Temas Especiales

17 de Jan de 2021

Fútbol

Las excentricidades, lujos y otras exquisiteces para los mundialistas

Las peticiones de los seleccionados van desde lo básico hasta cualquier cosa que a usted se le pueda ocurrir

Si Panamá jugara el Mundial de Fútbol, seguro que habría sancocho de gallina y arroz con guandú en la concentración del equipo.

Sería apenas una consideración dietética para los compatriotas; lejos de las exigencias que otros equipos sí han hecho, para sentirse como en casa en la Copa del Mundo de Brasil.

Nuestros vecinos de Costa Rica llevarán arroz y frijoles como elementos básicos de su alimentación.

Esto es para preparar el tradicional ‘Gallo Pinto’, parte de la dieta básica de los ticos.

Además, llevarán una buena cantidad de kilos de café producido en estas tierras, considerado entre los mejores del mundo.

QUÉ DICEN LOS EXPERTOS

Energía, resistencia y producción son los elementos que persiguen los 32 equipos participantes en el torneo que comenzará el 12 de junio.

Y eso, a través de las dietas, es posible. Los expertos en nutrición han sugerido para los competidores alimentos con las condiciones siguientes:

Hidratos de Carbono: principal fuente de combustible para el futbolista. Una dieta debe contener estos elementos, que se consumen para abastecer el cuerpo de combustible para el entrenamiento y el partido.

Proteínas: fortalecen y reparan los músculos, desgastados por el ejercicio y las exigencias del juego. Legumbres, cereales, lácteos y pescado son fuentes de proteínas que deben ser parte de la dieta del futbolista.

Líquidos: agua, principalmente; jugos naturales, infusiones como té, café o chocolate. Complementos imprescindibles.

LOS EXTREMOS

Estas no son las cosas que piden los expertos, sino algunas exquisiteses de los jugadores de fútbol, que en los torneos mundiales se convierten en primadonnas, o en artistas del tipo Ricky Martin, Beyoncé o quizás, Enrique Iglesias.

Por algo más de dos meses, estos ‘divos de las canchas’ piden cosas que parecen inverosímiles.

La selección de Ecuador, por ejemplo, solo ha ‘exigido’ que en el hotel de concentración haya una canasta de bananos (guineo) en cada habitación.

Eso sí, no quieren guineos brasileños; la fruta llegará en un embarque especial desde las plantaciones ecuatorianas.

Honduras ha pedido algo de tecnología a prueba de errores. Han pedido la instalación de un sistema ‘infalible’ de internet, es decir, capaz de soportar cualquier situación climática que suele afectar el ciberespacio.

Además, solicitaron la instalación de seis canales exclusivos de televisión en español; dos de ellos, deberán presentar la programación de las dos principales cadenas del país centroamericano.

En Uruguay, fueron más extremistas. Han pedido una especie de cúpula que los aisle del mundanal ruido; incluso, los aires acondicionados no deben producir ningún tipo de sonido.

Tampoco quieren fisgones en sus entrenamientos. La concentración tendrá una pared especial a prueba de mirones.

Portugal tiene una preocupación extrema con la seguridad de su delegación, y han solicitado la contratación de guardaespaldas, más allá de la cantidad que se había asignado por parte del Comité Organizador.

Cuatro de estos custodios estarán a disposición de Cristiano Ronaldo, la más preciada posesión del onceo luso, recién coronado junto con su compañero Pepe como Campeón de Europa con su club, el Real Madrid.

Tal vez una de las más curiosas y costosas exigencias fue la que hizo la delegación de Japón.

Los asiáticos han pedido que cada habitación, incluyendo al cuerpo técnico, cuente con un jacuzzi, donde se pueda controlar la temperatura del agua y graduar su volumen.

No conformes con eso, su transporte se hará en un autobús japonés, con tecnología y ensambles en Japón, y garantía de piezas en cualquier parte de Brasil donde se encuentre.

De los menos extravagantes, Australia solo quiere estar bien informado, y principalmente por la vía de los periódicos; así que en cada habitación habrá una remesa con los diarios matutinos, en idioma inglés, y una máquina de café para acompañar la buena lectura.

En el equipo de Francia, la diversidad en el origen y procedencia de sus jugadores ha hecho que también sea muy diferente la dieta para cada uno de esos grupos.

Los de origen musulmán no comerán los mismos platos que los criollos o los de origen africano.

Una cosa que sí han exigido es que haya una provisión muy grande de jabón líquido, no solo en todos los baños, sino en todos los sitios de entrenamiento y durante los partidos.

Son solo algunas excentricidades dentro de un torneo deportivo como el Mundial, y sin dudas que todavía faltan las de transportación, y uso de instalaciones.