Temas Especiales

22 de Sep de 2020

Fútbol

El fútbol no se toma respiros en el mundo

Una gran cantidad de eventos de clubes y selecciones nacionales tendrá muy ocupados a los que aman en balompié con pasión

El mundo del fútbol se acerca a un período de alto impacto en el plano deportivo.

AMPLIO PANORAMA

Europa cierra una de sus temporadas históricas con el dominio de los clubes británicos en las dos grandes competencias de clubes.

Arsenal y Chelsea dirimirán el 29 de mayo la supremacía en la Europa League, mientras que el 1 de junio, serán el Tottenham y el Liverpool quienes determinen quién será el nuevo campeón de la Champions League.

Mientras tanto, varias competencias de selecciones importantes se asoman en el horizonte.

El Mundial Sub-20, principal vitrina de talento joven del fútbol mundial, inicia la próxima semana en Polonia, con la participación de 24 selecciones nacionales.

7

de junio, dará principio en Francia la Copa del Mundo de fútbol femenino, con la participación de 24 selecciones nacionales.

29

de julio, comienza la competencia de fútbol en los Juegos Panamericanos de Lima, Perú. Ese día, Panamá se mide a México.

Además, la Copa América comienza el 14 de junio en Brasil, reuniendo a las selecciones nacionales de los países sudamericanos, agregando a dos invitados: Japón y Qatar.

La Copa Oro celebra su décimo quinta versión, disputándose por primera vez en tres sedes, con la participación de 16 selecciones nacionales de la Concacaf.

Para cerrar las competiciones, el fútbol tendrá acción en los Juegos Panamericanos que comienzan a finales de julio en Lima, Perú, también con participación de selecciones nacionales.

También estarán los eventos del fútbol femenino, con el campeonato mundial femenino, que da principio el 7 de junio en París, Francia.

Toda esta acción se producirá mientras los grandes clubes de fútbol intentan seducir a otros equipos y jugadores para atraerlos en un proyecto que sin dudas incluye no solo ganar torneos locales y copas, sino también un interés económico bastante marcado.

Mientras tanto, el balón seguirá rodando por todo el mundo, esparciendo en él la buena semilla de la competencia sana, y el ‘fair play' bien marcado.