Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Deportes

Un día derribando pines

PANAMÁ. El ambiente no podía ser más agradable. De la caliente mañana sabatina al más intenso calor de la bolera.

PANAMÁ. El ambiente no podía ser más agradable. De la caliente mañana sabatina al más intenso calor de la bolera.

Niños, niñas, jóvenes, adultos, padres de familia, gente de la empresa privada, atletas, periodistas... y simplemente, atletas con habilidades especiales, que buscaban lucir sus mejores lanzamientos en la VIII Copa de Bolos 2014.

HAZAÑAS

José Varela hacía sus movimientos iniciales. Un chico con una sonrisa que deja ver completamente su inocencia, y su deseo de destacarse.

‘A mí me gusta mucho jugar bolos’, dijo cargado de emoción. Su madre lo alentaba profusamente desde fuera de la cancha.

Como él, otros 95 jugadores, entre miembros de la selección nacional de Olimpiadas Especiales, y juveniles menores de 17 años, lucían entusiasmados y llenos de emoción.

El talento de José se desbordaba por la línea 11 de la bolera de El Dorado. Su primer lanzamiento no fue muy afortunado; pero lo intentó una y otra vez... nunca dejó de combatir.

LA EXPERTA

Zayuri Macías es parte de la selección nacional de Olimpiadas Especiales y demostró su calidad y fino estilo.

Tiró en la segunda manga para 196, un alto juego que según ella, es digno de una atleta seleccionada.

‘A mí me gusta mucho jugar bolos, ya he representado a Panamá en varias ocasiones y espero hacerlo nuevamente’, destacó.

GANADORES

Zayuri logró el juego alto en la categoría juvenil (216 puntos), siendo una de las atletas más destacadas.

Por su lado, Carlos Loo fue el de la serie alta entre los atletas de Olimpiadas Especiales, con 487 puntos.

Al culminar el evento, la sonrisa de cada uno de los participantes dejaba ver la satisfacción de haber cumplido con la competencia.

La idea de ganar quedó atrás. Convivir fue lo más importante... y así quedó en cada participante.