Temas Especiales

23 de Apr de 2021

Deportes

Mariano directo a Cooperstown

No cabe duda que Mariano Rivera se encuentra dentro de un grupo de peloteros que llegaron a las Grandes Ligas para hacer historia. Ha de...

No cabe duda que Mariano Rivera se encuentra dentro de un grupo de peloteros que llegaron a las Grandes Ligas para hacer historia. Ha dejado una huella imperecedera, difícil de superar.

Nacido en Puerto Caimito, La Chorrera, el estelar cerrador de los Yanquis de Nueva York tuvo un tránsito en nuestro país, que yo recuerdo perfectamente. Comenzó jugando el campo corto, apenas pesaba unas 150 libras. Y después, cuando jugué béisbol profesional, compartimos en varias ocasiones los campos de entrenamiento la primavera, antes de la temporada regular.

Algunas cosas son imposibles de olvidar, cuando conoces a Mariano. Pudimos compartir su gran ánimo, esa sonrisa que siempre le dedica a sus compañeros de equipo y a sus amigos en el terreno de juegos. Una vez que anuncie su retiro, no tengo dudas en que después de 30 años de trabajo como pelotero, con sus hazañas y un legado imperecedero, Mariano ocupará un sitio junto a otro inmortal, Rod Carew, en el Salón de la Fama de Cooperstown.

Rivera se llevará para siempre el mérito de haber patentado y desarrollando un lanzamiento: la recta cortada, esa que ha permitido establecer un récord de salvamentos en las Grandes Ligas, que le ha permitido salvar el 80 por ciento de los partidos en los que ha sido llamado para sofocar rebeliones enemigas. Ese envío con el que ha podido dominar a tantos bateadores durante 17 años en la Gran Carpa.

Se lleva además cinco anillos de Serie Mundial, todas con los Yanquis de Nueva York, este año, acrecentará su marca de salvamentos, y de llegar a la postemporada, también habrá otras marcas más en su poder al cerrar su última campaña.

Le llaman "El expreso de Puerto Caimito", o como lo inmortalizó el narrador dominicano Ernesto Jerez: "Apaga y vámonos...", sencillamente, Mariano Rivera dirá solo hasta luego, porque sus hazañas lo mantendrán vigente en la historia del mejor béisbol del mundo. Su ingreso a Cooperstown convertirá a Panamá en un país privilegiado, pues tendrá dos peloteros en su residencia de inmortales, algo que países con tradición pelotera no han conseguido.

Se va Mariano... se queda el recuerdo y sus hazañas... deja un legado digno, tendrá una despedida como se le ofrece a una celebridad sobre el montículo... porque eso es Mariano Rivera, un inmortal del béisbol de las Grandes Ligas.

BEISBOLISTA