Temas Especiales

29 de Sep de 2020

Deportes

Julio Dely quiere dejar su legado

A Julio César Dely Valdés no le preocupa pasar a la historia como el mejor técnico de la selección de fútbol de Panamá . Solo desea deja...

A Julio César Dely Valdés no le preocupa pasar a la historia como el mejor técnico de la selección de fútbol de Panamá . Solo desea dejar el legado de un trabajo ordenado y bien realizado. Más tranquilo y sereno, luego de haber superado con éxitos la primera fecha de la tercera fase de las eliminatorias de la Concacaf rumbo al Mundial de Brasil 2014, el técnico nacional habla de su profundo compromiso de llevar a Panamá a lo más alto del fútbol regional y dejar sentadas las bases para que ese crecimiento no se detenga. Para el exjugador del Nacional de Uruguay, del París St. Germain de Francia, del Cagliari de Italia y del Real Oviedo de España, la clave del éxito que hasta ahora tiene con la selección es el trabajo, la dedicación y el sentido común. Hoy, Panamá es la tercera mejor selección en el área de la Concacaf y el verdadero reto es llegar por primera vez a un Mundial.

¿SE CONSIDERA EL MEJOR TÉCNICO QUE HA TENIDO PANAMÁ EN SU HISTORIA?

Yo creo que todos los técnicos siempre trabajan para conseguir los mejores resultados posibles. Recuerdo perfectamente que cuando fui elegido técnico de la selección nacional, el proyecto que presenté a la federación tenía como punto principal conseguir los mejores resultados posibles. Yo mencioné que iba a trabajar más allá de un contrato de cuatro años, independientemente de si no me hubieran contratado para ese período, porque quiero que cuando deje la selección, se le pueda dar continuidad a ese trabajo. Hablé con cada uno de los jugadores y le manifestamos que queríamos estar entre las mejores selecciones del área. Tuvimos que hacer conciencia entre todos, jugadores, cuerpo técnico. Poco a poco se ha ido logrando. Estamos entre los tres mejores de la Concacaf, pero lo más difícil es mantenerse y para eso hay que seguir trabajando. No hemos parado de trabajar. Recuerdo que antes de jugar los partidos de eliminatorias en el mes de junio, alguien escribió que yo era un vago, que no trabajaba y nosotros nunca hemos dejado de trabajar. Hay gente que piensa que solo se trabaja en la cancha, pero no es así. Hoy estamos haciendo lo mismo que hicimos antes y esa persona hoy no dice nada.

VIENE CANADÁ EN SEPTIEMBRE Y PANAMÁ PUEDE LOGRAR SU CLASIFICACIÓN. ¿YA SE TRABAJA PARA ESO?

De hecho, ya estamos trabajando. Jorge y yo estamos viendo partidos de Canadá, desde la Copa de Oro hacia acá. Los vemos una y otra vez. Todos los partidos no son iguales. El preparador Julio Toral le está dando un seguimiento a los jugadores que están afuera. Estamos haciendo el mismo trabajo que planificamos para los partidos contra Honduras y Cuba. No queremos que se nos escape ningún detalle, porque la idea es llegar en la mejor forma posible.

¿SE IMAGINÓ USTED QUE PANAMÁ SERÍA LÍDER DEL GRUPO EN LAS ELIMINATORIAS?

Está claro. Estaba en nuestro pensamiento. Cuando iniciamos a preparar los partidos de eliminatorias realizamos una preparación adecuada. Junto con mi hermano estudiamos a todos los rivales y vimos que teníamos muchas posibilidades de sumar los seis puntos. Trabajamos con muchas cosas que a lo mejor no tenían que ver con el terreno de juego, pero que eran fundamentales. Luego, convencimos a los futbolistas que eso era posible. Junto con la federación realizamos una planificación. Al final, nada de eso te garantiza que se puedan obtener los resultados, pero sí está claro que si se hacen bien, las cosas funcionarán deportivamente hablando.

¿CUÁL CONSIDERA QUE HA SIDO LA CLAVE DE SU ÉXITO COMO TÉCNICO?

Trabajar con sentido común para que las cosas funcionen bien. Cuando yo consulto con la gente que está metida de lleno en el fútbol, me dicen que en el fútbol, al igual que en todas las cosas de la vida, hay que tener mucho sentido común. Son palabras que he escuchado a lo largo de toda mi carrera como futbolista. Son consejos que me ha dado gente como el profesor José Luis Tabarez, el propio Fernando Hierro, cuando lo visité. Pero nada de eso garantiza que puedas obtener los resultados.

¿PENSÓ USTED EN CONVOCAR AL DELANTERO JOSÉ LUIS GARCÉS?

Muchos jugadores, entre ellos José Luis Garcés, han sido parte de nuestro proceso, desde que asumimos el cargo de técnico de la selección nacional. En el primer semestre, le dimos seguimiento a Garcés. Tuvimos información de él, no solamente en los partidos de la Liga Panameña de Fútbol (LPF), sino también en el día a día en su club, el San Francisco. Hicimos una evaluación global y a nosotros nos pareció que él no debía estar en la selección. Él nunca ha sido descartado, aquí no descartamos a ningún jugador.

¿TIENE CONTEMPLADO CONVOCAR NUEVOS JUGADORES PARA LA PRÓXIMA FECHA?

Creo que utilizaremos la misma base de jugadores que estuvieron en los dos primeros partidos. Pero, es seguro que habrá nuevos jugadores que tal vez no hayan estado. Aquí no se descarta a nadie. Podemos echar mano de cualquier jugador, en cualquier momento.

PANAMÁ ES UN PAÍS CON UN ALTO CRECIMIENTO ECONÓMICO... ¿CREE QUE EL FÚTBOL NECESITA MÁS AYUDA?

Estamos un país que, como tú dices, tiene un crecimiento impresionante. Creo que el fútbol debería tener más apoyo de parte del Gobierno. La federación de fútbol está haciendo todo lo posible para que a esta selección no le falte nada. A veces hacen hasta milagros. Por lo menos, hasta el día de hoy, todo lo que le pedimos a la federación lo ha conseguido, aunque a veces con muchas dificultades. La selección está teniendo muchos partidos amistosos, y eso para nosotros es muy importante.

HAY JUGADORES QUE HAN PEDIDO QUE PANAMÁ ENFRENTE A RIVALES DE JERARQUÍA. ¿NECESITA PANAMÁ MEJORES RIVALES?

Panamá está donde está por méritos propios. Estamos compitiendo donde tenemos que hacerlo. Sé que a veces la gente quiere ver jugar a Panamá con rivales de jerarquía. ¿A quién no le gustaría enfrentar a un equipo grande? No es fácil contratar un partido con España o Brasil. Cuando se contrata un partido amistoso, se busca un rival que tenga un perfil parecido al equipo que vamos a enfrentar en el área. No podemos enfrentar a España o a Brasil, porque la gente quiere. Por ahora, no vamos a enfrentar a equipos que se parezcan a España o Brasil.

¿CREE QUE LAS GRANDES SELECCIONES COMIENZA A MIRAR A PANAMÁ?

A medida que se sigan dando los resultados, está claro que las grandes selecciones nos miren. Algo debe estar pasando en Panamá. Eso es importante, porque de repente, países que uno se queda asombrado por su nivel, de repente piden jugar con Panamá. Eso también puede suceder.

¿HA SIDO DIFÍCIL COMBINAR UN EQUIPO DE JUGADORES DE EXPERIENCIA Y LOS JÓVENES?

La clave es la palabra ‘‘proceso’’. Gracias a la cantidad de partidos y de convocatorias, logramos hacer muchos análisis de los rivales, y de Panamá. Allí es donde uno se da cuenta como entrenador que jugadores están capacitados para estar en un momento determinado. No eres el primero que me pregunta por qué metí a Marco Sánchez en la segunda mitad, en un partido tan importante como el de Honduras. Bueno, es porque nosotros creemos que tiene la capacidad para estar en la selección en un partido tan importante como el de Honduras. Como máximos responsables de la selección tenemos que tomar decisiones. En momentos así es que comienza a pasar por nuestra cabeza todo el proceso, los entrenamientos, los partidos y los minutos que han jugado cada uno.

¿CUÁNDO COMENZARÍAN LOS TRABAJOS DE CARA A LA SEGUDA FECHA DE LAS ELIMINATORIAS?

Tenemos una programación que abarca hasta el mes de octubre, fecha en que estarían finalizando las eliminatorias. Debemos ver algunos compromisos que tienen los clubes en la Liga de Campeones de la Concacaf. Estamos viendo ese tema. Tenemos programado un partido amistoso con la selección preolímpica de Uruguay el 15 de julio. Comenzaremos a entrenar a partir del 9 de julio (hoy lunes). Los clubes están haciendo su pretemporada y no podemos quitarle los jugadores. Si el campeonato hubiera empezado ya, estaríamos haciendo trabajos de micro-ciclo con los jugadores. Pero, tampoco considero que sea tan importante. A partir del 6 de agosto sí empezaremos los trabajos de micro-ciclo, porque ya estará en marcha el campeonato de la LPF, y entonces comenzará la preparación en serio con miras a los partidos de la segunda fecha del 7 y 11 de septiembre.

¿SE SIENTE SATISFECHO CON LO QUE FUE SU CARRERA COMO JUGADOR Y AHORA COMO TÉCNICO?

Fui muy responsable con mi carrera profesional. Lo más importante para mí es que cuando voy a los lugares donde he jugado, la gente tiene un buen recuerdo de mí como persona. Eso para mí tiene mucho más valor que lo deportivo. Todos reconocen lo que he dejado como persona, como profesional y como ser humano. Ahora como entrenador, intento seguir esa misma línea, incluso se lo inculco a los jugadores, sobre todo a los más jóvenes. Esa fue una labor que me propuse al llegar a la selección. Le hablé a los jugadores sobre mi carrera como deportista, pero principalmente como persona, como ser humano.

ES UN TÉCNICO QUE ESTÁ A LA MODA... ¿QUIÉN LO ASESORA EN SU FORMA DE VESTIR?

Ja, ja, ja. El hecho de haber vivido mucho tiempo fuera, uno se acostumbra a un estilo de moda más juvenil. Creo que me gusta más el estilo de vestir europeo. Me he quedado con eso, aunque no soy tan exigente a la hora de vestir. Trato de vestirme según la ocasión.

¿CUÁL SERÁ SU FUTURO CUANDO TERMINE SU PROCESO CON LA SELECCIÓN NACIONAL?

Ahora solo pienso en trabajar por la selección. Sé que no seré el técnico del equipo nacional toda la vida. Ojalá pudiera durar mucho tiempo. Lo que sí tengo claro, y lo dije el primer día que fui designado como técnico de la selección nacional, es que el día que me marche, me gustaría que la gente reconozca que se hizo un buen trabajo. Esa será mi mayor satisfacción.