Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Fútbol

River Plate sigue dominando el continente

El equipo de Buenos Aires consiguió este martes el boleto a su séptima final de la Libertadores y segunda consecutiva, imponiéndose en una de las semifinales del torneo a su archirrival Boca Juniors

River_Plate_sigue_dominando_el_continente-0
River Plate dejó en el camino a su rival número uno, Boca Juniors.Servicios internacionales

Hace un par de años hablábamos de la época dorada de Zidane y los blancos, que lograban un hecho sin precedentes en el viejo continente, tres orejonas seguidas en la máxima competencia de Europa. Era la primera vez que un club alcanzaba dicho registro y ha marcado un hito en el fútbol mundial. Pero guardando las debidas proporciones, al conjunto 'Millonario' en esta época se le debe considerar como el gigante de estos lares del planeta.

Con su clasificación ganada ante Boca, será la séptima ocasión en la historia del club que alcanza una final de la Copa Libertadores, la segunda consecutiva y la tercera en la era Gallardo.

El 'Muñeco' Gallardo tiene cinco años al mando de River y ha sabido moldear con paciencia y trabajo a un equipo de época en Sudamérica. En 2015, un año después de su arribo al equipo, logra ganar la Copa Libertadores venciendo en la final a los Tigres de México, a los cuales se había enfrentado en la fase de grupos, saldando con empate ambos partidos. En la final de ese año, River sacó un valioso 0-0 de Monterrey y en la vuelta en el Monumental goleó al club mexicano por 3-0, para conseguir el primer título grande de Gallardo como técnico y romper una larga sequía para los 'Millonarios' que tenían diecinueve años de no disputar la final del certamen.

River_Plate_sigue_dominando_el_continente-1
Marcelo Gallardo dirigirá la tercera final con el equipo 'Millonario'.Servicios internacionales

Ese mismo año, River llega a la final del Mundial de Clubes en Japón, donde caen derrotados 0-3 ante el tridente catalán de Messi, Neymar y Suárez, en la final del Estadio Internacional de Yokohama. Fue una final top en la previa del encuentro, el mejor equipo de Europa y el resucitado grande de América.

Luego de dos años de ausencia en el partido decisivo de la Libertadores, a finales de 2018, disputaría la final más esperada de la historia del fútbol contra Boca, donde por primera vez se enfrentaban dos eternos rivales en una final continental. River, sin Marcelo Gallardo en el banco de suplentes (suspendido) empataría el primer encuentro en 'La Bombonera' solo con público de Boca (2-2). El segundo encuentro se disputaría en el Santiago Bernabéu con público de ambas parcialidades, debido a la suspensión del estadio Monumental por piedrazos de un pequeño grupo de fanáticos de River, hacia el bus que transportaba a los jugadores de Boca a 700 metros del estadio. A pesar de tener la desventaja deportiva de no jugar en su estadio y con su gente, como estaba estipulado en un principio, luego de empatar 1-1 en los 90 minutos, River se impondría con un contundente 3-1 en tiempo suplementario, consagrándose así como campeón de la última edición de la Copa Libertadores de América.

River Plate jugará su tercera final continental en cinco años, lo que sin duda lo convierte en el equipo dominante de América. El club argentino quiere seguir cosechando éxitos convirtiéndose en el plantel más dominante de América. El próximo 23 de noviembre, fecha de la final en el Estadio Nacional de Santiago de Chile, podríamos ser testigos de un título más para el palmarés, de uno de los mejores clubes de la historia del fútbol.