Temas Especiales

27 de Feb de 2021

Baloncesto

Una venganza y un récord en entredicho

LeBron James cumplió una promesa, con marca incluida. Golden State quedó a deber esta vez

Una venganza y un récord en entredicho
‘El Rey' con su hija, celebra el campeonato de la NBA

Los Warriors ganaron 73 juegos en la temporada 2015-2016, pero a la hora de la definición quedaron a deber.

LeBron James cumplió su promesa, devolviéndole una sonrisa al equipo que le permitió llegar a la NBA.

El histórico triunfo 93-89 significó el primer campeonato para la ciudad de Cleveland en el deporte profesional estadounidense en 52 años; y además, la primera vez en la NBA que un equipo regresa de un déficit de 3-1 para ser el campeón.

James concluyó las finales de la liga con unos promedios de 29,7 puntos; 11,3 rebotes y 8,9 asistencias, que le permitieron ser elegido de forma unánime ganador del premio al Jugador Más Valioso.

‘Hace un año no se pudo; esta vez sí, es una promesa y una deuda de agradecimiento con Cleveland', destacó James, primer pique de Cleveland en la temporada 2003-2004, y que regresó al equipo en la pasada campaña con la promesa de ganar este campeonato.

Esta vez, tuvo ayuda. Kyrie Irving, Kevin Love y Tristan Thompson fueron el apoyo perfecto para James, dispuesto ahora a mantener la corona por algún tiempo.