Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Baloncesto

La serie que todos querían que ocurriera

Golden State vs. Cleveland; Stephen Curry contra LeBron James. Un nuevo encuentro entre los dos mejores equipos de la NBA

Las finales de la NBA tendrán nuevamente a los mejores equipos de la pasada temporada frente a frente.

Golden State Warriors y Cleveland Cavaliers reeditarán la serie por el campeonato de la liga de baloncesto profesional de los Estados Unidos.

Existe, sin embargo, una gran diferencia entre los dos equipos que se midieron en la temporada 2014-2015, donde los Warriors lucieron superiores al comando de su estrella, Stephen Curry, ganando el campeonator tanteador de 4-2.

Curry y sus compañeros enfrentarán ahora a unos Cavaliers más sanos que en junio de 2015, y a su líder LeBron James con más hambre de campeonato.

UNA SERIE DIFERENTE

Golden State hizo historia en la NBA, al quebrar la marca de victorias en una temporada, terminando con 73 victorias y solo nueve derrotas, superando el 72-10 de Michael Jordan y los Bulls de Chicago, en la temporada 1995-1996.

Sin embargo, pasaron bastante trabajo para finalmente doblegar a Oklahoma Thunder por 4-3, en una serie en la que estuvo 3-1 abajo.

El esfuerzo físico y mental de esta difícil serie por la Conferencia Oeste podría pasarle una factura a Golden State ante un rival que tiene cinco días de descanso, y un plantel completo.

Esta vez, LeBron James contará con Kevin Love y Kyrie Irving, ambos lesionados durante la serie de la pasada temporada ante los Warriors.

Con James dirigiendo la banda, Love promediando 17,3 pts y 9,6 rebotes por encuentro e Irving (24.3 pts y 5.1 asistencias por partido) libre de lesiones, el tridente de los Cavaliers luce impresionante, junto con el buen respaldo de los veteranos J.R. Smith y Channing Frye.

Por su lado, Golden State se las ha arreglado para no perder la mirada sobre la repetición del campeonato de la NBA, y pese a los problemas de tobillo que han acompañado a Stephen Curry en esta postemporada, el equipo tiene las herramientas para salir adelante, pues sus escuderos Klay Thompson y Draymond Green, junto con el valiosísimo André Iguodala, han demostrado consistencia y principalmente, conciencia de su papel dentro del esquema que plantea el técnico Steve Kerr.

Lo que se avecina es una serie cargada de emociones, encuentros cerrados junto con un espectáculo enteramente garantizado.