Temas Especiales

13 de Aug de 2020

Fútbol

Inmune al coronavirus, la liga de fútbol arranca en Bielorrusia

La pasada semana ya se habían disputado partidos de Copa con público en este país, donde se han registrado hasta ahora 51 casos de COVID-19.

Bielorrusia lista para comenzar la liga
Bielorrusia lista para comenzar la ligaRedes Sociales

Mientras el resto de Europa ha colgado las botas hasta nuevo aviso, la liga bielorrusa de fútbol arranca este jueves después de mantener consultas con la UEFA.

El Baté visita hoy al Energetik en el partido que da inicio al campeonato de liga, que cuenta con dieciséis equipos en su división de honor.

La pasada semana ya se habían disputado partidos de Copa con público en este país, donde se han registrado hasta ahora 51 casos de COVID-19.

La Federación Bielorrusa de Fútbol explicó que la decisión de iniciar el campeonato según el calendario previsto se adoptó durante la videoconferencia del martes con la UEFA.

Además, agregó que la federación supervisa diariamente la situación epidemiológica en el país y que, en caso de necesidad, adoptará las medidas de seguridad correspondientes.

"Muchos campeonatos han sido suspendidos, pero nuestra temporada acaba de empezar, ya que jugamos según el sistema primavera-otoño. Esta semana disputamos la primera jornada", explicó Alexandr Aleinik, jefe de prensa de la federación.

Los clubes han aceptado de buen grado la decisión y tienen previsto disputar sus partidos con público en las gradas, al menos, durante la primera jornada de liga.

El Dinamo Brest se alzó con el título de liga la pasada temporada, aunque los trece anteriores pertenecen al todopoderoso Baté, que los ganó de forma consecutiva.

Con el fin de contener la pandemia, Rusia cerró esta semana la frontera con Bielorrusia, cuyo presidente, Alexandr Lukashenko, ha recomendado a la población que vayan a la sauna, beban vodka y trabajen mucho para matar el virus en su organismo.

Anteriormente, suspendieron sus campeonatos las federaciones rusa y ucraniana, mientras la turca también continuará la competición como la bielorrusa, aunque a puerta cerrada.