16 de Ago de 2022

Boxeo

"Es un honor ser el supervisor del pleito"

Un panameño será testigo excepcional de una de las peleas más importantes en la historia del boxeo. Alberto Guerra lo cuenta

Alberto Guerra es el vicepresidente del CMB.

Después de muchos años inmerso en el mundo del boxeo, al compatriota Alberto Guerra le fue entregada una de las responsabilidades más importantes de su carrera.

Guerra supervisará, por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) la mega pelea de campeonato mundial welter (147 libras) entre el estadounidense Floyd Mayweather Jr y el filipino Manny Pacquiao.

‘Me informaron que sería el supervisor del pleito, y de inmediato, me llené de mucho orgullo, porque pensé que habría un panameño atestiguando uno de los eventos del boxeo más importantes de su historia', contó Guerra a La Estrella de Panamá.

La Junta Directiva del CMB, bajo la presidencia del mexicano Mauricio Sulaimán, le encomendó a Guerra el trabajo de ser una especie de testigo excepcional del combate que mayores connotaciones ha tenido en el mundo boxístico en las últimas tres décadas.

EL TRABAJO

La labor que el compatriota desempeñará en el combate Mayweather-Pacquiao no difiere del que ha realizado en múltiples oportunidades, en peleas de campeonato mundial sancionadas por el Consejo Mundial de Boxeo.

‘La labor de supervisión consiste en revisar los contratos originales bajo los cuales se pactó el pleito, a fin de que todo se encuentre en orden; participamos en la ceremonia del pesaje, la lectura de las reglas del combate con el árbitro de la pelea y estamos pendientes de la puntuación que llevan los jueces', explicó Guerra.

Al celebrarse el combate en los Estados Unidos, específicamente en Las Vegas, existe una gran beligerancia de las normativas federales.

‘Esto es usual, cuando las peleas se realizan en Estados Unidos', apuntó Guerra, quien es también vicepresidente del Consejo Mundial de Boxeo.

UNA CARRERA FRUCTÍFERA

Después de más de dos décadas dedicadas al boxeo, llegar a esta instancia, y ser partícipe del histórico combate del próximo 2 de mayo representa, además de un orgullo como panameño, el punto más alto de su tránsito en el deporte de los puños.

‘Hay sido dos momentos importantes; éste, y ser el vicepresidente del CMB. Y es un honor, como panameño, estar presente en este evento', señaló Guerra, quien viajará el 30 de abril a Las Vegas para ser parte de la historia.

==========

MOMENTOS DIFÍCILES

No todo han sido flores en el camino de Guerra como supervisor.

En 2009, cuando debió corregir el resultado del pleito Barrera-Juárez, que favoreció al mexicano.

Un juez sumó mal, y se anunció un empate. La situación llegó a extremos sumamente delicados.