Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Fútbol

El retorno de la Premier League

¿Cuál será el estado físico de los jugadores luego de tantos días de inactividad y óxido muscular?, ¿cómo se resolverá, a lo largo de las nueve fechas pendientes, el título, los cupos europeos y los descensos?

La Premier League regresa tras ¡100 días! parada.EFE

Liverpool

El equipo de Klopp apenas necesita dos victorias para consagrarse campeón de esta temporada. Este título es la obsesión primordial de jugadores, cuerpo técnico, dirigentes y sedientos aficionados. Recordemos que son 30 años de sequía, en la que el Liverpool no ha logrado el título de liga. Antes del cierre obligado por la pandemia, los Rojos no vivían sus momentos más felices. Habían sido eliminados de la Champions a manos del Atlético de Madrid y de la FA Cup por cuenta del Chelsea.

En el presente, los Rojos retornan con las pilas más que recargadas. Principalmente gracias a Klopp que se mantuvo atento a las evoluciones individuales de cada jugador en aislamiento y creó un grupo de Zoom que los mantenía conectados, dialogantes y desplegando las más positivas energías. No hay duda: el Liverpool será el campeón. Su ventaja gigantesca es inalcanzable. Sus únicas dudas tienen que ver con dónde serán coronados y cómo celebrarán en medio de los cercos y restricciones de la pandemia.

Alisson y Jordan Henderson han superado sus molestias físicas. No hay otros lesionados. La vía se ve muy libre y dispuesta para saludar al nuevo campeón.

Durante la cuarentena, los jugadores se vieron muy concentrados en sus metas y mantuvieron una conducta ejemplar. Ni pachangas ni barbacoas con elevados números de vecinos ni escapadas fuera de tiempo a los parques o a las playas cercanas.

Su capitán James Milner es uno de los mayores impulsores de Players Together, una organización compuesta por jugadores de distintos clubes, que ha recaudado millones de libras destinadas a los trabajadores de la sanidad inglesa.

Manchester City

El equipo de Pep Guardiola retorna con la Copa Carabao en el bolsillo y serias aspiraciones tanto en la FA Cup (está en cuartos de final) y la Champions League. Dentro de la Premier League, sus aspiraciones se reducen a mantener el segundo lugar. Concentrarse no será lo más fácil, pues en julio el TAS (la corte suprema mundial del arbitraje de asuntos deportivos) deberá emitir su fallo en el que el City podría quedar inhabilitado para disputar las dos próximas Champions por incumplimientos en el Fair Play financiero de la UEFA. Esto implica que el once dirigido por Guardiola deberá enfrentar estos últimos nueve partidos, con una muy pesada espada de Damocles colgando ominosa sobre sus cabezas.

¿Buenas noticias? El retorno de Aymeric Laporte es quizá la mejor, sobre todo si tomamos en cuenta las fragilidades defensivas que han aquejado al City a lo largo de la temporada.

Marcus RashfordEFE

Del mismo modo que el Liverpool vive obsesionado con el título de la Premier League, el Manchester City sueña despierto y dormido con obtener su primera Champions League. No quiero sugerir con esto que los Citizens vayan a tomarse los nueve partidos finales de la liga a la ligera. La relajación no es parte del libro de Guardiola. Así que podemos esperar intensidad competitiva desde el primer segundo.

En cuanto al comportamiento de los jugadores durante la cuarentena, podríamos considerarlo ejemplar. Eso, si exceptuamos las parrandas sexuales de Kyle Walker, y un inocente, pero prohibido partido de fútbol-playa en el que Ben Fodde participó.

La madre de Guardiola falleció de Covid-19 y el entrenador donó 1 millón de euros para la lucha contra la enfermedad en España.

Leicester

Cuando se suspendió la liga, el Leicester era la gran sorpresa de esta temporada. Muy por encima de lo esperado, el equipo que dirige Brendan Rodgers ostenta una magnífica tercera posición en la tabla. La mejor noticia del retorno es la recuperación total del centrocampista nigeriano Wilfried Ndidi. Durante el tiempo que Ndidi estuvo de baja, el equipo descendió su rendimiento. Ndidi es el ancla y el mayor factor de equilibrio de los Zorros. La mala noticia es que Ricardo Pereira, uno de los mejores laterales derechos de la liga, se perderá el resto de la temporada.

Los perseguidores más cercanos del Leicester, el Chelsea y el Manchester United han venido recortando la ventaja que mantenían los Zorros. Quizá por esta razón, Brendan Rodgers les insistió a sus jugadores que observasen con pasión y detenimiento el documental The Last Dance, que narra la imparable obsesión de triunfo del genial Michael Jordan.

Durante la cuarentena, los jugadores mantuvieron la disciplina. El único punto negativo es que Brendan Rodgers contrajo la enfermedad, aunque su recuperación fue rápida y eficaz.

Chelsea

El equipo que dirige Frank Lampard es otra agradable sorpresa esta temporada. Muy pocos esperaban que se mantuviera en cuarto lugar en la recta final del campeonato. El plantel es limitado. Lampard le ha dado oportunidades a los más jóvenes, y aunque el equipo ha mostrado algunas inconsistencias, todavía sostiene la última plaza que clasifica a la Champions. Sin embargo, la amenaza del Manchester United, desde su expectante quinto lugar, es motivo de sensible preocupación. Por eso se celebran los retornos de Kovacic, Pulisic y Loftus-Cheek. Falta saber la situación del estupendo Ngolo Kanté, quien se mostró muy aprensivo respecto a volver a jugar, debido a su miedo profundo a contraer Covid-19. El Chelsea se está armando muy bien para la siguiente temporada. Se dice que llegarán Ziyech (Ajax), Chilwell (Leicester) y Timo Werner (Leipzig), entre otros. Por ello, mantener la cuarta posición resulta esencial como garantía de llegar a la próxima Champions League. Seguramente la clave será jugar con astucia y paciencia, algo que el Chelsea ha disfrutado apenas con intermitencias a lo largo de la temporada.

Manchester United

Cuando se suspendió la liga, pocos estaban más frustrados que el United. Estaban en medio de una racha positiva. Habían vencido a su archirrival Manchester City en los dos enfrentamientos de la liga, por primera vez en los últimos diez años. Todo parecía fluir hasta que llegó el parón.

Mucho de esta racha positiva previa a la cuarentena se le debe atribuir al portugués Bruno Fernandes, quien llegó al club durante el mercado de invierno. Su impacto fue inmediato y significó un golpe de calidad y confianza dentro de una escuadra muy inconstante.

Otro aspecto positivo es el posible retorno en plena forma de Paul Pogba y Marcus Rashford. Al igual que le sucede al Chelsea, es fundamental para las expectativas deportivas y económicas de un poderoso como el United acceder a la próxima Champions.

La persecución ha comenzado.