Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Tecnología

El impermeable de los líquidos

MADRID. La ciencia ha creado un material que no filtra los líquidos en un 95%. ‘Prácticamente cualquier líquido que se arroje en este ma...

MADRID. La ciencia ha creado un material que no filtra los líquidos en un 95%. ‘Prácticamente cualquier líquido que se arroje en este material rebota sin mojarlo’, ha indicado la autora principal de la investigación, Anish Tuteja.

La efectividad del producto se comprobó luego de hacer pruebas con distintos líquidos. Sólo dos fueron capaces de penetrarlo de los cien que fueron evaluados. Esos fueron los clorofluorocarbonos, que son productos químicos utilizados en refrigeradores y acondicionadores de aire.

Los científicos hicieron una demostración pública del material en el laboratorio de Tuteja. Lo probaron con café, salsa de soja y aceite vegetal, así como tóxico clorhídrico y sulfúrico, que pueden quemar la piel. Ninguno de los anteriores fue capaz de traspasarlo muy por el contrario rebotaron. Y, según los investigadores, el revestimiento también es capaz de resistir la gasolina y diversos alcoholes.

Para elaborar este material el equipo de trabajo utilizó una técnica llamada ‘electrospinning’, que usa una carga eléctrica para crear partículas finas de sólido a partir de una solución sólida.

Y resultó después de mezclar ‘polidimetilsiloxano’ (polydimethylsiloxane), o PDMS, y cubos nanoescala resistentes a los líquidos, desarrollados por la Fuerza Aérea norteamericana, que contienen carbono, flúor, silicio y oxígeno.

Al final el resultado fue una pasta de gomosas partículas de plástico, detalló la investigadora. Y, según ella, para los efectos, la química del material es importante, pero su textura también lo es.

Este revestimiento será práctico para crear prendas de vestir resistentes a las manchas. Y, además, para confeccionar ropa hermética que proteja a los soldados y científicos de las sustancias químicas, según el portal digital de la Agencia de Noticias Europress.com

FUNCIONALIDAD

Para actuar sobre los líquidos, el material se abraza a la estructura de los poros de la superficie en la que ha sido aplicada. Así la estructura queda conformada entre un 95% y 99% por bolsas de aire. Cuando cualquier líquido entra en contacto con ella apenas logra tocar la superficie sólida.

‘Normalmente, cuando se acercan dos materiales, éstos impregnan una pequeña carga positiva o negativa en el otro, y tan pronto como el líquido entra en contacto con la superficie sólida empieza a propagarse’, dijo Tuteja, que explicó que en este estudio se ‘ha reducido la interacción entre la superficie y la gota’.