16 de Ago de 2022

Deportes

Muerto de la risa

PANAMÁ. Confiado de que puede ponerse la ‘chaqueta verde’ por quinta ocasión en su carreras, así saldrá hoy al campo del Augusta Nationa...

PANAMÁ. Confiado de que puede ponerse la ‘chaqueta verde’ por quinta ocasión en su carreras, así saldrá hoy al campo del Augusta National el estadounidense Tiger Woods, para disputar la primera ronda del Masters de Augusta 2011.

Ayer, el ex número uno del mundo llegó a eso de las 7:00 a.m. al campo de juegos para la última ronda de prácticas, donde se le vio muy relajado y muerto de la risa, a pesar de que es la primera vez que no llega como favorito para el primer ‘grande’ de la temporada, desde 1997, año en que conquistó su primer Masters.

Para ese 1997 y con tan solo 21 años, Woods mostró su casta y dejó claro que iba a ser uno de los más grandes de este deporte, luego volvió a ganar en Georgia en la edición de 2001, 2002 y 2005.

Hoy, Woods llega al Masters con un perfil algo bajo y sumido en la séptima casilla del escalafón del ranking mundial; sin embargo, nada de esto parece afectarle y asegura que puede jugar a su mejor nivel y ganar. ‘Absolutamente, quiero hacerlo’, exclamó Woods para dejar claros sus deseos de triunfar en este primer major.

No obstante —y para alcanzar la gloria nuevamente— el ganador de 14 ‘grandes’ tendrá que fajarse ante 98 golfistas, entre ellos su compatriota el zurdo Phil Mickelson, campeón defensor y favorito indiscutible para revalidar su título. +7B