28 de Nov de 2022

Fútbol

Protestas para reivindicar los derechos humanos salpican al deporte

El mundo futbolístico no ha esquivado la posibilidad de plantear su postura, desde las acciones de los jugadores, ante escenarios de violaciones de derechos humanos

Protestas para reivindicar los derechos humanos salpican al deporte
Dinamarca se sumó a las protestas en contra del Mundial de Catar 2022.EFE

El mundo del deporte ha sido sacudido en los últimos días a raíz de diversas protestas en contra de la violación de los derechos humanos.

En el caso de países como Irán, recientemente en un partido amistoso entre la selección de este país y la de Senegal, los jugadores iraníes que saltaron al campo se taparon el escudo de la federación de Irán durante el himno nacional, como un mecanismo de protesta por el fallecimiento de la joven de 22 años Mahsa Amini, tres días después de su arresto en Teherán por haber infringido el código de vestimenta.

Muchos de los manifestantes se reunieron en las afueras del estadio para corear a los jugadores que apoyaron el movimiento en contra de las autoridades.

Según recoge el diario La Vanguardia, la portavoz del movimiento Mehran Mostaed exclamó al equipo iraní “estamos aquí para implorar: por favor, apóyennos en lugar de oponerse a nosotros”.

Protestas para reivindicar los derechos humanos salpican al deporte
Mehdi Taremi, jugador de la Selección de IránEFE

“Por supuesto que hay repercusiones para un futbolista que expresa su apoyo, porque en Irán las consecuencias son realmente importantes para quienes se opongan al régimen. Pero claramente, tienen que estar preparados para sufrirlas”, añadió.

Otro que se ha unido a este movimiento ha sido el excapitán de la Selección Nacional de Irán Mehdi Mahdavikia, quien argumentó que las autoridades han estado ignorando la voz del pueblo.

Dinamarca se planta en contra de Catar

En días pasados, otro de los equipos que se hizo sentir por las violaciones a los DD.HH. fue la Selección Nacional de Dinamarca.

En el partido ante Francia por la UEFA Nations League, no fue visible la marca que viste a los daneses, Hummel, y tampoco el logo de la federación.

En una publicación de Instagram, la marca deportiva Hummel escribió que esta nueva camiseta tiene la intención de enviar un doble mensaje. Rendir homenaje a la Selección de Dinamarca que participó en la Eurocopa 92 y protestar en contra de Catar por su historial con relación a los derechos humanos que ha sido tema de controversia desde que se escogió esta sede para la justa mundialista.

“Por este motivo hemos atenuado todos los detalles de las nuevas camisetas de Dinamarca para el mundial, incluido nuestro logotipo y los icónicos chevrons (los galones en forma de uve característico en los diseños de la firma). No queremos ser visibles durante un torneo que ha costado la vida a miles de personas”, destacó la marca deportiva.

Ante esta situación, el Comité Supremo de Catar 2022, a través de un portavoz rechazó la postura de Dinamarca y destacó el “compromiso de proteger la salud y seguridad de los trabajadores que han construido los estadios del mundial”.

“Hemos trabajado diligentemente junto al Gobierno catarí para garantizar que el torneo deje un legado social duradero. Este compromiso ha contribuido a la realización de importantes reformas en el sistema laboral, promulgando leyes que protegen los derechos de los trabajadores y garantizando la mejora de sus condiciones de vida”, argumentó.

Quedará por ver si finalmente Dinamarca saltará con esta vestimenta durante el torneo en noviembre.

Los capitanes a favor de la comunidad LGTB+

Este ha sido otro de los temas más recurrentes de cara a la justa mundialista. Capitanes de las selecciones nacionales de Europa que estarán presentes en Catar 2022, han acordado entre ellos y presentado ante la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) la opción de utilizar un brazalete de arcoíris con un corazón en apoyo a la comunidad LGTB+.

Hay que recordar que en Catar son ilegales las relaciones homosexuales en público, hacerlo en el país catarí conlleva una condena de hasta siete años de prisión, mientras que en otros países del golfo Pérsico puede implicar una condena de muerte.

Ocho de las trece selecciones europeas han optado por apoyar este movimiento llamado One Love, sin embargo la FIFA se ha opuesto a esta iniciativa porque, según las normas, los capitanes de las 32 selecciones participantes del mundial deben utilizar el equipo de implementos otorgados por el ente deportivo.

El capitán de la Selección Nacional de Inglaterra, Harry Kane, expresó en un comunicado “que llevemos el brazalete junto al nombre de nuestros equipos enviará un mensaje claro cuando el mundo nos estará mirando”.

A su vez, la Federación de Gales argumentó que “se ha hecho un pedido a la FIFA en procura del permiso para que los brazaletes se puedan lucir durante la Copa Mundial de la FIFA”. Sin embargo, hasta el momento el ente deportivo no ha hecho comentarios al respecto.

Vale la pena rescatar que Portugal, España, Polonia, Croacia y Serbia no se han sumado a esta iniciativa. Aunque el caso de Polonia es especial, ya que su capitán Robert Lewandowski lucirá una banda de capitán con los colores de Ucrania “en apoyo a la paz”, declaró el jugador del FC Barcelona.