24 de Feb de 2020

Béisbol

Davis demuestra que es humana y sensible

La sensación del Mundial de Williamsport perdió ante Nevada y ahora, enfrenta la posible eliminación de su equipo. Terminó su racha

El Lamade Stadium estaba abarrotado. Una de las más grandes concurrencias en la historia del mundial de Pequeñas Ligas.

Todos querían ver a la niña de las largas trenzas y figura estilizada sobre el montículo. La gran estrella y principal atención de los medios en Estados Unidos y en los países donde el béisbol es un deporte preferido.

Mo’ne Davis tomó su sitio en la loma de lanzamientos y comenzó a trabajar; pero algo parecía no estar obrando en su favor.

Los casi 45 mil espectadores atestiguaron el castigo que la niña recibió en dos episodios y un tercio de trabajo, permitiendo tres carreras y seis imparables, realizando 55 lanzamientos en la jornada.

LA VIERON BIEN

Los niños del equipo de Las Vegas (Nevada) parecían haber estudiado cada movimiento de Mo’ne, pues hicieron swing sobre lanzamientos en los que usualmente ella salió con la mejor parte.

Austin Kryszczuk sonó un triple que condujo a Nevada a una cómoda victoria 8-1 sobre Taney de Filadelfia.

Su batazo abrió el camino a otros dos, esta vez cuadrangulares, que dejaron descompuesta a la niña.

Hubo, sin embargo, destellos de lo que a Davis le espera en el futuro con su talento como lanzadora.

Después del batazo de Kryszczuk, ponchó a los dos siguientes bateadores, y luego de cada jonrón que recibió, volvió para salir del episodio.

Dallan Cave le sonó los dos cuadrangulares a Mo’ne Davis. Es el líder en esta competencia. Y su equipo avanzó a la final de Estados Unidos, que se jugará mañana.

Las Vegas es el equipo más sólido de campeonato.

Ha ganado tres partidos y tiene balance de 33-5 en carreras anotadas y recibidas.

‘Mo’ne no tuvo su mejor noche’, apuntó el mánager de Taney, Alex Rice, quien ya no la pudo usar anoche, en el choque de eliminación ante Chicago, donde el ganador avanzaría a la final contra Nevada mañana.

De todos modos, Mo’ne Davis y su carrera apenas comienza.

Gracias a ella, los 75 años de las Pequeñas Ligas han tenido la lucidez que se esperaba.