22 de Feb de 2020

Ciclismo

Cuba aplaza su Clásico Nacional de Ciclismo de Ruta por problemas económicos

El Clásico Nacional de Ciclismo de Ruta ha sido pospuesto a causa de la situación que atraviesa la isla como consecuencia del recrudecimiento de las medidas de embargo económico

Ciclismo
El Clásico Nacional de Ruta comenzaba el 18 de febrero en Baracoa.Archivo | EFE

Cuba decidió aplazar hasta el segundo semestre de este año la celebración del VII Clásico de Ciclismo Ruta que debido a la difícil situación económica que tiene actualmente el país caribeño, anunció este viernes la Comisión Nacional de la disciplina.

"La decisión parte de un detallado análisis en torno a los aseguramientos que demanda un evento de ese tipo, especialmente lo vinculado al combustible", precisa el comunicado de la Comisión cubana publicado en el portal deportivo Jit, órgano del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER).

La Comisión añade que el Clásico Nacional de Ciclismo de Ruta ha sido pospuesto a causa de la situación que atraviesa la isla como consecuencia del recrudecimiento de las medidas de embargo económico, financiero y comercial que aplica el Gobierno de Estados Unidos a Cuba.

"Consideramos que aún en medio de la disposición manifestada por las autoridades en cada una de las provincias, se impone no disputar ahora este certamen, que por su complejidad genera un alto volumen de exigencias, para que su posterior desarrollo satisfaga el cumplimiento de los objetivos propuestos", señala la nota.

El Clásico Nacional de Ruta comenzaba el 18 de febrero en Baracoa, la región más oriental del país caribeño para realizar un recorrido en 10 etapas de 1.345 kilómetros a lo largo de Cuba hasta el 1 de marzo próximo.

En 2019 Washington aplicó nuevas sanciones a Cuba que han impactado con dureza en su economía, en represalia por la supuesta injerencia cubana en la crisis venezolana y su apoyo incondicional al presidente Nicolás Maduro.

Desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017, el presidente Donald Trump ha endurecido la política hacia Cuba con el cierre parcial de su embajada en La Habana, el endurecimiento del embargo comercial, restricciones a los cruceros, limitaciones a los viajes de estadounidenses a la isla, y la suspensión de vuelos comerciales y chárter desde EEUU a todas las provincias cubanas, excepto a La Habana.