Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Deportes

LeBron 'King' James se coronó al fin en 2012 como rey del básquetbol

El año 2012 pasará a la historia como el de la coronación definitiva de LeBron 'King' James, uno de los mejores jugadores de los últimos...

El año 2012 pasará a la historia como el de la coronación definitiva de LeBron 'King' James, uno de los mejores jugadores de los últimos años, tras ganar al fin el ansiado campeonato de la NBA con sus Miami Heat y liderar a Estados Unidos a un nuevo oro olímpico en Londres.

Tras nueve temporadas de sinsabores, en las que acaparaba títulos individuales pero fracasaba en su objetivo de ser campeón, 'King' James' lideró a los Miami Heat en la temporada de la NBA hasta llegar a la final, en la que el equipo superó a unos sorprendentes Oklahoma City Thunders por 4-1.

Promedió 27,2 puntos en la temporada regular y 30,3 en los playoffs, llevándose, además del anillo de campeón, el trofeo al jugador más valioso.

Considerado a su llegada a la NBA como el heredero del legendario Michael Jordan (con un contrato de 90 millones de dólares de Nike antes de debutar), James, de 27 años, puso la guinda a su mejor temporada como profesional, liderando al equipo de Estados Unidos al oro olímpico.

En Londres, Estados Unidos (liderados por James, Kobe Bryant y Kevin Durant) se volvió a reencontrar en la final, tal como había ocurrido cuatro años antes en Pekín, con España, comandada por los hermanos Gasol, Juan Carlos Navarro, Rudy Fernández y Serge Ibaka, el congoleño nacionalizado español que había sido una de las sensaciones de la NBA con Oklahoma.

En otra final memorable, como la de 2008, los estadounidenses acabaron imponiéndose a los españoles por 107 a 100, después de que se llegara al último cuarto con el marcador igualado.

Habrá que ver cuánto tiempo pasa para que vuelva a repetirse un partido parecido, teniendo en cuenta que Bryant anunció su retirada internacional y que hombres clave en la selección española, como Pau Gasol y Juan Carlos Navarro, podrían no llegar a una nueva cita olímpica.

En esa final, James contribuyó con 19 puntos para colgarse el segundo olímpico en su carrera, dejando atrás también un pasado como internacional que no había sido destacable.

El polivalente escolta había formado parte de aquella selección estadounidense integrada por profesionales que avergonzó a su país quedando tercera en el Mundial 2006 -España y Grecia fueron primera y segunda- y bronce en los Juegos de Atenas-2004 -Argentina e Italia fueron oro y plata-.

El torneo olímpico dejó también dos notas no tan positivas. España, que había perdido contra Rusia, cayó derrotada en el último partido de la fase de grupos ante Brasil 88-82, lo que le hizo acabar tercera en su llave... y evitar así a Estados Unidos hasta la final.

Muchos interpretaron que la selección española se dejó ganar el partido contra los brasileños para no encontrarse en los cruces con los norteamericanos.

En segundo lugar, la mejor generación de basquetbolistas de la historia de Argentina, liderada por Emanuel Ginóbili, Luis Scola, Andrés Nocioni y Carlos Delfino, que se había proclamado campeona olímpica en Atenas-2004, no pudo poner fin a una década prodigiosa con una nueva medalla y Rusia le arrebató el bronce (81-77).

Estados Unidos, por su parte, hizo doblete al lograr también el oro con las chicas, que ganaron en la final a Francia por 86-50, dejando claro que es la primera potencia en el deporte de la canasta.

Vale como muestra dos datos: la selección masculina anotó 156 puntos en el partido contra Nigeria, récord olímpico, y la femenina no pierde un encuentro en Juegos Olímpicos desde hace 20 años.

En el otro gran torneo del año, la Euroliga, el Olympiakos griego proclamó campeón al derrotar por 62-61 al gran favorito, el CSKA Moscú liderado por Andrei Kirilenko, que había abandonado un año la NBA para hacer campeón a su equipo del alma, en la 'Final Four' celebrada en Estambul.

El desenlace fue si cabe más sorprendente, ya que los rusos celebraban el título al contar con 19 puntos de ventaja poco antes de finalizar el tercer periodo, pero un parcial de 8-26 en el último cartón posibilitó el triunfo milagroso de los griegos, su segunda corona continental (la primera la ganaron en 1997).

El año 2012 supuso también la retirada de algunos hombres que marcaron la historia de este deporte en sus países. Jorge Garbajosa, el 'padre' de la generación de oro de España, fue uno de ellos. El lituano Ramunas Siskauskas, el turco Mehmet Okur y el estadounidense T.J. Ford también decidieron colgar las zapatillas.