19 de Oct de 2021

Deportes

Conozca a los rivales de Panamá

PANAMÁ. La selección panameña sub-17 jugará su primer Mundial de la categoría, donde quedó emparejado en un Grupo E que, considerando pe...

PANAMÁ. La selección panameña sub-17 jugará su primer Mundial de la categoría, donde quedó emparejado en un Grupo E que, considerando pergaminos, tiene un súper favorito a ganarlo y otros tres que estarán en una competencia totalmente abierta.

El Premundial de Jamaica, donde Panamá quedó en tercera posición, los dirigidos por Jorge Dely Valdés fueron de menos a más y mostraron tener personalidad dentro del campo. Ahora le toca nutrir esa confianza para el Mundial de México, donde tendrá sede en Querétaro y debutará el lunes 20 de junio ante Burkina Faso.

CAMPEONES CON HAMBRE

Los conocidos como los ‘Purasangre’, los jóvenes de Burkina Faso, jugarán su tercer Mundial y llegan a México como los campeones africanos, título que, además, es el primero continental que el país gana en su historia.

Durante el torneo disputado en Ruanda, los burkineses no sólo ganaron su grupo, sino que se cobraron a rivales como Egipto, Senegal, Costa de Marfil y al anfitrión en su camino a la copa. Contextura física y velocidad son las claves de este equipo dirigido por el portugués Rui Vieira.

CUIDADO CON ECUADOR

Después de 16 años, los ecuatorianos jugarán su tercer Mundial, donde tendrán la oportunidad de demostrar lo hecho en el clasificatorio sudamericano, en el que venció a rivales como Argentina y Uruguay, y perdió ante Brasil, a la postre campeón del certamen.

En un total de nueve partidos, los sudamericanos empataron cuatro, ganaron tres y perdieron sólo dos (la otra derrota fue ante Argentina en la fase final), basados en un fútbol ordenado y peligroso de contraataque.

LOS FAVORITOS TEUTONES

A pesar de que tuvo que trabajar más de la cuenta para clasificar a su tercer Mundial consecutivo, Alemania es, sin dudas, el claro favorito a ganar el grupo y pelear por el trofeo.

En el Campeonato Europeo, los alemanes perdieron 2-0 en su debut ante Holanda y empataron 1-1 con la República Checa, con lo que su boleto a Mundial estaba en peligro. Pero una victoria ante Rumania los depositó en las semis y el certamen mundialista.

Luego vencerían a Dinamarca y perderían en la final, una vez más, ante los holandeses por 5-2.

Basados en el poderío físico, buen trato de balón y velocidad, los teutones saldrán a buscar su primer trofeo mundialista, que les ha sido esquivo ocho veces.