Temas Especiales

28 de Jan de 2021

Fútbol

El orgullo de levantar la copa en casa

Ocho selecciones han logrado coronarse campeones del mundo, a lo largo de los diecinueve torneos celebrados hasta el momento.

Ganar el Mundial de Fútbol, de seguro es el sueño más anhelado de cada una de las selecciones que compiten en el torneo.

Pero, poder levantar la copa y hacerlo en casa, con su público, es algo que no tiene precio.

Es alcanzar la gloria, es como tocar el cielo con las manos... y un balón de fútbol.

Conquistar la Copa del Mundo cuando se es el anfitrión, suele ser una misión difícil, hasta para el mejor equipo del mundo.

Prueba de ello, es que en las diecinueve ediciones que se han disputado hasta el momento, solo seis selecciones lo han logrado.

Brasil, con cinco títulos, es el equipo que más campeonatos ha conquistado en la historia de los mundiales de fútbol.

Pero también, es uno de los dos equipos que ha probado el amargo sabor de perder en casa, cuando cayó en la final 2-1 ante Uruguay en el año de 1950.

Ese amargo episodio es conocido como el ‘Maracanazo’, debido a que el partido se disputó en el estadio Maracaná, que también será sede de la final de este Mundial.

El otro equipo que tampoco pudo saborear la gloria en su tierra fue Suecia, que perdió la final de 1958, precisamente ante Brasil 5-2.

Es por eso, que levantar la copa en su casa, se ha convertido en una obsesión para los brasileños.

LOS PRIVILEGIADOS

Uruguay dejó plasmado su nombre en la historia por ser el país en el que se celebró por primera vez un Mundial de Fútbol, por allá en el año de 1930.

Durante los Juegos Olímpicos de 1928, la Federación Internacional de Fútbol Asociada ( FIFA), organizó un congreso donde se decidió realizar un torneo de fútbol profesional de nivel internacional en 1930.

Además de Uruguay, varios países europeos mostraron su interés de organizar el campeonato, pero fue los sudamericanos obtuvieron de forma unánime la sede.

Eso implicó, que varios países europeos que habían sido invitados se negaran a participar argumentando que no podían costear el largo viaje.

A la primera copa denominada ‘Julet Rimet’, solo asistieron 13 selecciones, entre ellas cuatro de Europa: Francia, Bélgica, Yugoslavia y Rumanía.

La final la disputaron Argentina y Uruguay en el estadio Centenario, el 30 de julio de 1930. Los uruguayos vencieron a los argentinos 4-2, conviertiéndose en el primer equipo que gana el Mundial en su casa.

En poco tiempo, el Mundial se había convertido en un acontecimiento deportivo que había llamado la atención de todo el mundo.

Cuatro años más tarde (1934), le correspondió a Italia organizar el segundo Mundial, un torneo que se caracterizó por la ausencia de Uruguay y otros equipos sudamericanos, que decidieron no asistir, en respuesta al boicot de algunos países europeos en 1930.

Los italianos jugaron la final ante Checoslovaquia y conquistaron el título tras vencer 2-1.

Habían transcurrido cinco mundiales y 1966, la responsabilidad de realizar el torneo recae en Inglaterra.

En la competencia participaron 16 selecciones, divididas en 4 grupos de 4 equipos donde los 2 primeros de cada grupo avanzaron a la ronda de cuartos de final, a partir de la cual se dieron duelos de eliminación directa.

Inglaterra, que había eliminado a Portugal 2-1, enfrentó a la poderosa Alemania, que había llegado a la final, luego de dejar en el camino a la Unión Soviética.

La final entre los ingleses y los alemanes se jugó en el estadio de Wembley, el 30 de julio de 1966.

Luego de empatar a dos goles durante el tiempo reglamentario, se realizó una prórroga en la que Geoff Hurst anotó uno de los goles más polémicos de la historia conocido como el ‘gol fantasma’.

Finalmente, los ingleses vencieron 4-2 , y se convirtieron en el tercer equipo que logró conquistar una copa en casa.

En 1974, Alemania organiza el torneo con la participación de 16 selecciones.

Aparece por primera vez la actual versión de la actual copa mundial, ya que la Julet Rimet, se la había ganado Brasil.

Los alemanes disputaron la final ante Holanda, conocida entonces como la ‘Naranja Mecánica’, y se alzaron con el triunfo 2-1.

Los alemanes fueron los primeros en levantar la Copa de la FIFA y el cuarto equipo en lograr el título en su tierra.

Argentina realizó el torneo en 1978. La copa regresaba a América, desde el Mundial de Chile en 1962.

Bajo el mando del técnico César Luis Menotti, los argentinos llegaron a disputar la final ante Holanda, que llegaba a su segunda final consecutiva.

Luego de empatar en el tiempo reglamentario 1-1, los argentinos superaron a los holandeses 3-1.

Francia fue la sede del Mundial de 1998, en un torneo en el que participan por primera vez 32 selecciones.

Luego de una primera fase perfecta, los franceses enfrentan en la final a uno de los favoritos, Brasil.

Con una actuación brillante de Zinedine Zidane, los franceses se coronaron por primera vez campeones.