Temas Especiales

07 de Mar de 2021

Béisbol

El ‘nuevo' Yasiel Puig se hace sentir como pelotero

Todo indica que el cubano se ha tomado en serio todo lo que le sucedió en la pasada temporada, para cambiar su conducta

El ‘nuevo' Yasiel Puig se hace sentir como pelotero
El cubano Puig ha tenido un gran inicio de temporada.

Todo el talento de Yasiel Puig está nuevamente de vuelta, para regocijo de los Dodgers de Los Ángeles.

El cubano ha tenido un excelente inicio de temporada en el 2017, aportando al buen despegue que su equipo ha tenido hasta el momento.

Hasta el año pasado, Puig parecía haber perdido la brújula, sumido en una crisis tanto en su rendimiento como jugador, como en el plano personal.

MÁS Y MEJOR ENFOCADO

El cubano Yasiel Puig ha tomado nuevamente el peso en el béisbol

3

cuadrangulares ha conectado el caribeño, para encabezar la naciente temporada de las Ligas Mayores en este renglón

.288

es el promedio del por vida del cubano de 26 años de edad, que juega para los Dodgers de Los Ángeles desde el año 2013.

Puig está haciendo caso, y ya no es el alocado pelotero que lucía despreocupado por lo que sucediera, con recorridos de base extremadamente mal hecho, un fildeo deficiente y por añadidura, muy poco aporte en cuanto a su conducta dentro y fuera del equipo se refiere.

El mánager Dave Roberts tomó ciertas decisiones sobre el cubano, de solo 26 años.

Puig fue toda una estrella en el 2014 luego de un ascenso meteórico con los Dodgers, que firmaron al prospecto cubano con un contrato de siete años y $42 millones en junio de 2012.

Conectó 35 jonrones y remolcó 111 carreras mientras bateó .305 en 2013 y 2014, pero bajó a .255 la pasada temporada mientras jugaba apenas 79 partidos debido a problemas con la corva.

Antes de enviarlo a las ligas menores, lo sentó en la cueva para que viera algunos partidos desde otra perspectiva; la del que no juega, por más talento natural que tenga.

Una vez instalado en el equipo Oklahoma, Puig hizo trizas la liga Triple A, y volvió con los Dodgers, pero su aporte no dio frutos.

Ahora, el pelotero caribeño luce enfocado, tranquilo en el plato y más seguro en los jardines.

El resultado de los primeros siete partidos de la temporada para Puig hablan de este trabajo previo.

Tres cuadrangulares, cinco carreras empujadas y un promedio ofensivo de .318 confirman el buen inicio de temporada de Yasiel Puig, y las perspectivas de una campaña muy productiva.

Y todo indica que los Dodgers marchan al ritmo del son cubano, pues en los triunfos del equipo, es Puig quien lleva la voz cantante.

Su período en Triple A, donde el equipo jugaba con un puñado de fanáticos en las gradas, sin la algarabía ni las luces de las Grandes Ligas, le devolvieron a Yasiel Puig algo que parecía haber perdido al subir tan rápidamente: el deseo de jugar con alegría.

Hoy, el caribeño respira profundo y parece haber dejado atrás esos días.