Temas Especiales

20 de Ene de 2022

Tecnología

Cinco tendencias para 2022 en la industria 4.0

La tecnología junto a la sostenibilidad serán las encargadas de cerrar las brechas sociales y económicas existentes, así como de atender los retos medioambientales en los próximos años

Cinco tendencias para 2022 en la industria 4.0
La Inteligencia Artificial y la automatización son responsables de generar respuestas más efectivas ante las exigencias de nuevos productos.Cortesía

La tecnología se ha convertido en una herramienta indispensable en las organizaciones.

De acuerdo con la compañía alemana SAP, es necesario saber qué viene en términos de avances y mejoras en la industria 4.0. A continuación, las tendencias más importantes:

1. Internet de las cosas (loT): .

El internet de las cosas para la industria 4.0 viene en forma de digitalización  industrial y sistemas ciberfísicos. Por ejemplo, las redes de IoT permiten a los gerentes de cadena de suministro saber cosas como dónde están sus productos, qué proveedores los tienen y cuántos hay en stock.

2. Inteligencia artificial (IA): La inteligencia artificial y la automatización son responsables de generar respuestas más efectivas ante las exigencias de nuevos productos, hecho que incentiva la creación de nuevos proyectos a costos mucho más bajos y con mejoras en los niveles de producción.

3. Empresas sostenibles: Una de las exigencias más relevantes en la actualidad por parte de la sociedad se evidencia en la demanda de una producción y consumo responsable por parte de las compañías. Para los próximos años se prevé un impulso grande en este sentido de compañías de todos los tamaños, con el objetivo de poner la sostenibilidad como el derrotero a seguir.

4. Mayor conexión entre trabajadores y procesos: De acuerdo con la experiencia obtenida a lo largo de 2020, con la pandemia, la tendencia se dirige a los trabajadores que son capaces de ser productivos haciendo las tareas desde sus hogares a través del teletrabajo.

5. Impresión 3D: Las empresas usan la tecnología 3D para la impresión de prototipos. Estos permiten a los diseñadores probar los productos y solucionar fallas antes de lanzarlos al mercado. Se trata de una tendencia que sin duda se incrementará.

Esta técnica también posibilita la creación de artículos por encargo, en vez de producirlos y mantenerlos guardados en los estantes, lo que promueve una reducción de los costos y de los productos parados en los inventarios.