Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Tecnología

Lo nuevo en celulares

PANAMÁ. En el mercado de celulares ningún fabricante se queda con los brazos cruzados. La innovación se destaca cada vez más en los nu...

PANAMÁ. En el mercado de celulares ningún fabricante se queda con los brazos cruzados. La innovación se destaca cada vez más en los nuevos modelos y la capacidad de éstos ya se acercan a la de los minicomputadores.

Nokia nos presentó hace poco su modelo Nokia 5800 XpressMusic que se ha destacado de su última línea por dos pilares importantes: poseer una pantalla totalmente táctil y su capacidad de reproducción de música.

Su pantalla mide 3,2 pulgadas y cuenta 640 x 360 píxeles de resolución. Reconoce el tacto, aunque también viene equipado con un lápiz óptico. Cada vez que lo tocas, lanza su respuesta vibratoria a la yema de tus dedos. Aunque posee solo 81 MB de memoria interna viene con una tarjeta de 8 GB, que puede incrementarse hasta 16 GB de capacidad.

Los puntos a favor los obtiene por su conectividad. El equipo se cuelga fácilmente de las red Wi-Fi o la capacidad de navegación web que te dé tu proveedor, desplegando páginas de fácil navegación.

Su sonido es buen punto. Para ser un equipo tan pequeño, cuenta con una calidad lo suficientemente alta como para escucharlo en una sala y que suene como un pequeño reproductor de música. Así como sus aplicaciones. Los mapas, por ejemplo, se combinan perfectamente con el GPS que trae integrado.

En contra va su cámara. Por lo menos mientras lo usamos, no logramos encontrar una forma de hacer buenas fotografías, muy a pesar de sus 3,2 megapíxeles de resolución y su lente Carl Zeiss. Aunque debo acotar que si hicimos buenos videos.

Su interface principal también nos causó dudas. Aunque es sencilla, no es muy amigable con el usuario a “primer uso”. Ofrece solo dos opciones para buscar el menú o la lista de contactos, y por ejemplo si uno desea hacer una llamada rápida no podrá hacerla ya que su teclado es totalmente virtual. Sin embargo no dudo que con el tiempo uno llegue a acostumbrarse.