01 de Dic de 2021

Baloncesto

Los Bucks sufren al final para superar a los Mavericks de Doncic

Doncic, que se recuperó en la segunda mitad del partido, se quedó otra vez a las puertas de conseguir un triple doble al anotar 28 puntos, 9 rebotes y 13 asistencias

Giannis Antetokounmpo (i) de los Milwaukee Bucks
Giannis Antetokounmpo (i) de los Milwaukee BucksEFE

Los Milwaukee Bucks sufrieron este viernes para vencer a los Dallas Mavericks 112-109 en un partido que demostró que incluso cuando el base esloveno Luka Doncic tiene un día regular, el equipo texano es un contrincante duro de batir.

Doncic, que se recuperó en la segunda mitad del partido, se quedó otra vez a las puertas de conseguir un triple doble al anotar 28 puntos, 9 rebotes y 13 asistencias. Pero la estrella de los Mavs también falló cuatro de los siete tiros libres que tuvo.

Mientras, en los Bucks, Giannis Antetokounmpo tuvo otra decisiva actuación para su equipo con 31 puntos, 9 rebotes y 1 asistencia aunque fueron los triples de última hora de Kris Middleton los que sentenciaron el partido para los de Milwaukee.

El partido se presentaba como un duelo personal entre dos jugadores europeos: Giannis Antetokounmpo con los Bucks y Luka Doncic con los Mavericks.

El miércoles, la estrella griega de los de Milwaukee había anotado contra los Pistons de Detroit un triple doble (22 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias), el vigésimo de su carrera. Antetokounmpo ha empezado en forma la temporada y hasta hoy tenía una media de 26,2 puntos y 10,1 rebotes por partido.

Unos números similares a los del esloveno de los de Dallas que en lo que va de temporada suma una media de 27,4 puntos y 9,6 rebotes por partido. Además, Doncic ha conseguido desde el inicio de la competición dos triples dobles y en el anterior partido se quedó a una asistencia para sumar un nuevo doble triple.

El primer cuarto se lo llevó con claridad el equipo de Milwaukee, dirigidos por un Antetokounmpo que se impuso en su duelo personal con Doncic. El ala-pívot de los Bucks terminó los 12 primeros minutos de juego con 10 puntos y 3 rebotes en su haber mientras que Doncic se tuvo que conformar con 9 puntos, 1 rebote y 5 asistencias. El otro europeo de los Mavs, el letón Kristaps Porzingis en su segundo partido tras recuperarse de una grave lesión en su rodilla, completó el cuarto con 5 puntos y 4 rebotes.

Antetokounmpo inició el segundo cuarto con fuerza. En los 90 primeros segundos anotó otros cuatro puntos. Primero con una entrada que terminó con un potente mate. Poco después con otra entrada que terminó en bandeja y arrancó una falta de su defensor.

Mientras Antetokounmpo jugaba y anotaba, Doncic esperaba en el banquillo y veía como los Bucks se alejaban en el marcador 43-29 a falta de 8 minutos para llegar al descanso gracias a las contribuciones de Brook Lopez. En los primeros cuatro minutos, el pívot titular de los Bucks encestó un triple y dos canastas de dos puntos y se aseguró un rebote.

Cuando Doncic regresó a la pista a falta de cuatro minutos para el descanso, los Mavs habían recortado la distancia a 9 puntos, 47-38.

A falta de 1.43 minutos para el final del segundo cuarto, los Mav se acercaron a 2 puntos, 49-47, pero sin las canastas de Doncic el esfuerzo fue inutil. El base esloveno sólo anotó un punto en todo el segundo cuarto y fue de tiro libre. Y los Bucks reaccionaron y en los 43 últimos segundos colocaron un parcial de 6-0 para irse a los vestuarios con un 55-47 en el marcador.

Los Mavs salieron del vestuario motivados. Doncic reapareció, Antetokounmpo se fue al banquillo tras sumar su cuarta personal y el ala-base de los Mavs, Tim Hardaway, empezó a encestar.

El resultado fue que por primera vez en el partido, los Mavs anotaron más puntos en el tercer cuarto (34), que los Bucks (29) lo que llevó el marcador a un ajustado 84-81 cuando sonó la bocina de los 12 minutos.

Los de Dallas veían por primera vez que el partido se podía decantar a su favor y apretaron el acelerador. A falta de 10 minutos del final del partido, el marcador señalaba un 88-88. Los Bucks consiguieron mantener la delantera a duras penas hasta que a falta de 3 minutos para el final los de Dallas se pusieron por delante 103-104.

El partido parecía que finalmente se decantaría a favor de los texanos, con un Doncic ejerciendo de líder y arengando a sus compañeros en la mitad de la pista. Pero al final, dos triples consecutivos de MIddleton y la falta de acierto de un Porzingis en proceso de recuperación sentenciaron el partido en favor de los Bucks.