Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Deportes

El campeón deja saber lo que sabe

PANAMÁ. En el año 2010, Leonardo González le hizo una promesa al país: ‘ganaré mi quinta medalla de oro en Juegos Centroamericanos’.

PANAMÁ. En el año 2010, Leonardo González le hizo una promesa al país: ‘ganaré mi quinta medalla de oro en Juegos Centroamericanos’.

Para un hombre de 36 años de edad en ese momento, la tarea no parecía sencilla, pero el colonense respondió y conquistó la dorada.

Podría pensarse que González ya habría logrado todo en el deporte; pero un giro de rueda le ha permitido mantenerse al más alto nivel.

En noviembre del año pasado, ganó el campeonato mundial de ju-jitsu, celebrado en California, Estados Unidos, en un sobresaliente salto de la lucha olímpica al arte marcial milenario.

Con 28 años en el deporte, González tiene mucho que aportar y enseñar; es lo que hará durante este verano, en un campamento que cuenta con los auspicios del Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes).

LA INICIATIVA

A Leonardo González le apasiona la idea de transmitir lo que sabe y ha aprendido en tantos años con la niñez y la juventud.

‘Me encanta poder enseñarle a los panameños que el brazilian ju-jitsu y la lucha olímpica no solo son un deporte; también son capaces de elevar la autoestima, confianza y seguridad’, destacó el atleta.

La combinación de conocimientos de la lucha olímpica y el ju-jitsu hacen que esta iniciativa sea una oportunidad única.

LA TEORÍA Y LA PRÁCTICA

Las similitudes y diferencias de ambos deportes es una de las fórmulas que González les dará a los participantes en este campamento de verano.

‘Se trata de dos deportes de contacto físico extremo y combates cuerpo a cuerpo; la diferencia consiste en que en la lucha se busca rendir al oponente sin usar llaves, mientras que en el ju-jitsu puedes usarlas y son necesarias para lograr el objetivo’, explicó González.

ENSEÑANZAS

El campamento se inició ayer en el Centro de Entrenamiento de Pandeportes en Juan Díaz y tiene a quince muchachos entre los 15 y 25 años participando.

Posteriormente, un grupo de entre 8 y 15 años tomará las clases.

Si hay algo que este atleta colonense espera conseguir de esta experiencia es nuevos adeptos para el ju-jitsu, un deporte que está en proceso de desarrollo en nuestro medio.

Y quién más que el campeón del mundo para sembrar la semilla del éxito.