25 de Feb de 2020

Béisbol

Cuarto juego, el más importante de todos

Es el paso decisivo para uno de los dos equipos en la Serie Mundial. Los ganadores de este partido se coronan campeones del mundo

Cuántas veces se ha escuchado a los expertos señalar que el cuarto partido decide al equipo que ganará la Serie Mundial de béisbol.

Este año no es la excepción, y más en uno de los enfrentamientos más parejos de los últimos años.

Para el equipo vencedor del juego de anoche entre Reales de Kansas City y Gigantes de San Francisco, el de hoy representa la oportunidad de oro en busca de una posición de ataque definitivo al campeonato.

Entrar con ventaja de 2-1 al choque de esta noche en el AT&T Park significa que otro triunfo le colocará a ley de un encuentro más para proclamarse campeones de la Serie Mundial.

No hace falta decir que este axioma también se aplica para otros deportes donde se juegan series a siete partidos, como el es caso de la NBA, donde San Antonio ganó ese cuarto encuentro y se coronó campeón, superando al Heat de Miami.

En las Grandes Ligas no es tan distinto, ganar el cuarto juego es tal vez la más importante captura en una serie corta, donde las opciones se limitan a lo que tienes disponible en tu banca, y las ventajas son tan apreciables como necesarias y pretendidas.

San Francisco tiene a su favor la eliminación de Billy Butler en la alineación regular de Kansas City como bateador designado, algo que aprovecharán, sin dudas, porque se trata del mejor bateador de esta serie para sus adversarios.

Hoy, un rejuvenecido Jason Vargas abre por Kansas City, con el conocimiento del parque donde lanzará, pues fue jugador de Florida y de los Mets de Nueva York.

Los Gigantes envían a veterano Ryan Vogelsong, que no tuvo precisamente sus mejores números en sus dos salidas de postemporada, ni como local ni como visitante, un albur que el mánager Bruce Bochy se atribuye, confiando en mantener intacta su rotación de abridores.

El cuarto partido de la Serie Mundial de béisbol 2014 debe ser, como se espera de esta confrontación, un choque de impredecibles resultados.