Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Deportes

Un llamado a la unidad en el deporte

Hoy cuando en casa hay mucho movimiento en la cocina, con la preparación de la tradicional cena de Noche Buena en familia y amistades ce...

Hoy cuando en casa hay mucho movimiento en la cocina, con la preparación de la tradicional cena de Noche Buena en familia y amistades cercanas, seguro, y hasta el Año Nuevo, habrá pocas ganas de dedicarse a las actividades de los ‘músculos’. Por ello invito a todos los estamentos vinculados al deporte, en especial los dirigentes, algunos voluntarios y otros que cobraran, los asalariados del Instituto Panameño de Deportes, y los señores del COP, a meditar en que mientras no haya una real unidad en el deporte, con ligeras excepciones, seguiremos en retroceso, y teniendo dificultades incluso para triunfar en muchos deportes a nivel centroamericano.

En todo ello, los que vienen pagando el precio más alto son, sin duda alguna, los atletas. Pues la dirigencia antes mencionada dedica más tiempo en su lucha por controlar sus puestos que en la planificación sistemática y actualizada de mejorar el nivel competitivo de nuestros atletas. Hay una realidad irrefutable, y es que cuando un atleta panameño mejore su nivel competitivo, es porque viajó al exterior, a un ambiente menos hostil y conflictivo, en donde recibe adiestramiento de técnicos de alto nivel, que se transforman en triunfo. Si dudan, cito a Edgar Crespo y a Eileen Grench en la actualidad. Y en el pasado, a Irving Saladino cuando estuvo en Brasil, y Eileen Coparropa en los Estados Unidos.

Pese a que nuestros jóvenes no solo representan la promesa de un futuro brillante, sino la vitalidad de nuestro presente, con frecuencia sufren frustraciones por la negligencia de la dirigencia que antecede su vanidad rampante, como fue el caso del atletismo, donde el presidente de la Fepat frustró el sueño que quizás no vuelve, de Andrea Ferris y Kashany Ríos, de estar en unos Juegos Panamericanos. Lo mismo que los luchadores, un deporte que ha dado honores señalados a Panamá, con atletas de la estatura de Eduardo Campbell (q.e.p.d), Sión Cohen (q.e.p.d), Wanelge Castillo, Severino Aguilar, Segundo Olmedo, Saúl Leslie, Herminio Hidalgo, Ramón Mena, Arturo Oporta, Luis Sandoval, y Alfredo Far, que han representado a este país en Juegos Olímpicos, ahora sus atletas hacen el papel de ‘gitanos’ sin un gimnasio para su práctica. Lo triste es que Pandeportes, en vez de construir un gimnasio para este deporte en la Ciudad Deportiva, tiene a estos atletas arrimados en el Domo de la ‘U’ en Curundú.

Lo insólito es que frente a esta realidad de la lucha, el presidente Martinelli anunció que su Gobierno le dará 3 millones al fútbol americano para la construcción de un estadio, en los predios del Estadio Rod Carew. La Noche Buena, repito, es propicia para reflexionar que ese trato indiferente y hasta discriminatorio con algunos atletas, no suma y viola aquel principio de que un niño en deporte es un niño fuera de problemas, y en países como el nuestro de una creciente violencia entre la juventud, fuera de los juzgados y cárceles. Es necesario que el DG de Pandeportes medite que su misión primordial es la de ‘orientar, fomentar, dirigir y coordinar las actividades deportivas en el territorio nacional’, y el bajo nivel deportivo demuestra que no está cumpliendo su tarea. Por el lado del Comité Olímpico, deben recodar que parte de los principios éticos del olimpismo predican que ‘el dinero del deporte debe ir al deporte’, y no para gastos ‘excesivos’ de personal. Por último, el Coctel no aparecerá los días 25 y 26 de diciembre, por lo que les deseo unas felices fiestas a los muy selectos lectores de este espacio.

COCTEL DEPORTIVO