20 de Feb de 2020

Fútbol

Fiscalía salvadoreña acusa a jugadores de la selección

Los cargos por amañar partidos, corrupción, lavado de dinero y otros también caen sobre empresarios y directivos del balompié del país

Fiscalía salvadoreña acusa a jugadores de la selección
Dagoberto Portillo (i) portero de ‘La Selecta’, es uno de los implicados.

La Fiscalía de El Salvador acusó a 11 futbolistas salvadoreños y a tres empresarios, dos de ellos nicaragüenses, por su presunta implicación en el amaño de partidos de la selección local, informó esa institución.

La acusación fue presentada este fin de semana ante el Juzgado Quinto de Paz de San Salvador, indicó la cuenta de Twitter de la Fiscalía General de la República (FGR).

Precisó que se pidió ‘detención para 11 ex jugadores de la Selecta (como se llama a la selección salvadoreña), acusados de lavado de dinero y agrupaciones ilícitas’.

‘Junto a los jugadores también serán procesados 3 empresarios, acusados de los mismos delitos’, añadió la comunicación.

El jefe de la Unidad de Intereses de la Sociedad de la FGR, Julio Arriaza, apuntó que el expediente del caso suma unas 8 mil páginas e involucra a otras 25 personas, según declaraciones publicadas por el diario La Prensa Gráfica.

Arriaza lamentó que la investigación se ha dificultado porque en la legislación penal salvadoreña ‘la conducta de los jugadores no se encuentra regulada’ adecuadamente.

IMPLICADOS

Los jugadores acusados, según el rotativo, son Miguel Montes, Dagoberto Portillo, Marvin González, Mardoqueo Henríquez, Romeo Monteagudo, Miguel Granadino, Darwin Bonilla, Dennis Alas, Ramón Sánchez, Cristian Castillo y William Osael Romero.

La acusación incluye al empresario malí-singapurés Gaye Alasanne y a los nicaragüenses Mauricio Collado y Yaser Arauz, supuestamente vinculados con una empresa que arreglaba partidos a favor de apostadores internacionales.

LOS HECHOS

De acuerdo con la versión de la FGR, el expediente incluye registros migratorios y bancarios, y confesiones de algunos futbolistas que admitieron haber amañado juegos oficiales y amistosos de la selección salvadoreña entre 2009 y 2013.

La FGR y la Policía Nacional Civil allanaron entre el 21 y el 22 de agosto de 2013 las casas de varios futbolistas investigados por el arreglo de partidos, operaciones en las que decomisaron computadoras, teléfonos móviles y otros aparatos que pudieran contener información sobre los sobornos.

El año pasado, de 27 jugadores investigados por esa práctica, la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) castigó a 23 (15 de por vida y ocho por distintos períodos) y absolvió a cuatro.

El anterior presidente salvadoreño, Mauricio Funes, así como diversos sectores y de la prensa deportiva, demandaron que se investigara a dirigentes del fútbol por su posible participación en el amaño de partidos.