Temas Especiales

05 de Feb de 2023

Deportes

La gran noche de Bocas del Toro

VERAGUAS. Con una fiesta estallaron los fanáticos bocatoreños la madrugada del lunes 7 de mayo en la casa de los Indios de Veraguas (el ...

VERAGUAS. Con una fiesta estallaron los fanáticos bocatoreños la madrugada del lunes 7 de mayo en la casa de los Indios de Veraguas (el estadio Omar Torrijos), al culminar el encuentro que los convirtió en los nuevos campeones de la pelota nacional mayor.

A la euforia, felicidad y satisfacción de los ’tortugueros’, también se le unieron veragüenses, santeños, herreranos, coclesanos y chiricanos, entre otros fanáticos que apoyaron al equipo que se adjudicó título del LXIX Campeonato Nacional de Béisbol Mayor, Copa Claro.

Un juego que se inició el domingo 6 de mayo, a eso de las 8:30 de la noche; atrazado por la lluvia; culminó el lunes 7 de mayo en horas de la madrugada.

Para los fanáticos, bocatoreños (el de dos días), quedará registrado en la historia del béisbol nacional, y el estadio Omar Torrijos será parte de la leyenda de 51 años después de repitir la hazaña en el mis escenario.

Irónicamente se comprueba el dicho que el que empieza ganando termina ganando; y es que la novena de Bocas del Toro anotó su primera carrera en el primer episodio, marcando la delantera, pero la historia cambio solo por unos minutos cuando los metropolitanos en la cuarta entrada se pusieron arriba en el marcador 5-1.

Cuando la fanaticada bocatoreña con rostros apagados pensaban que estaban perdidos; la batería de los ’tortugueros’ los despertó y fue entonces cuando el estadio empezó a vibrar con la emoción de los miles de espectadores que apoyaban a su novena, especialmente de su gente que se trasladó por más de dos días a la tierra de Urracá, para inyectarle emoción y empujar a su equipo hacia el triunfo.

Los bocatoreños iniciaron el recorte de la ventaja que les llevaban los metropolitanos en el cuarto episodio logrando 5-3 y luego en la sexta entrada aprovecharon la caída del pitcheo de Metro para poner el marcado a favor de los tortugueros 9-5.

Panamá Metro trató en la octava entrada de recortar la ventaja pero solo alcanzo tres carreras más, el juego se puso 9-8.

La octava entrada no fue productiva para los metropolitanos, pero fue muy buena para los ’tortugueros’ fue aquí donde se sintieron más campeones que nunca.

En las piernas de Ángel Chávez, Adolfo Rivera, Jonathan Saavedra, German Obando, Marlon Mesa y Valentino Arce, lograron anotar 6 carreras para poner un marcador casi inalcanzable para los metropolitanos 15-8.

Fue entonces cuando Miguel Gómez lanzador de Bocas, quien entró a trabajar en la lomita de los bocatoreña en el octavo episodio, sacó los tres últimos outs; que le daban el triunfo arrollador a la Novena de la provincia de Bocas del Toro.

Es así como termina la conquista de una victoria muy bien ganada; pues según los fanáticos veragüenses la novena de Bocas del Toro, merecía ese triunfo.

Hoy, una población de aproximadamente 125 mil 461 habitantes, según el censo de l año 2010, se prepara para recibir como héroes a sus campeones.

Una caravana arrancará de las 9:00 de la mañana, desde Aguadulce con destino a Bocas del Toro, y a su paso, se le unirán fanáticos y algunos de los jugadores que le dieron el primer título a esta provincia en el año de 1961.

RELUZ, EL GRANDE

Aníbal Reluz quien dirigió a los bocatoreños, no encontraba palabras para definir su emoción, e inicio dando gracias a todo esa fanaticada de Bocas que los acompañó.

Dijo que gente de Almirante, Bastimento, Cadenero, entre otras regiones muy lejanas hicieron el sacrificio para estar con el equipo.

Reluz señaló que el triunfo se logró por la Fe en Dios; ‘todo el equipo creyó que Dios era el único que los podía llevar a coronarse campeone, de allí el trabajé de cada uno de ellos’.

ENTRE LOS PELOTEROS

Adolfo Rivera Jardinero Central de Bocas expresó su alegría y señaló que trabajaron desde el inicio, fueron etapa por etapa y al final alcanzaron el objetivo, obtener el título de campeones.

METROPOLITANOS

Fueron grandes en el intento, pero minutos antes de finalizado el partido, las gradas del Omar Torrijos Herrera se quedaron vacías, los fanáticos capitalinos abandonaron el estadio minutos antes que cayera el tercer outs.

LOS FANÁTICOS

Cabe resaltar que en este evento deportivo que duro casi siete horas, los fanáticos se comportaron a la altura; respetando el decreto de duelo nacional pues casi una hora antes de las 12:01 del lunes 7 de mayo ya se había suspendido la venta de bebidas alcohólicas.

No hubo murgas ni tambores los fanáticos respetaron el duelo nacional por la muerte del expresidente panameño Jorge Illueca Sibauste.

La policía nacional, el SINAPROC y otros estamentos de seguridad estuvieron pendiente de este gran evento deportivo que llenó a su máxima capacidad el estadio Omar Torrijos con capacidad para unos 7 mil 500 fanáticos y que hoy es parte de la historia del biésbol mayor bocatoreño.