La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Fútbol

Portugal y Chile miden fuerzas

El campeón de Europa y el campeón de América definen mañana, cuál será el primer finalista de la Copa Confederaciones que se disputa en Rusia

Ronaldo contra Alexis. Portugal contra Chile. El resultado de la primera semifinal de la Copa Confederaciones dependerá del juego de las principales estrellas del torneo.

Son los referentes en sus equipos, Real Madrid y Arsenal, y de sus selecciones, las grandes favoritas a alzarse con el trofeo, pese a debutar en esta competición.

‘Vamos a enfrentar a una de las selecciones favoritas. Sabemos las dificultades que Chile presentará'

PIZZI FERNÁNDEZ,

VOLANTE DE PORTUGAL

A imagen y semejanza del mexicano Hugo Sánchez, Cristiano se ha ido acercando al área y cada vez gasta menos energía en otras labores para reconvertirse en un goleador puro, mientras Alexis es un jugador universal, que vale tanto para el contraataque como para el juego posicional.

Los aficionados rusos llenan los estadios donde juega Portugal sólo para poder ver de cerca a Cristiano, que se ha convertido en la imagen de marca de la Copa Confederaciones.

El astro portugués comenzó el torneo inquieto por sus problemas con la Hacienda española y los rumores de su salida del Real Madrid, pero según avanzaban los partidos ha ido recuperando la sonrisa.

Ante México no marcó, pero hizo temblar el larguero con un magnífico disparo y dio a Quaresma el pase del primer gol de su equipo.

Recuperó su mejor versión ante Rusia, ya que anotó el único gol del encuentro a los nueve minutos y fue una constante pesadilla para la defensa del equipo anfitrión.

Aunque sólo marco de penalti, también estuvo muy activo ante Nueva Zelanda, golpeó el larguero con otro estupendo cabezazo, aunque fue sustituido mediada la segunda parte por primera vez en casi cuatro años con las ‘quinas'.

El jugador madridista es ahora el máximo goleador del torneo, empatado a dos goles con los alemanes Stindl y Werner.

Pese a empezar renqueante, Alexis ha sido el futbolista más determinante de la Copa Confederaciones, ya que por si solo ha sacado a La Roja de todos los atolladeros en que se ha metido, que no han sido pocos.

Jugó sólo media hora ante Nueva Zelanda, pero dio el pase del primer gol a Arturo Vidal y protagonizó en solitario la jugada que acabó en el tanto de Vargas. Ante los alemanes salió como un vendaval, al igual que el resto de su equipo, y marcó a los seis minutos tras un buen pase de Arturo Vidal.

Aterrorizó a la defensa alemana con su endiablada velocidad, al igual que en el tercer partido ante los australianos.