Temas Especiales

24 de May de 2020

Béisbol

Chapman sancionado y Puig se salvaría

El cubano acatará la sanción de 30 juegos que le impuso la Oficina del Comisionado de la MLB; pero el camino de Puig sería muy diferente

Chapman sancionado y Puig se salvaría
Los Yanquis no apelarán la sanción de Chapman (i).

Los Yanquis de Nueva York no contarán con su fichaje estelar, el cerrador cubano Aroldis Chapman, al menos durante el primer mes de la temporada regular.

Chapman recibió 30 partidos de suspensión de parte de la Oficina del Comisionado de las Grandes Ligas, por su implicación en un presunto incidente de violencia doméstica, ocurrido en octubre del año pasado.

Aunque no recibió sanción judicial, el comisionado Rob Manfred estimó que había suficiente evidencia para que el caribeño se convirtiera en el primer pelotero en recibir una sanción bajo la nueva política de violencia doméstica de la Major League Baseball.

Los Yanquis y su jugador no apelarán la sanción, a fin de que esto no constituya una distracción para el equipo.

PUIG EN ESPERA

Por otro lado, el guardabosques cubano de los Dodgers de Los Ángeles, Yasiel Puig, podría no ser sancionado por el incidente de violencia doméstica que protagonizó contra su hermana.

De acuerdo a fuentes cercanas a las Grandes Ligas, Puig, de 25 años de edad, en la Oficina del Comisionado no estarían estimando sancionar a Puig, aunque por el mismo motivo de violencia doméstica suspendieron 30 días al también cubano el lanzador de los Yanquis de Nueva York, Aroldis Chapman.

Puig se vio involucrado en un incidente en un bar de Miami en noviembre pasado, en el que habría agredido a su hermana y después protagonizado una pelea con un empleado del bar que quiso evitar la agresión contra la mujer.

Los reportes indican que Puig empujó a su hermana. Ni el pelotero ni el empleado enfrentaron cargos por el incidente.

De tal modo, se pone a prueba por vez primera la nueva norma de la MLB sobre violencia doméstica.

==========

UNA NORMA EN ESTRENO

La sanción a Chapman se basó en la norma sobre violencia doméstica.

  • En el caso de Puig, todo indica que la MLB podría ‘perdonarle' por sus problemas personales.