27 de Oct de 2021

Fútbol

Piden vigilancia a quienes compartieron con hinchas británicos en Oporto

La noche del sábado terminó con un policía herido leve y dos hinchas británicos detenidos y las críticas contra el Gobierno de António Costa no se han hecho esperar

Miembros de la policía vigilaban la zona asignada a los aficionados ingleses llegados a Oporto
Miembros de la policía vigilaban la zona asignada a los aficionados ingleses llegados a OportoEFE

Las autoridades sanitarias de la Región Norte de Portugal, que engloba a Oporto, pidieron hoy vigilancia y una reducción de sus contactos a quienes estuvieron con los hinchas británicos que asistieron este fin de semana a la final de la Champions en esta ciudad lusa.

Las autoridades sanitarias regionales recomendaron, en un comunicado, que durante los próximos 14 días "quienes frecuentaron alguno de los locales definidos para este evento (Champions) o espacios similares" presten atención a posibles síntomas de covid y limiten sus contactos.

Miles de aficionados británicos acudieron este fin de semana a Oporto para asistir a la final de la Champions que el sábado le dio la victoria al Chelsea frente al Manchester City en el estado Do Dragao.

Pese a que el Gobierno portugués había prometido "medidas extraordinarias" y asegurado que los británicos se mantendrían en las "fanzone" habilitadas para cada equipo, cientos de personas abarrotaron las terrazas, sin mascarilla ni distancia mínima y se multiplicaron los incidentes violentos.

La noche del sábado terminó con un policía herido leve y dos hinchas británicos detenidos y las críticas contra el Gobierno de António Costa no se han hecho esperar.

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, ha pedido coherencia y desde la oposición se ha hablado de "vergüenza" por la falta de control y el doble rasero del Gobierno, que veta al público en eventos nacionales y permite cerca de 15.000 personas en un estadio para la final de la Champions.

Entre médicos y especialistas se han multiplicado las voces que alertan sobre el riesgo de las variantes británica e india de la covid, más frecuentes en Gran Bretaña.

Portugal, que termina este fin de semana sin muertos por covid y mil nuevos casos, acumula 17.000 víctimas mortales desde el inicio de la pandemia.

Tras un severo confinamiento, el país consiguió colocarse entre los primeros del mundo en el control de la enfermedad y relajar las restricciones, pero mira ahora con preocupación la evolución en Lisboa, donde se registra el mayor número de casos.