Temas Especiales

28 de Feb de 2021

Deportes

La discriminación en el deporte

PANAMÁ. La discriminación en el deporte puede venir de muchos modos, formas e incluso, vestida con ropajes sugerentes.

PANAMÁ. La discriminación en el deporte puede venir de muchos modos, formas e incluso, vestida con ropajes sugerentes.

Desde el punto estrictamente deportivo, por razón de color o sexo, la discriminación es cada vez más peligrosamente visible.

ALGO DE HISTORIA

Algunas de estas situaciones pueden ilustrar estas afirmaciones.

En el año 2006, la tenista francesa Amelie Mauresmo ganó el Abierto de Australia; además del prestigio de ganar el torneo de Gran Slam, se embolsó 880 mil euros como campeona.

En la rama masculina, Roger Federer se impuso en el certamen, y recibió 920 mil euros por la victoria; es decir, 40 mil euros más que la fémina.

No hubo explicaciones de los organizadores al respecto, pero la tenista gala comentó que si era posible que los torneos de Gran Slam fuera a la par entre hombres y mujeres, cómo era posible que al recibir los premios en metálico, hubiera tal diferencia por razón de género.

En ese mismo año, el jugador camerunés Samuel Eto’o vestía la camiseta del Barcelona en su visita al estadio La Romareda del Real Zaragoza.

Cada vez que el africano iba a cobrar un tiro de esquina, se escuchaban insultos racistas contra el jugador.

El informe arbitral redactado por’el central Víctor Esquinas Torres describió lo siguiente: ‘eran insultos de imitación como un mono cuando se disponía a cobrar un córner’.

El Comité de Competición de la Liga Española le impuso 9 mil euros de multa al club Zaragoza, pero los insultos siguieron a otros jugadores como el brasileño Roberto Carlos, entonces jugador del Real Madrid.

EL CASO BALOY

En mayo de 2010, el equipo de primera división del fútbol mexicano, Santos Laguna, donde milita el zaguero panameño Felipe Baloy, se enfrentaba a los ‘Pumas’ de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en partido de cuartos de final de la liga azteca.

Durante el juego, los jugadores de Pumas, Darío Verón y Marco Antonio Palacios agredieron con comentarios racistas al panameño, al que llamaron ‘mono’ y ‘esclavo’, burlándose además de él con ademanes despectivos.

El caso denunciado por el equipo de Baloy llegó hasta el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) de México, que prácticamente obligó a los jugadores a disculparse públicamente y a participar de una campaña de promoción contra la discriminación.

LOS MÁS RECIENTES

El futbolista uruguayo Luis Suárez del Liverpool de Inglaterra fue sancionado con 8 partidos por insultos contra el francés del Manchester United, Patrice Evra; el jugador charrúa luego se negaría a saludar al galo en el partido que enfrentó a ambos clubes recientemente.

John Terry fue despojado de la capitanía en la selección inglesa y enfrenta un juicio por supuestos comentarios racistas contra Anton Ferdinand, del Queens Park Ranger.

Esta semana, un comentarista de la cadena deportiva estadounidense ESPN despidió al empleado responsable de un titular inapropiado, con una frase despectiva, en una reseña sobre la sensación de los Knicks de Nueva York, Jeremy Lin.

La conducta discriminatoria parece ser un mal recurrente, y muy peligroso.