlar y para ello es importante el uso de medicamentos con corticoides inhalados.

“Todos los pacientes con asma pueden tomar control de sus síntomas y reducir el riesgo de sufrir exacerbaciones si cuentan con un tratamiento preventivo diario de corticoides inhalados. Aunque el asma tiene una tasa de mortalidad relativamente baja en comparación con otras enfermedades crónicas, la ausencia de un tratamiento efectivo, o el uso de medicamentos inadecuados para controlar la condición puede llegar a generar consecuencias graves”, dijo.

De acuerdo con la Iniciativa Global para el Asma (Gina) que genera las guías internacionales de abordaje y tratamiento del asma, el uso de tres o más inhaladores 'saba' por año constituye un sobreuso de la terapia

Justamente, debido que los inhaladores 'saba' son el tratamiento que más frecuentemente se asocia al sobreuso en cualquier etapa de la enfermedad, la más reciente actualización de las guías Gina recomienda que cada los asmáticos reciban un tratamiento específico según sus síntomas y terapia de mantenimiento, atendiendo el criterio de su médico, esto con el objetivo de reducir las crisis. El 90% de los asmáticos utilizan algún tratamiento que alivie de inmediato los síntomas, lo que genera una percepción errada de que están controlando su enfermedad.

“El comportamiento natural de los pacientes asmáticos es buscar alivio de los síntomas con un tratamiento inmediato, es por esto que, un gran porcentaje prefieren el uso del tratamiento de alivio inmediato 'saba' antes que un tratamiento de mantenimiento que les permita prevenir y controlar el asma, provocando un sobreuso de estos medicamentos”, resaltó Esteban Coto, director médico de AstraZeneca para Centroamérica y el Caribe.

“El mal control de la enfermedad y un uso inadecuado de una terapia de este tipo conduce a un aumento en el riesgo de presentar otros problemas médicos inesperados, como hipertensión arterial, diabetes mellitus tipo 2, obesidad, cataratas, osteoporosis y fracturas, , entre otros. De allí la relevancia de poder redefinir el cuidado del asma” explicó Coto.

Cada primer martes de mayo, se conmemora el Dia Mundial del Asma, un evento organizado por Gina, con el objetivo de involucrar a los pacientes con la atención y control del asma, reducir los posibles factores de riesgo y enseñar a las personas qué se debe hacer ante un posible ataque o crisis de esta enfermedad, así como también que los tramientos sean asequibles a todos por igual.