Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Deportes

Álvaro Bravo: la última vez con las seis letras

SAN JOSÉ, COSTA RICA. Cuando un atleta decide que es momento de dejar la práctica activa de un deporte, y que es tiempo de darle paso a ...

SAN JOSÉ, COSTA RICA. Cuando un atleta decide que es momento de dejar la práctica activa de un deporte, y que es tiempo de darle paso a nuevas generaciones, el instante se convierte en una suerte de emociones encontradas, por la despedida y el sentimiento patrio.

Ese momento especial para Álvaro Bravo llegó el jueves último. El veterano lanzador de la selección nacional de softbol recorrió por última vez el campo de juegos en el estadio de La Sabana, en San José, Costa Rica, para decir adiós a este deporte.

‘Es una decisión que me ha costado trabajo tomar, pero sé que es tiempo de colgar la manilla y enseñarle a las nuevas generaciones’, apuntó Bravo, cariñosamente conocido como ‘Babalao’, tras doce años de pertenecer al equipo nacional.

VETERANO

Mientras daba la vuelta al estadio josefino, los recuerdos de épocas anteriores saltaron de inmediato. ‘El softbol está recuperando su nivel, gracias al trabajo de un dirigente como Danilo Velasco, que ha creído en una generación que combina veteranos y jóvenes. Tengo mucha fe en este proyecto y sé que el softbol panameño volverá a ser una potencia continental’, apuntó ‘Babalao’.

A sus 51 años de edad, fue llamado para relevar el joven serpentinero Carlos Velasco, en el partido que Panamá perdió 6-4 ante Guatemala, en la ronda eliminatoria del certamen. Su recta funcionó a la perfección, y sus movimientos monticulares confundieron a los chapines. Trabajó con elegancia, maestría y perfección.

‘Es tiempo de ceder el puesto en la rotación de lanzadores de la selección nacional de softbol. Es un compromiso que asumo con responsabilidad, y no crea que dejaré este deporte del todo, porque tengo mis planes’, comentó mientras sus compañeros de muchos años y los guatemaltecos le rendían tributo a su paso por el terreno de juegos.

Bravo quiere formar peloteros. Y quiere hacerlo en primera instancia en la rama femenina. ‘Estas chicas necesitan más instrucción, creo que puedo aportar lo que sé de este deporte y ver como ellas evolucionan.

Trabajaré principalmente con la categoría femenina, allí siento que puedo darles muchas cosas que necesitan para crecer como softbolistas’, aseguró.

El ‘Babalao’ del softbol panameño no dice adiós, dice solo hasta luego. Un retiro que no significa jubilación, sino el inicio de un nuevo camino deportivo, legando conocimientos a las jugadoras panameñas, que con mucho esfuerzo, tomaron el reto de formar un equipo y representar al país.

ENVIADO ESPECIAL